Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

La DGA planea restringir la caza de sarrios en Los Valles y Benasque debido a una epidemia

La medida ya se adoptó en 2007 en Viñamala debido a este brote de queratoconjuntivitis que diezma la población.

Un brote de queratoconjuntivitis está causando estragos en las poblaciones de sarrio del Pirineo. La enfermedad, que ya fue detectada el pasado verano en Viñamala, se ha extendido reduciendo considerablemente el número de cabezas de esta especie protegida en las Reservas de Los Valles y Benasque, por lo que el Gobierno de Aragón se plantea restringir su caza en dichos parajes. Con esta medida, Medio Ambiente trata de compensar las bajas naturales que causa esta infección cíclica, también conocida como agalaxia contagiosa y que no se transmite de modo alguno a los humanos. Los animales no mueren por la enfermedad, pero sí pierden la vista y desorientados, muchos de ellos acaban despeñándose.

Los primeros casos de queratoconjuntivitis, un brote infeccioso cíclico que aparece entre otras causas por exceso de población, se detectaron en abril de 2007 en Pineta. Posteriormente se fue extendiendo, aunque tan solo en Viñamala fue necesario tomar medidas. Y aunque Medio Ambiente confiaba en que el invierno pararía su evolución - son las altas temperaturas y la aparición de mosquitos los que favorecen su propagación-, las condiciones no fueron las más idóneas y la primavera puso de relieve que el brote seguía ahí.

Medio Ambiente entiende la caza como una gestión de la población, pero dada la existencia de esta enfermedad que está mermando considerablemente la población - en algunas zonas podría llegar al 70 por ciento- considera que debe revisar los cupos. Por eso el servicio provincial convocará en los próximos días a los componentes de las juntas de las reservas nacionales de caza de Los Valles (Ansó, Hecho, Aragüés, Jasa, Aísa y Borau) y de Benasque para tratar el asunto. Aunque todavía no están computados todos los datos ni se tiene claro qué medidas se van a proponer en dicho encuentro, todo apunta a que la solución pasa por reducir el cupo de caza de los sarrios en las zonas afectadas por el brote contagioso como ya se hizo el año pasado en la reserva de Viñamala (Sallent de Gállego). Algunas fuentes, afirmaron que la medida que se está barajando, para ambas zonas, es suspender tan solo la caza selectiva de hembras.

También a los domésticos

La agalaxia contagiosa, además, ha comenzado a afectar también a animales domésticos como ovejas, cabras y vacas y son varios los ganaderos, al menos de Los Valles, que ya están tratando alguna que otra res de su cabaña afectada por la epidemia.

La enfermedad no suele ser mortal por ella misma. Afecta a los ojos, que se ponen 'lechosos'. Los animales pierden visión y se despeñan fácilmente en los agrestes territorios en los que viven. Por eso su detección a tiempo en animales domésticos es fundamental. Y es que, con la administración de productos profilácticos o medicamentosos el problema se solventa, una solución imposible de llevar a cabo con especies silvestres como los sarrios, por lo que las medidas más útiles y más utilizadas, al menos en Aragón, se centran en la reducción de la caza.

Etiquetas