Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

PATRIMONIO

Adjudicada la restauración de otra capilla en la iglesia de San Pedro

La Dirección General de Patrimonio ha adjudicado, por fin, las obras de restauración de las capillas de los santos Justo y Pastor y del Carmen en la iglesia de San Pedro el Viejo de Huesca. Se trata de una intervención largamente esperada por la situación de deterioro en que se encuentra, sobre todo, la capilla de los niños santos, una construcción que se anexionó al templo románico en el siglo XVII.

El proyecto de rehabilitación está redactado desde hace varios años. De hecho, en 2002, ya se urgía la recuperación de las pinturas murales del oratorio. A finales de 2008 los ministerios de Fomento y Cultura acordado financiar las obras con cargo al 1% Cultural para la recuperación del patrimonio histórico. La ayuda concedida es de 192.108 euros, el 75% del valor de la inversión total, que alcanza los 214. 905 euros (con IVA). El Obispado de Huesca pidió la licencia de obras a principios de este año. La empresa Damarín S.L. se hará cargo de los trabajos.

Esta firma también ha acometido la rehabilitación de las cubiertas del claustro del templo y la mejora de la capilla de San Bartolomé, panteón real donde se espera la vuelta de los restos de los reyes Ramiro el Monje y Alfonso el Batallador. Ambos cuerpos fueron exhumados a mediados de 2008 para llevar a cabo un estudio sobre los Reyes de Aragón.

La capilla de los santos Justo y Pastor es de traza barroca, pero mantiene la arquitectura renacentista con una galería superior que es donde está el arca que contiene las reliquias de los santos, señaló Eduardo Cuello, arquitecto y presidente de la Asociación Obreros de San Pedro. Su interior, donde hay un retablo barroco, está decorado con unas pinturas murales del siglo XVII “de bastante calidad y autor desconocido”, apunta Cuello. Parte de ellas fueron restauradas en 1986, cuando se quitó el yeso que cubría las paredes y en el lado derecho aparecieron las figuras de San Vicente, San Valero y Santa Paciencia. El resto de la pintura, muy deteriorada, está a la espera de la restauración ahora adjudicada.

Filtraciones de agua

El presidente de la asociación explicó que, tanto las cubiertas como la linterna superior de la capilla se hallan en bastante mal estado debido a las filtraciones de agua y la volumetría exterior también está muy dañada.

El oratorio, situado en el extremo norte de la iglesia, se construyó en un momento de intensa devoción a los santos Justo y Pastor en Huesca, con grandes celebraciones litúrgicas sobre los niños mártires. Se empezó construir en 1643 para reemplazar la capilla anterior, en la que estaban depositados los restos de los santos desde 1499. En la galería superior se colocó el arca con las reliquias. Es’ta permanece cerrada bajo cuatro llaves que custodian la parroquia y el ayuntamiento. Aquí también se venera a San Urbez, quien según la leyenda custodió las reliquias de los santos Justo y Pastor en Nocito.

Las obras adjudicadas implican también a la capilla del Carmen, que está al final de la nave lateral izquierda. “La actuación corregirá los problemas de filtraciones de agua e intentará recuperar la calidad del ambiente decorativo”, apuntó Eduardo Cuello.

Etiquetas