Despliega el menú
Huesca

SD. HUESCA

"Quiero mucho al Cádiz, pero me quiero más a mí"

antonio calderón El técnico azulgrana se considera "del Huesca" y espera unos jugadores tranquilos y una afición comprometida para sacar adelante este partido clave. "Haré todo lo posible por ganarles", asegura.

El técnico Antonio Calderón se refresca durante un receso del entrenamiento de ayer en el Instituto Montearagón.
"Quiero mucho al Cádiz, pero me quiero más a mí"
JAVIER BLASCO

Antonio Calderón lleva impreso en su DNI, su alma y su acento que es de Cádiz y del Cádiz. Pero lo de esta tarde no es una chirigota, y el míster se debe al Huesca por contrato, coherencia y orgullo profesional. Que nadie dude de su compromiso en su último partido de la temporada en El Alcoraz, con tanto en juego y con su maestro Víctor Espárrago a unos pocos metros más allá. Así lo recalcó en su rueda de prensa de ayer.

"Ahora mismo, soy un oscense más. Deseo que el Cádiz se salve... perdiendo aquí. Si luego ganan al Numancia y se salvan, estaré contento porque es mi equipo. Soy un aficionado más del Huesca, me debo al Huesca y voy a hacer todo lo posible por ganarle". Y añadió el dato de que "siendo futbolista, les metí goles con el Mallorca y el Rayo. Les quiero mucho, pero primero me quiero más a mí". Un mensaje claro para borrar a la primera cualquier atisbo de insurrección amarilla a la causa azulgrana.

Antes de dejar claro este punto, Calderón repasó el trabajo semanal en sintonía a lo que ya habían afirmado días atrás pesos pesados como Sorribas o Corona. "Hemos trabajado con muchísima intensidad y los jugadores saben de la importancia de este partido. Estamos motivados y mentalizados, creemos que se ha preparado bien el partido y ahora se trata de estar tranquilos", explicó.

En un Huesca-Cádiz de este calibre, "influyen muchísimas variables. Hemos intentado tenerlas todas controladas dentro y fuera del campo. Los detalles marcan muchas veces, por pequeños que sean, y hay que estar muy concentrados. El equipo lleva así varios encuentros y esa es la satisfacción y tranquilidad que tenemos".

El empuje anímico del gol de Camacho en Villarreal puede ser el faro que guíe a los oscenses, con la lección del pundonor bien aprendida durante todo el campeonato. "Es importante que el equipo no se vea sorprendido y pelee hasta el final. El mérito fue que nunca nos venimos abajo, que peleamos hasta el final con más o menos acierto y fútbol. Nadie baja los brazos, y la recompensa llegó con el gol en el último minuto", aseveró Calderón.

Y con la grada, el entrenador no alberga dudas: "Estamos encantados con la respuesta de la afición la semana pasa, la anterior y esta. Se dan cuenta de que esto es de todos, que todos sumamos. Que el campo se llene ayudará muchísimo al equipo y puede pesarle al rival". Y eso que advierte de que no se va a acudir en busca de deleite. Los que lo hagan se encontrarán con músculo y toneladas de tensión. "No es como al principio y la mitad de la temporada -argumentó-, en la que se venía a ver fútbol. Ahora, se viene a sufrir, a hacer todo lo posible por ganar. En Villarreal, les animaba a seguir aunque no fuera del todo bien, importaba que no decayeran. Por eso el apoyo de la gente es positivo".

A la hora de analizar a los amarillos, Calderón subrayaba en rojo que "poseen una de las plantillas más caras de la categoría, no sé si la cuarta o la quinta. Gente con nivel de Primera y la ventaja de poseer un punto más que nosotros y terminar la liga en casa. Nos tenemos que centrar en nosotros y sabemos que hay que ganar. Después, analizaremos los resultados de la jornada para saber en qué situación nos encontramos. Ellos tienen un punto más y no querrán perder". Así que de calculadoras, hasta el final, nada.

Por ahora, "tenemos la mente puesta en ganar a Cádiz y Celta. No sabemos cómo acabará la jornada, y si seguimos igual ya no dependeremos de nosotros mismos. Es un partido bonito en el que podemos competir bien. Hay que pelearlo y estamos muy capacitados". Para terminar, Calderón estructuró otro mensaje positivo para una tarde que espanta a las sombras: "Llevamos cuatro derrotas seguidas en casa, pero quizá sea la del Real Unión la que ha marcado este final de liga. Pero el comportamiento del equipo ha sido fantástico, y lo seguirá siendo hasta el final".

Etiquetas