Despliega el menú
Aragón

INVERSIÓN EN ARAGÓN

El recorte causa malestar en el PSOE aragonés e indignación en el PAR

Los socialistas reconocen que no hay margen de maniobra para mejorar la situación. El PAR habla de afrenta y reprocha al Gobierno central el trato desigual con otras comunidades.

José Ángel Biel en el pleno del jueves.
El recorte causa malestar en el PSOE aragonés e indignación en el PAR
PEDRO ETURA

Resignación y malestar entre las filas socialistas por el duro recorte de inversiones para Aragón en los Presupuestos Generales del Estado para 2011. De hecho, la bajada es de casi el 45% respecto al actual ejercicio, donde ya hubo una disminución del 23%. Es la Comunidad Autónoma peor tratada por el Gobierno central, que además no ha ejecutado casi ninguno de los proyectos de obras e infraestructuras en los últimos tres años ni ha aceptado que el Ejecutivo aragonés pudiera gestionar los remanentes anuales, como sí ha permitido en otros territorios. Además, el citado recorte ha vuelto a abrir otra brecha entre los dos socios de la coalición. El PAR mostró su indignación por la caída en picado de las inversiones y calificó de "afrenta" de afrenta el trato dado a Aragón en las inversiones y en las negociaciones bilaterales.

Los propios parlamentarios socialistas en las Cortes Generales reconocieron ayer que no podrán mejorar la situación en la tramitación parlamentaria (salvo una pequeña partida para Biscarrués), porque "no hay ningún margen". "Vamos a trabajar, pero hay que ser realistas", señalaron Pilar Alegría, José María Becana y Vicente Guillén.

Ante la difícil papeleta de vender unos presupuestos que han reducido a la mitad las inversiones en Aragón para 2011, Alegría, diputada por Zaragoza, tuvo que admitir que "no son lo más satisfactorios" que hubieran querido, pero remarcó una y otra vez que son unas cuentas austeras motivadas por la crisis.

"Hay que apretarse el cinturón" llegó a decir la parlamentaria, que optó por recordar las inversiones del AVE y de la Expo para relativizar el recorte y hablar del gran impulso de infraestructuras en la última década. Así, insistió en que la inversión durante la era de Rodríguez Zapatero ronda los 5.928 millones, mientras que con Aznar fue de 3.086.

Por su parte, el senador José María Becana centró el mensaje en el mantenimiento de los grandes proyectos en los presupuestos, aunque se ralenticen.

Eso sí, en la lista hay sonadas ausencias, como el desdoblamiento de la N-232 entre Mallén y Figueruelas, la velocidad alta a Navarra, la Travesía Central, el Canfranc y varias variantes, entre otros destacados proyectos de infraestructuras.

El mismo ánimo se respiró entre los socialistas aragoneses, que se lamentaban de que el impacto logrado el pasado fin de semana, con la designación por unanimidad de Eva Almunia como candidata a presidir la DGA en 2011 y el mitin de Rodríguez Zapatero en Zaragoza, "quede relegado por el varapalo de las inversiones". En las filas del PSOE-Aragón, el recorte cayó como "un jarro de agua fría y una losa que vamos a arrastrar varios meses y que puede lastrar en parte la campaña electoral".

La preocupación aumentó con la reacción del PAR, sus socios en la DGA. No obstante, la opinión generalizada era de que "las aguas volverán a su cauce, se mantendrá el pacto de gobierno y se podrán elaborar los presupuestos autonómicos. Otra cuestión será lo que pase en el futuro si hay opción a negociar un nuevo acuerdo para gobernar".

En esta línea se pronunció el portavoz parlamentario del PAR, Javier Allué, quien apuntó que "para Madrid no existe el Estatuto de Aragón y ni siquiera respetan los compromisos pactados. Es más, las inversiones estatales deberían estar en torno al 10% del global y se quedan en un 2,9%. Es inadmisible. O se resuelve, o el futuro entre los dos partidos será muy complicado".

A juicio del portavoz aragonesista, "la caída de las inversiones estatales es muy injusta y mucho más si comparas los datos con el País Vasco, Galicia, Canarias y Cataluña. Eso pone en evidencia que las comunidades que tienen grupo propio en el Congreso salen mejor paradas".

Javier Allué añadió que "vamos a ver qué hacen ahora todos los parlamentarios aragoneses en las Cortes Generales para defender los intereses de la Comunidad Autónoma, porque algo deberían hacer".

Etiquetas