Despliega el menú
Huesca

HUESCA

Atraca una gasolinera a mano armada y aturde con espray a dos empleados

El delincuente, que ocultó su rostro con un casco y unas gafas de sol, les intimidó con una pistola. Tras apoderarse de varios miles de euros, escapó con el coche de una de las víctimas

La Guardia Civil saliendo ayer de la gasolinera para 'peinar' carreteras y pueblos cercanos.
Atraca una gasolinera a mano armada y aturde con espray a dos empleados
Javier Blasco

Huesca. La Policía Nacional y la Guardia Civil investigan el atraco perpetrado ayer a punta de pistola en una gasolinera ubicada a las afueras de Huesca. El presunto autor de asalto logró huir con un botín de varios miles de euros en el vehículo de uno de los dos trabajadores que estaban en la estación, a quienes había rociado antes con un espray lacrimógeno.

En lo que va de año ya son una docena los robos con violencia e intimidación ocurridos en la capital en los que se han utilizado pistolas, cuchillos o navajas. Entre ellos destacan el asalto perpetrado en enero en una oficina bancaria, donde un grupo de empleados y de clientes lograron reducir a dos delincuentes armados.

Según fuentes próximas al caso, los hechos ocurrieron sobre las 8.15 en la gasolinera sita en el kilómetro 2,7 de la carretera A-131 (Huesca-Fraga). Al parecer, el atracador, a quien nadie vio llegar andando ni en vehículo, esperó a que no hubiera ningún cliente repostando para entrar en la estación con el rostro oculto por un casco de moto y unas gafas de sol. Al instante, sacó una pistola y encañonó al empleado que estaba en ese momento en la caja, aunque no le obligó a abrirla.

Y es que todo indica que tenía un plan perfectamente trazado ya que el delincuente exigió al empleado que fuera a una pequeña oficina donde estaba el encargado de la gasolinera, obligándole bajo amenazas a que abriera la caja fuerte, donde estaba guardada la recaudación del fin de semana.

Encerrados en un almacén

Tras apoderarse del botín, hizo que los dos empleados se metieran en un pequeño almacén y les forzó a entregarles las llaves de sus coches, un Renault Laguna y un Renault Megane, aparcados en las inmediaciones. A continuación les roció los rostros con un espray paralizante para aturdirles y trató de encerrarles dentro del almacén para evitar que pidieran auxilio, aunque al ver que la puerta no se podía cerrar por fuera, les amedrentó para que no salieran hasta que hubiera huido. El delincuente desechó enseguida el Renault Laguna ya que no sabía usar la tarjeta que funciona como llave de contacto y eligió el Renault Megane de color azul para huir en dirección a Sariñena (A-131).

Los dos trabajadores lograron salir del almacén y dieron aviso a la Policía. Ninguno sufrió heridas graves, aunque uno de ellos sí que tuvo que ser atendido en un centro de salud de las molestias ocasionadas por el espray irritante.

Los investigadores se desplazaron a la gasolinera en busca de pruebas. De hecho, a media mañana aún había restos en algunas puertas del polvo que se usa para sacar a la luz huellas dactilares. Además, al haber huido fuera del término municipal de Huesca, pidieron colaboración a la Guardia Civil para que 'peinara' las carreteras y las poblaciones cercanas.

Respecto a la identidad del presunto atracador, fuentes del caso indicaron que se trata un hombre de unos 30 años de edad y de una altura aproximada de 1,80 metros.

Es la primera vez que los responsables de la gasolinera sufren un atraco así. No obstante, a principios de año ya les robaron en dos ocasiones llevándose 24 bombonas de butano. Por suerte, el establecimiento estaba cerrado y solo hubo daños materiales.

"Es un incidente aislado"

El presidente de la Asociación Empresarial de Estaciones de Servicios, José Conte, lamentó el suceso aunque también dejó claro que el sector no está preocupado porque lo consideran un "incidente aislado" y de hecho aseguró que es el primer atraco a mano armada en una gasolinera de la provincia de Huesca "en varios años". A este respecto, quiso destacar la labor de vigilancia de la Policía Nacional y Guardia Civil "porque están muy encima".

Etiquetas