Despliega el menú
Huesca

MEDIO AMBIENTE

Canfranc denuncia la escasez de caudal del río Aragón en el pueblo

Tras la queja de varios vecinos porque el agua se desvía para saltos hidroeléctricos, las brigadas municipales comprobaron la falta de flujo y limpiaron los desagües de las presas

Caudal del río Aragón en Canfranc ayer por la tarde, después de haber limpiado los desagües.
Canfranc denuncia la escasez de caudal del río Aragón en el pueblo
J. BLASCO

Varios vecinos de Canfranc han denunciado la falta de caudal ecológico del río Aragón a su paso por la localidad debido a las captaciones de agua que una empresa hidroeléctrica realiza unos kilómetros más arriba, en las presas de Canal Roya e Izas. El ayuntamiento, tras recibir los escritos de al menos dos habitantes criticando la situación, comprobó el estado del río y mandó una brigada municipal a limpiar los desagües de los diques, lo que permitió recuperar un mínimo de agua. No obstante, la imagen, critican los canfranqueses, sigue siendo lamentable y las truchas de la reciente repoblación corren peligro. Con la propietaria de los saltos, ahora es Acciona, fue imposible contactar ayer.

 

Ni un hilito de agua, la tarde del domingo por el río Aragón no bajaba nada de nada. "Había tramos completamente secos, aquí no se respecta ni el caudal ecológico ni gaitas", comentó indignado Casimiro Tomás, uno de los vecinos que ayer presentó un escrito de queja en el Ayuntamiento para que este se movilice y reclame a la CHE y a la hidroeléctrica para que el cauce no vuelva a quedar seco. "Es el río Aragón y está de pena, la hidroeléctrica ha destrozado ibones y paisajes", añadió el hombre.

 

Tras recibir esta primera queja, las brigadas municipales comprobaron que efectivamente el caudal del río a su paso por Canfranc estación era mínimo y se acercaron hasta las presas del Aragón bautizadas como Canal Roya e Izas, y unos kilómetros más arriba, entre la población y Candanchú. Allí, los operarios limpiaron en los diques tres de los cuatro desagües que estaban totalmente embozados. Se trata de agujeros que permiten la salida del agua retenida por la presa con el fin de mantener el caudal ecológico del río, que nadie pudo determinar ayer cuál es. Por el río volvió a correr agua, aunque la cantidad era mínima.

 

Pero la queja de Casimiro Tomás no fue la única que se recibió en el consistorio canfranqués. Carmela Mondejar también presentó un escrito en el Ayuntamiento en el que relataba cómo en la última semana bajaba un hilito de agua por el río Aragón. "Ponías el pie y lo cortabas", describió la mujer, quien añadió que el domingo ni siquiera eso. "Echan el agua para los canales de sus centrales y dejan el río seco", relató y añadió que si la situación sigue igual, "las truchas no van a vivir". Recientemente, se ha repoblado el río con esta fauna, a pesar de que en la zona tan solo se puede practicar pesca de captura y suelta (sin muerte).

 

Al menos otro vecino más de Canfranc se llevó los papeles para redactar la queja formal en casa y presentarla mañana. Asimismo, según ha sabido este periódico incluso el propio ayuntamiento, en alguna ocasión, se ha quejado a la hidroeléctrica de que el caudal que pasa por el pueblo es casi nulo.

 

Estos pequeños embalses son utilizados por la hidroeléctrica para captar agua y a través de canalizaciones por la montaña llevarla a los saltos de la compañía. "Es una vergüenza que el río baje seco porque la empresa llene sus canales y que luego la tire a borbotones, sin ni siquiera utilizarla para un salto, por las gradas del barranco de Samán", criticó Tomás.

La CHE se ciñe al aforo

Fuentes de Endesa, a quien hasta hace poco pertenecían las hidroeléctricas aseguraron ayer que estas han pasado a manos de Acciona, con quien resultó imposible contactar. Por su parte, la Confederación Hidrográfica del Ebro explicó que ellos no tienen constancia de dicha situación y que según los datos del aforo que tienen en el Aragón, la altura del río es de 38 centímetros y el caudal de 1,13 metros cúbicos, unas cifras que se repiten desde finales de junio. No obstante, un vecino de Canfranc confirmó que dicho medidor está situado en Canfranc pueblo, a cuatro kilómetros de la estación, que es donde se ha detectado el problema de falta de agua en el río.

Etiquetas