Despliega el menú
Aragón

EMPLEO PÚBLICO

El uso de tornos se extenderá antes de 2012 al resto de sedes administrativas de la DGA

El sistema, que se estrenará en marzo en el Pignatelli y afectará a los edificios públicos de las tres provincias, cuesta 2,5 millones.

La instalación de tornos en el recinto del Pignatelli, medida que busca mejorar la seguridad e incrementar el control sobre el trabajo efectivo de los empleados públicos, se extenderá a prácticamente todas las sedes administrativas de la DGA de Zaragoza, Huesca y Teruel, y lo hará entre este año y el próximo. El coste del servicio, adjudicado a mediados del año pasado, es de 2,5 millones de euros.

 

Fuentes del Gobierno de Aragón explicaron ayer que el plan, que concluirá antes de 2012, responde a una auditoría de la UE referida a las administraciones públicas. A partir de ella, se están realizando estudios sobre los sistemas de seguridad necesarios en todos los recintos de la DGA, excluidos entre otros colegios y centros sanitarios. "En casi la totalidad" de estos edificios, según fuentes del Ejecutivo autónomo, se instalarán los tornos, siempre en función de las "condiciones arquitectónicas" de cada inmueble.

 

En estos momentos, los tornos ya están colocados en la sede del Pignatelli, donde trabajan 1.360 personas entre funcionarios, directivos y asesores. En dos meses, entrarán en funcionamiento. El siguiente centro en el que se pondrá en marcha el sistema será el de San Pedro Nolasco, donde se ubica Agricultura. A medida que vayan concluyendo los estudios de viabilidad, se llevarán a otros puntos.

 

Las mismas fuentes dieron por seguro que las sedes autonómicas que se trasladarán a edificios de la Expo aplicarán el sistema de tornos. Mientras, en los edificios en los que resulte inviable instalar tornos "se incrementarán las medidas de seguridad de otra forma".

 

En esta iniciativa, el Gobierno de Aragón gastará 2,5 millones de euros, que es la cantidad a la que asciende la adjudicación a la UTE formada por Inster Seguridad SL y Inster Instalaciones SA en el verano del año pasado. Llevarán a cabo el "suministro e instalación de un sistema de seguridad integral" para la DGA, tal y como consta en el anuncio del BOA. Este desembolso fue calificado por Lola Asín, representante de CSI-CSIF, como "muy elevado". "Desde nuestro punto de vista, hay cuestiones más útiles en qué gastar", dijo.

 

La noticia de la instalación de tornos en el Pignatelli tuvo ayer una gran repercusión en Heraldo.es. Más de 60 personas dieron su opinión sobre la medida. Muchos arremetieron contra el horario de los funcionarios autonómicos. Entre otras opiniones aparece la de Juana Mary Lecumberri, para quien "ya era hora", o la de Dionisio, que consideró que la DGA es "una de las peores administraciones en gestión de personal de España". Al otro lado de la barrera, varios funcionarios se defendieron. Como un empleado público, que tras reconocer que hay trabajadores que "no dan ni golpe", recordó que en el Pignatelli ya fichan "en un reloj" similar al de "muchas empresas privadas".

Etiquetas