Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ZARAGOZA

El Zaragoza se compromete con el nuevo campo, pero no habla aún de dinero

Dice que comenzará a negociar con el Ayuntamiento en septiembre, mientras el concejal de Urbanismo anuncia que en unos días se firmará el contrato con el equipo de Sicilia

El presidente del Real Zaragoza, Eduardo Bandrés, volvió a garantizar ayer la participación de la sociedad anónima deportiva en el proyecto y proceso de la construcción del nuevo campo de fútbol en el barrio de San José. No obstante, no aclaró si su compromiso también será económico, y se escudó en que las negociaciones con el Ayuntamiento de Zaragoza sobre este asunto comenzarán en septiembre.

Después de su tradicional ofrenda a la Virgen del Pilar, los jugadores del Real Zaragoza, junto a su accionista mayoritario, Agapito Iglesias y su presidente, Eduardo Bandrés, fueron recibidos en el Ayuntamiento de Zaragoza por el alcalde de la ciudad, Juan Alberto Belloch, que les deseó un año de logros y el ascenso a primera división.

Precisamente, fue en la Casa Consistorial donde, además de los posibles fichajes, el máximo responsable del club, Eduardo Bandrés, tuvo que responder a las preguntas sobre la participación del club aragonés en el futuro campo de fútbol de San José. "Será en septiembre cuando el Ayuntamiento diga lo que le parezca pertinente hacer sobre este tema y entonces empezaremos a hablar", afirmó el presidente del Real Zaragoza.

En julio, se eligió al equipo del arquitecto aragonés Joaquín Sicilia para diseñar el estadio. En principio, se dijo que el modelo de financiación se presentaría al mismo tiempo que la decisión sobre el proyecto, pero Belloch aún no ha aclarado cómo lo pagará. En la recepción al Real Zaragoza, fue el teniente de alcalde de Urbanismo, Carlos Pérez Anadón, quien aseguró que se está cumpliendo el cronograma que se había fijado.

"En pocos días se materializará y se firmará el contrato con el gabinete de arquitectura que ganó el concurso y, en septiembre, empezaremos a hablar de qué grado de participación tiene el Zaragoza en el proyecto", manifestó el edil. Y añadió: "No solo desde el punto de vista del diseño sino desde otros ".

El nuevo campo tiene un presupuesto de 103,5 millones de euros. Solo el Ayuntamiento se ha mostrado dispuesto a aportar los 70 millones que podría obtener de la venta de la parcela anexa a La Romareda. Del resto, unos 33,5, que deberían de llegar del Gobierno de Aragón, el club deportivo y empresas privadas, todavía no se ha acordado nada.

Sobre esas posibles aportaciones, Pérez Anadón hizo hincapié en que "no están cerrados a ninguna". De hecho, recordó que existe un compromiso del vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, para apoyar el proyecto.

Más de cien millones

El equipo de gobierno confía en que este escollo económico no frene una vez más el proyecto del campo de fútbol. De hecho, este es el tercer estadio que hay sobre la mesa con más de una década de enfrentamientos políticos, cinco millones de euros en proyectos y dos diseños frustrados firmados por arquitectos del prestigio de Ricardo Bofill y Carlos Lamela.

Las previsiones del Consistorio zaragozano es que las obras comiencen a mediados de 2009 y se prolonguen durante 24 meses. El nuevo campo de fútbol se situará junto al Tercer Cinturón, en la huerta de Miraflores, en San José. Dispondrá aproximadamente de siete hectáreas y estará rodeado de 3.422 viviendas. Una de las exigencias más importantes que ha hecho Urbanismo es la integración de la infraestructura en su entorno.

El nuevo estadio tendrá una capacidad para 43.000 espectadores con posibilidad de ampliarlo a 50.000. Todas las butacas estarán cubiertas. Contará con un estacionamiento reservado para jugadores, árbitros, técnicos y directivos, además de otro abierto al público de 500 plazas.

Etiquetas