Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

HUESCA

El coche de vídeovigilancia capta 4.000 estacionamientos indebidos en 6 meses

El sistema tiene un efecto disuasorio, ya que las infracciones se han ido reduciendo.

Desde que la Policía Local de Huesca estrenó el coche patrulla dotado de cámaras de vídeo, en calles como el Coso Alto o la avenida de Monegros es más difícil ver un coche aparcado en doble fila o encima de la acera. No en vano, desde noviembre de 2007 este nuevo sistema de vigilancia del tráfico urbano ha servido para detectar y sancionar casi 4.000 infracciones (3.957) por estacionamientos indebidos.

El vehículo, el primero de estas características que se puso en marcha en todo Aragón, comenzó a patrullar en octubre, con el objetivo principal de evitar los aparcamientos irregulares. El Ayuntamiento dio un margen de tiempo para que los automovilistas se acostumbraran a su presencia, pero a partir del 15 de noviembre empezó a imponer sanciones. El coche lee todas las matrículas de los vehículos que están en la vía pública. Cuando detecta una infracción toma una fotografía y registra los datos de la hora y el lugar.

Solo en el mes de enero permitió sancionar casi un millar de infracciones, aunque esta cifra se ha ido reduciendo paulatinamente hasta alcanzar, en abril, las 610. La Policía Local cree que es pronto para hacer una valoración más precisa, pero los primeros datos ya permiten avanzar que el coche de vigilancia ha tenido un efecto disuasorio y que ahora los conductores oscenses cumplen más con las normas de circulación a la hora de estacionar, lo que permite mejorar el tráfico en el casco urbano y evitar congestiones.

Las multas comenzaron a notificarse en enero, ya que en los primeros meses hubo algunos problemas informáticos para adaptarse al nuevo sistema. Aunque no es obligatorio, se quiso adjuntar en las denuncias las fotografías tomadas por las cámaras.

Otro efecto positivo es que el vehículo sustituye la labor que antes realizaban los agentes, de forma que ahora se pueden destinar más policías a labores de prevención y de seguridad ciudadana. Por otra parte, el equipo dispone también de una base de datos que le permite reconocer las matrículas de vehículos robados o sobre los que existen requerimientos judiciales o de la Agencia Tributaria.

El 47%, por dobles filas

Exceptuando enero (con un pico de 976 infracciones) y noviembre (las 434 corresponden solo a la mitad del mes), la media mensual ronda las 600. Casi la mitad de las multas, concretamente el 47 por ciento, corresponden a estacionamientos en doble fila. La segunda infracción más frecuente es aparcar en lugares prohibidos (21%), seguida de aparcar sobre la acera (13%) y en zonas reservadas a la carga y descarga (8%).

Un pequeño porcentaje se debe a conductas más punibles, como estacionar obstaculizando gravemente la circulación (2%) o en medio de la calzada (1%), que también las hay. La mayoría se castigan con una multa de 92 euros, aunque estas dos últimas tienen sanciones de mayor cuantía en función de su gravedad.

Las calles más problemáticas

Los datos de los primeros meses confirman que algunas vías son especialmente problemáticas. Casi una cuarta parte de las infracciones las captaron las cámaras del coche patrulla en el Coso Alto, la avenida de Monegros y la calle de Zaragoza, donde es más habitual ver coches aparcados en doble fila. En esta clasificación ocupan los siguientes puestos las calles de Tarbes, Teruel, Tenerías y Coso Bajo.

Etiquetas