Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SANIDAD

"Hemos pasado de treinta a sesenta pacientes diarios en una semana"

Los doctores César García y Teresa Cenarro comentan la situación que están viviendo desde el viernes pasado.
"Hemos pasado de treinta a sesenta pacientes diarios en una semana"
juan carlos arcos

Desbordados. Así definen los pediatras César García y Teresa Cenarro, del centro de salud de Sagasta, la situación que están viviendo desde el pasado viernes. En esta última semana la gripe ha 'explotado' entre los más pequeños y las agendas de los médicos se han desbordado. "Solemos atender a una treintena de pacientes diarios, pero estas últimas jornadas cada uno está recibiendo entre 20 y 30 niños más", comenta el doctor García.

 

Su compañera, la doctora Cenarro, estima que entre todos esos pacientes, unos 30 acuden a la consulta afectados por la gripe. Pero a esta enfermedad, se unen los coletazos de los últimos virus que ha sufrido la población más pequeña este otoño. Uno de laringitis y otro de tipo gastrointestinal, según explica el pediatra. El resultado es que sus agendas se han llenado de 'citas forzadas', "Si alguien llama a pedir cita y no hay espacio, se le dice que venga al día siguiente. Pero si el niño tiene fiebre, tenemos que atenderlo. Entonces, se les avisa de que lo haremos en cuanto podamos. Eso es una cita forzada", comenta la doctora Cenarro.

 

Y así es como llevan trabajando desde el pasado viernes. "Es lo que tenemos que hacer. Estos casos no se pueden remitir a los servicios de urgencias. Se colapsarían", advierten los pediatras.

 

Sin embargo, esperan que se ponga en marcha alguna medida especial cuanto antes. De hecho, explican que existe un plan ideado que incluía refuerzos en las consultas y reducciones de la actividad programada. En el centro de salud de Sagasta aún no se ha activado ninguna de estas medidas, pero el doctor García afirma que serían muy beneficiosas: "Incluso para el paciente. Se le diría que su pediatra no le puede atender, pero que lo va a tratar otro que se ha contratado como refuerzo", comenta.

 

El elevado volumen de pacientes afectados por esta epidemia podría alargarse dos o tres semanas, explican estos doctores. "Con la gripe estacional ocurre lo mismo", comenta Cenarro.

Y es que, según aseguran, no se está notando mucha diferencia entre una y otra. "Yo creo que lo más llamativo es que la variante A se expande más rápido. El contagio de la gripe ordinaria es mucho más paulatino", explica la pediatra. De ahí, el gran número de pacientes que visitan sus consultas durante estos primeros días.

 

Por lo demás, aseguran que no hay más complicaciones. "Incluso en niños asmáticos, a los que hay que vigilar un poco más, se está comportando muy bien", comenta Cenarro. El tratamiento tampoco varía respecto al de la gripe ordinaria. "Antitérmico para la fiebre, jarabe para la tos, reposo, líquidos y los remedios caseros de siempre", recomienda el doctor García. "Incluso con este tratamiento se podría evitar la consulta el primer día y venir tan solo si la fiebre continúa", explica.

Sin embargo, también reconoce que es normal, después de toda la alarma creada, que las familias acudan a las consultas. "Para quedarme más tranquila", aseguran muchas madres. "Pero, ¿es la gripe de la tele?", dicen algunas al comentarles que podría ser un caso de la variante A. Aunque el doctor García asegura que cuando se les explica el tratamiento y ven que a sus hijos no les pasa nada raro, se van mucho más tranquilas.

 

Para intentar evitar la gripe dan dos consejos: que los niños lleven una alimentación y una vida saludable y enseñarles hábitos de higiene. Dos aspectos fundamentales, ya que según comentan "no hay que olvidar que los niños son los principales transmisores".

Etiquetas