Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

PATRIMONIO ARAGÓN

Una asociación de Lérida reclama por lo civil la propiedad de los bienes del Aragón Oriental

El obispado catalán respeta la decisión pero asegura que "este no es el camino oportuno para solucionar el tema".

A punto de cumplirse diez años del inicio del litigio de los bienes de las parroquias del Aragón Oriental en los tribunales eclesiásticos, el conflicto llega a la Justicia ordinaria a través de una demanda civil presentada el pasado viernes por la Asociación de Amigos del Museo de Lérida "para que se determine la propiedad" de las obras. Cabe recordar que la diócesis catalana tiene en depósito 113 piezas de arte sacro que debe devolver a su legítimo propietario, el obispado de Barbastro Monzón, según mandato vaticano.

El principal argumento que esgrimen los abogados de los demandantes es la usucapión, que permite la adquisición de una propiedad (como sería el caso) o de un derecho real mediante su ejercicio en las condiciones y durante el tiempo previsto por la ley. Así, el bufete leridano Sapena Soler Borràs, que representa a la asociación, sostiene que "según la ley civil catalana, la tenencia pacífica y continuada durante un periodo de tiempo superior a tres años es suficiente para que el juez resuelva la propiedad por usucapión".

Nuria Oliva, presidenta de la Asociación de Amigos del Museo de Lérida, comentó ayer que la decisión de personarse en el proceso se tomó en una asamblea de socios hace aproximadamente tres meses. "Viendo que no se termina de aclarar de quién es la propiedad de las obras, presentamos la demanda para que lo diga un juez, aunque nosotros creemos que son de Lérida". No obstante, quiso aclarar que "no vamos ni contra Aragón ni contra nadie, siempre hemos sido amigos de los aragoneses y son los políticos los que no lo son". "Si son de Barbastro, las envolveremos y las mandaremos allí. Hay que llegar a un acuerdo, hacer exposiciones itinerantes... Nosotros estamos abiertos a todo", añadió.

El recurso planteado se refiere a 83 de las 113 piezas en litigio, ya que, según informó en su edición de ayer el diario "Segre", el letrado Francesc Sapena aclaró que el que fuera obispo ilerdense, Ramón Malla, admitió que las restantes "estaban en depósito y sobre estas no hay nada que discutir, si bien Aragón no se las podría llevar porque las protege la ley catalana de patrimonio al estar catalogadas".

Oliva recordó que este colectivo, que actualmente tiene unos 70 miembros, se constituyó hace más de un lustro "para la defensa del arte sacro", tal y como recogen sus estatutos. "Nuestro propósito es defender las piezas, que creemos que son nuestras, del obispado (de Lérida) y catalanas, aunque respetamos que en Aragón piensen que son suyas", señaló.

"Pensábamos -explicó- que debían hacerlo (acudir a la vía civil) las instituciones y por eso lo íbamos posponiendo, y como vemos que la cosa no se mueve hemos decidido actuar, porque esa inseguridad de no saber de quién son no es buena para nadie".

Respecto a las razones que les asisten, consideró que "solo por la usucapión, las obras tendrían que ser nuestras porque llevan más de cien años aquí". En cuanto a los sucesivos fallos del Vaticano en los que se determina la propiedad aragonesa y la obligación de Lérida de devolver las piezas que tiene en depósito, Oliva se escudó en que "no hay ninguna sentencia, solo decretos, y estamos en un país aconfesional, por lo que lo que diga la Iglesia en España no importa".

Aunque son los Amigos del Museo los que figuran en la demanda, su presidenta afirma que cuentan con el respaldo de "prácticamente todas las entidades culturales de Lérida, que son muchos miles de personas", así como con el de varios colectivos del Aragón Oriental, como el Casal Jaume I, de Fraga.

No ocurre lo mismo con las instancias políticas y eclesiásticas, ni siquiera las catalanas. Así, un portavoz de la diócesis de Lérida aseguró ayer que "todo el mundo tiene derecho a presentar una demanda civil si lo cree necesario, pero entendemos que no es el camino jurídico oportuno para solucionar este asunto".

Valor civil de los fallos de Roma

Mientras, el obispo de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, reiteró que "la propiedad de las piezas está más que clara y no hay nada que avala que las piezas son de Lérida". Respecto al recurso a la usucapión, recordó que "en tiempos de Ramón Malla, ya se alegó y Roma lo rechazó". Insistió en que "el Estado reconoce a las decisiones de la Iglesia valor civil, por lo que nunca hemos contemplado acudir a esta vía", y consideró que esta maniobra es "un nuevo intento de alargar el tema".

Desde Cultura del Gobierno de Aragón, señalaron que "de momento no se va a tomar ninguna decisión, a la espera de cómo se desarrollen los acontecimientos", además de insistir en el apoyo a la diócesis oscense. Por su parte, la Generalitat catalana continúa manteniendo que "la propiedad de Lérida es legítima y este anuncio no cambia nada".

Y por si fuera poco, el viernes también se presentó otra demanda ante la Rota, en este caso de la asociación canónica Cultura y Arte Sacro, impulsada por el anterior obispo ilerdense Francesc Xavier Ciuraneta. El colectivo pide que se declare nulo el proceso que se sigue en este tribunal a instancias de Lérida alegando "la indefensión" de la diócesis, puesto que hasta ahora tan solo se han emitido decretos contrarios a sus tesis, pero no sentencias firmes.

De momento, está previsto que el próximo martes se conozca qué juzgado de la capital leridana tramitará la demanda civil presentada por los Amigos del Museo.

Etiquetas