Despliega el menú
Aragón

TRIBUNALES

El Solitario solo será juzgado por uno de los ocho atracos que se le imputan en Aragón

Jaime Giménez Arbe está implicado en 37 robos en entidades bancarias, pero muchos de los delitos han prescrito. Fue condenado por asesinar a dos guardias civiles en Navarra.

No nos han llamado para una rueda de reconocimiento, aunque no tuvimos ninguna duda. Cuando nos atracó le llamaban “el del Suzuki” y luego le pusieron el Solitario. Ahora, no sabemos si habrá juicio, aunque yo fui quien puso la denuncia del atraco en la Guardia Civil porque era el director de la sucursal de Gallur”, explica José Luis Pola, actual alcalde de Tauste. Se remonta al atraco que se atribuyó a Jaime Giménez Arbe, el Solitario, en Gallur, el 22 de diciembre de 2002. Es el último de los ocho asaltos que contabilizó en Aragón, de los 37 que la Guardia Civil le imputó en España.

Habían trascurrido menos de cinco años desde ese asalto en Gallur cuando fue detenido en Figueira da Foz (Portugal) en julio de 2007 y el sumario puede reactivarse. Los otros siete delitos de robo con intimidación habrían prescrito. De hecho, varios juzgados han dictado ya el auto de prescripción desde el atraco de Zuera cometido en octubre de 2001, según la información que maneja la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil y a la que ha tenido acceso HERALDO.

En los asaltos bancarios que perpetró en Aragón, el Solitario consiguió un botín próximo a los 120.000 euros (veinte millones de las antiguas pesetas).

El robo con violencia o intimidación esta castigado con una pena de prisión de entre dos a cinco años, pero para este tipo de delitos se establece un plazo de prescripción de cinco años desde la comisión del hecho. Aun así, “el plazo debe contar desde que se ha notificado el procedimiento al imputado”, precisa el abogado Marcos García Montes, defensor de Jaime Giménez Arbe. Y en función de los delitos que le imputan, precisa su compañera Ana Jiménez, porque si hay intento de homicidio o tenencia de armas puede subir hasta 20 años.

‘Feliz Navidad’ con la pistola

“Me acuerdo perfectamente lo que ocurrió, incluso mejor ahora porque estoy más tranquilo. Transformas lo malo en anécdotas, aunque tengo compañeros que sufrir un atraco genera miedos y depresiones. Entró con barba y disfrazado, pero era él”, revive el suceso José Luis Pola. Era el día de la lotería de Navidad y a última hora de la mañana, como solía utilizar en sus famosos golpes.

-Esto es un atraco. Todos al suelo, les dijo a los clientes que estaban fuera del mostrador.

-Me cogió para que abriera la caja y le diera el dinero. Me dijo: ‘No hagas nada malo porque si no te pegaré dos tiros’, agrega.

-Se despidió con una frase: ‘Feliz Navidad’. Y yo le contesté: ‘Feliz Navidad’, pero lo dije bajo, él se volvió y replicó: ‘¿Qué has dicho?’. Y se marchó por un camino de tierra del Canal.

Su abogado defensor, Marcos García Montes, explica que Jaime Giménez Arbe se encuentra en la prisión de Lisboa (Portugal) y la Fiscalía lusa acaba de imputarle otros dos atracos nuevos.

En diciembre de 2008 fue condenado a siete años y seis meses de prisión por tentativa de atraco, falsificación de documentos, posesión ilegal de armas y utilización de matrícula falsa en el Tribunal Judicial de Figueira da Foz, en Portugal.

En el verano de 2008 fue juzgado en la Audiencia de Navarra por el asesinato de dos guardias civiles en Castejón en una ráfaga de 21 disparos y lo condenaron a 47 años de cárcel. Estuvo casi un mes en el centro penitenciario de Zuera como preso preventivo, pero regresó a Portugal para saldar allí sus cuentas con la Justicia.

El Solitario escribió una autobiografía (‘Me llaman el Solitario’, Editorial Txalaparta) en la que relataba su entrada en la “macro prisión de Zuera” el 16 de enero de 2008, después de haber pasado por el arco electromagnético, los rayos x y el cacheo a fondo.

Recordaba sus conversaciones con el anterior director del centro penitenciario, Andrés Gonzalo, y su clasificación como preso peligroso, que lo mantuvo aislado al estar en primer grado en el centro aragonés.

En cuanto cumpla los siete años de prisión impuestos por los jueces en Portugal, regresará a España para continuar el cumplimiento de su pena de 47 años impuesta por la Audiencia de Navarra y después confirmada por un fallo del Tribunal Supremo.

Declara por videconferencia

Pero su estancia en la prisión de Monsanto (Lisboa) no detiene otros sumarios abiertos por los atracos más recientes, como dos cometidos entre junio y diciembre de 2006 en sendos bancos del cinturón de Madrid que instruye un juzgado de Alcobendas.

El juez instructor había fijado para el pasado día 11 su declaración por videconferencia desde la prisión lisboeta, pero Jaime Giménez Arbe se negó a esta prueba porque consideró que se conculcaba su derecho a la confidencialidad de sus conversaciones con la abogada defensora. “Dijo que estaba rodeado de veinte personas en Lisboa y desconocíamos el sumario hasta el mismo día de la prueba”, critica Ana Jiménez.

Cualquier día, el juzgado de Zaragoza pedirá su videoconferencia con Lisboa para que el Solitario responda de su atraco en Gallur.

Etiquetas