Huesca

PATRIMONIO

Jornada de puertas abiertas en el Museo Diocesano de Jaca para recibir a sus primeros visitantes

El museo, que fue inaugurado el pasado 9 de febrero por los príncipes de Asturias, cuenta ahora con el doble de superficie expositiva que cuando fue cerrado en 2003 y su rehabilitación se ha llevado a cabo gracias a un convenio firmado entre el Ejecutivo autónomo, Ibercaja, el obispado y el Ayuntamiento.

El Museo Diocesano de Jaca se abrirá el próximo lunes, 1 de marzo, con cuatro jornadas de puertas abiertas para que los jacetanos puedan conocer las obras llevadas a cabo y en las que se han invertido 1,7 millones de euros desde que se cerró en 2003.

El Museo Diocesano de Jaca, que pertenece al Obispado, será gestionado en el futuro por una fundación o por un consorcio, una figura que está pendiente de decidir y cuya creación dependerá también del administrador apostólico de la diócesis, Jesús Sanz Montes, o del nuevo obispo de Jaca si es que se nombra.

El director general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, Jaime Vicente, ha visitado el museo acompañado por el ecónomo de la diócesis, José María Arcas, la directora de la Obra Social de Ibercaja, Teresa Fernández Fortún, y la directora del museo, Belén Luque.Inaugurado por los Príncipes en febrero

El museo, que fue inaugurado el pasado 9 de febrero por los príncipes de Asturias, cuenta ahora con el doble de superficie expositiva que cuando fue cerrado en 2003 y su rehabilitación se ha llevado a cabo gracias a un convenio firmado entre el Ejecutivo autónomo, Ibercaja, el obispado y el Ayuntamiento.

Entre el día 1 y el 4 de marzo se podrá visitar este espacio en las jornadas de puertas abiertas, en horario de 10.00 a 13.30 y de 16.00 a 19.30, y a partir del 5 de marzo se abrirá al público todos los días a excepción de los lunes.

Las visitas serán guiadas y las mismas permitirán conocer espacios catedralicios que antes no se podían visitar, como la antigua sala capitular románica o la biblioteca y el secretum que se encuentran en una planta superior, que tampoco antes estaba abierta al público, y a la que ahora se puede acceder por un ascensor.

El museo diocesano de Jaca cuenta con una de las mejores colecciones de pintura mural románica que existe en España con piezas tan significativas como los ábsides de Ruesta y Osia, o los conjuntos de Navasa, Urriés, Sieso, Cerésola, Ipas, Sorripas y Concilio, además de la sala de Bagües, que, por su extensión e importancia, ocupa un espacio aparte que recrea la propia iglesia de la que se extrajeron las pinturas.

Las tres capillas claustrales en las que se exhiben las piezas más importantes de los fondos románicos del museo como el Cristo de la Catedral, la talla de Santa María de Iguácel o los aguamaniles de San Juan de la Peña, así como el sepulcro del conde Sancho Ramírez son otras de las estancias del museo que dedica la biblioteca, en la primera planta, al gótico, renacimiento y barroco con piezas como el frontal de Santa María de Iguácel, el grupo escultórico del Santo Entierro o los bocetos de Fray Manuel Bayeu para el altar mayor de la Catedral de Jaca.

También se suma al museo el secretum, hasta ahora el espacio más restringido de la Catedral en el que se guardaban archivos y documentos y que, tras restaurar sus pinturas del siglo XVI, exhibe cuatro obras de platería: la Cruz Profesional y el Copón de Bagüés, el Cáliz de Lanuza y la Custodia de la Minerva de la Catedral de Jaca.

El Museo Diocesano ha reducido el número de piezas y obras que se van a mostrar al público en base a los nuevos criterios museológicos, de forma que se ha llevado a cabo una "selección exhaustiva" de las piezas significativas de la colección.

En su visita, Vicente ha destacado la "colaboración entre las distintas instituciones", así como el montaje "atractivo y didáctico" de este espacio que es "uno de los mejores museos de arte románico de España".

La distribución de las piezas en el mismo y la selección de las que se exhiben son otras de las cuestiones que ha subrayado Vicente, mientras que Fernández Fortún ha insistido en el "lujo" que supone visitar este espacio "y más en un año Jacobeo" que motivará que muchos turistas puedan conocerlo.

Por último, Arcas ha destacado el interés de la diócesis por las jornadas de puertas abiertas, ha recordado que está pendiente de restauración "casi la mitad de los fondos" y ha apuntado que, para ese fin, es necesario que continúe la "colaboración" en el mantenimiento y la conservación adecuada de las piezas.

Etiquetas