Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

SANIDAD

"Hay que apostar por un pacto social para mejorar la sanidad"

La ministra de Sanidad agradece a los médicos de familia su respuesta e implicación ante la pandemia de la gripe A.

De izda. a dcha., la consejera de Salud, la ministra de Sanidad y el presidente de Semergen.
"Hay que apostar por un pacto social para mejorar la sanidad"
J. M. MARCO

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, aseguró ayer por la tarde en la inauguración del congreso de médicos de Atención Primaria, organizado por Semergen en Zaragoza, que para conseguir un cambio en la sanidad pública y, en concreto de la Atención Primaria, hay que conseguir un pacto social de todos los agentes implicados.

 

"Confío en que ese pacto social sea pronto una realidad", reiteró la máxima responsable de Sanidad. "Dicho acuerdo ofrecería acuerdos cruciales en recursos humanos, cartera de servicios, racionalización del gasto, calendario de vacunación común...", añadió. De hecho, se mostró convencida de que todas las conclusiones del congreso resultarán "tremendamente" útiles para mejorar la calidad de la asistencia, la cohesión del sistema y "redundará en beneficio de los ciudadanos".

 

En su discurso inaugural, Jiménez reconoció la necesidad, tal y como solicitan los facultativos de Atención Primaria, de reducir la burocratización a la que tienen que enfrentarse los médicos día a día. "En la medida que podamos hacerlo, lo haremos. Sabemos que los médicos quieren ser médicos", apostilló.

 

Tuvo palabras de agradecimiento a los médicos de familia, por su implicación y dedicación ante la pandemia de gripe A. "Si bien ahora sabemos que no entraña graves riesgos, sí que había cierta preocupación entre la población y han conseguido ayudar a disiparlo", matizó Jiménez, que mañana mantendrá una reunión con todos los consejeros de las comunidades autónomas para concretar la fecha de comienzo de la campaña de vacunación, prevista para mediados de noviembre.

 

Por su parte, el presidente de Semergen, Julio Zarco, destacó la calidad del sistema de salud español, aunque reconoció algunos problemas de la Atención Primaria, como la falta de recursos humanos o la carencia de un registro del número de médicos de familia en activo en el país.

 

Además, consideró fundamental el cambio del modelo del sistema sanitario actual, para que los médicos de familia puedan tener más autogestión en su trabajo. Por ejemplo, para poder solicitar todas las pruebas diagnósticas desde la consulta. "Hay mucha disparidad entre comunidades y entre las áreas sanitarias incluso. Hay en centros de salud donde un médico de Primaria puede solicitar una ecografía y en otra, no", señaló.

 

A la inauguración del congreso, también asistieron el vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, y la consejera de Salud, Luisa María Noeno, que reconoció que los cambios necesarios en la sanidad deberían ir en la línea de reafirmar los valores de la Atención Primaria.

Etiquetas