Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

El paro crece un 9% en el Alto Gállego mientras se agravan los problemas en grandes fábricas

La situación de Alcoa, Ercrós, Dequisa o Panticosa demuestra que la crisis se está cebando con esta comarca

Trabajadores de Dequisa saliendo de la fábrica la semana pasada, cuando se confirmó el cierre.
El paro crece un 9% en el Alto Gállego mientras se agravan los problemas en grandes fábricas
L. Zamboraín

El paro aumentó un 9% en el Alto Gállego en el mes de septiembre, frente a un 8,1% en la provincia de Huesca y un 2,28% en España. En agosto se registraron un total de 788 parados en esta comarca y la cifra se ha disparado hasta las 837 personas paradas el pasado mes. Por sectores, los más perjudicados han sido el de servicios con 406 desempleados, seguido de la construcción con 213, la industria con 103 y, por último, la agricultura con 6.

 

Estos datos demuestran que la comarca del Alto Gállego está siendo una de las más perjudicadas por la crisis y, previsiblemente, la situación seguirá empeorando después del anuncio de cierre de una de las fábricas de Sabiñánigo y el cierre del balneario de Panticosa. Solo la temporada de esquí, siempre y cuando haya nieve abundante como el año pasado, podrían dar un respiro.

Alcoa, Ercrós, Dequisa...

Con todo, la capital serrablesa sigue siendo un importante foco industrial, aunque algunas de estas empresas han pasado por serias dificultades en los últimos meses. En cuanto a las grandes fábricas destaca, entre otros, el caso de Alcoa, que mantiene en estos momentos a 170 trabajadores en plantilla. La dirección, dentro de sus prioridades, determinó que no iba a mantener abierta la fábrica de Sabiñánigo y la puso en venta el pasado mes de enero.

 

Hace tan sólo un mes, una empresa alemana mostró su interés en comprar la planta serrablesa. Tal y como explicó el alcalde de Sabiñánigo, Jesús Lasierra, "en estos momentos las negociaciones están avanzadas y hay un grupo inversor que ya ha presentado su propuesta de negocio para láminas de aluminio". Esta compra podría garantizar el futuro de Alcoa en Sabiñánigo.

 

Por otra parte, Ercros ha invertido una cantidad superior al millón de euros en la modificación de la producción de cloro, "y entendemos -dijo Lasierra- que esto supone la garantía de continuidad de la fábrica".

 

Así, la situación más preocupante en estos momentos es la está atravesando Dequisa, ya que la propiedad, UPL, anunció el pasado lunes su intención de cerrar la fábrica en menos de un año. Esta decisión dejará en la calle a 38 empleados. "Esperamos que el acuerdo social que alcancen sea el más beneficioso para los trabajadores, pero aún albergamos esperanza de que en el futuro haya algún otro inversor, ya que en este año y medio UPL tuvo que reconocer que la fábrica era rentable", subrayó Lasierra.

 

Este cierre no está motivado por la crisis, ya que la planta serrablesa ha tenido beneficios. "Se trata de una política de deslocalización y de globalización de una multinacional, no tiene nada que ver con la productividad de la empresa", apunta el alcalde.

 

Con la misma incertidumbre que los trabajadores de Dequisa se encuentran los del Balneario de Panticosa, que cerró temporalmente sus puertas al público el pasado 20 de septiembre. Sin embargo, el centenar de empleados del complejo de lujo siguen acudiendo todos los días a sus puestos de trabajo hasta que el grupo Nozar presente un ERE empleo.

Nuevas infraestructuras

Para intentar paliar la crisis, Sabiñánigo quiere dar valor a nuevas infraestructuras y a la nueva autovía que unirá el Mediterráneo con el Cantábrico. "Y lo conseguiremos ubicando en las proximidades de esta autovía y del núcleo urbano sectores comerciales, polígonos industriales, zonas residenciales y deportivas", explicó Lasierra. El consistorio tiene previsto construir una superficie comercial en la carretera de Biescas, otra en la de Yebra de Basa y el polígono industrial de Aurín.

 

Por su parte el presidente de la comarca del Alto Gállego, Mariano Fañanás, definió esta situación como "preocupante" y reconoció que hay que buscar "alguna fórmula para frenar esta crisis". Igualmente, Fañanás confió en que "pronto se solucione la situación del balneario de Panticosa para que pueda haber un poco de estabilidad en el territorio".

Etiquetas