Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

Evacuada del balneario una familia con un bebé enfermo, mientras 44 personas siguen aisladas

El fuerte riesgo de aludes impide limpiar el único acceso, cerrado el lunes, al complejo de lujo de Panticosa.

Una valla y un cartel escrito a mano indican, dos kilómetros antes del alud, que el acceso está cerrado.
Evacuada del balneario una familia con un bebé enfermo, mientras 44 personas siguen aisladas
R. G.

Un matrimonio y sus dos hijos fueron evacuados ayer del balneario de Panticosa, donde se encontraban aislados junto a otras 44 personas (19 clientes y 25 trabajadores). Uno de los pequeños, un bebé de nueve meses, llevaba dos días con fiebre y los padres, por precaución, decidieron salir del complejo. Fueron los equipos de rescate de la Guardia Civil, con apoyo del helicóptero ya que el único acceso por carretera está cerrado por un alud, quienes socorrieron a esta familia de Ávila.

Son los únicos que han abandonado el lujoso complejo, donde continúan aisladas desde el pasado lunes 44 personas y no las 65 que dirección dijo en un principio porque, según explicaron ayer, habían incluido un turno de trabajadores que pudo salir antes de caer el alud que obligó a cerrar el acceso y clientes cuya salida no había registrado el sistema. La avalancha cayó en el kilómetro 7 de la A-2606 y el fuerte riesgo de que se produzcan más impide limpiar la vía.

Esta situación se ha convertido en una dificultad para la nueva cadena gestora del balneario, Vincci Hoteles, que tenía previstas 110 entradas para el puente de San Valero y que esperaba más reservas en estos días previos. Pero de momento, no pueden coger ninguna, y entre ayer y el martes han tenido que anular una docena. "Les ofrecemos la posibilidad de alojarse en Las Margas, en Sabiñánigo, pero no todos quieren", relató el subdirector Fernando de Cabo.

Además, a las reservas que pierden tienen que sumar también las estancias gratuitas que dan a aquellos clientes que tendrían que haber salido ya del complejo. Y aunque aseguró que no han calculado todavía lo que les va a suponer este incidente, sí reconoció que "será una cantidad importante".

También el alcalde reconoce que "es una faena", pero insistió en que lo importante es "la seguridad" y que "incluso desde el pueblo se observa que ha caído una cantidad de nieve impresionante y que el riesgo de aludes es alto". Y razón no le falta, porque el parte de la Agencia Estatal de Meteorología indica que es el máximo. Este es, además, el informe que utiliza la dirección general de Carreteras. No obstante, los técnicos volverán hoy a estudiar si pueden o no abrir el acceso.

Mientras tanto, la dirección del balneario intenta que los clientes disfruten de la estancia. Continúan con las actividades programadas, como los cursos de inglés, y además, desde que se produjo el cierre de la carretera, los baños termales son gratuitos y ayer, por ejemplo, habían preparado un paseo con raquetas. "Tenemos de todo y en el balneario se está muy bien", relató de Cabo, quien insistió en que mantienen un contacto diario tanto con el alcalde panticuto como con la Guardia Civil.

Etiquetas