Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

FERROCARRIL

El hallazgo de un cadáver en la línea del AVE retrasa diez trenes y afecta a 2.000 viajeros

El personal de mantenimiento descubrió el cuerpo, supuestamente arrollado, a las 4.45 a la altura de Villafranca del Penedés.Los Mossos d'Esquadra cortaron el tráfico durante 80 minutos e investigan los hechos.

El hallazgo de un cadáver en la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona, a la altura de Villafranca del Penedés, obligó ayer de madrugada a cortar la circulación durante una hora y veinte minutos, lo que provocó que diez trenes y unos 2.000 viajeros sufrieran retrasos de entre diez minutos y una hora y media. Fuentes ferroviarias apuntaron que el cuerpo pudo ser arrollado por un tren, aunque ningún maquinista dio parte y no se encontraron restos en la posterior revisión de los convoyes.

Los Mossos d'Esquadra están investigando los hechos y no quisieron apuntar ninguna hipótesis oficial. «El cadáver presentaba evidentes signos de violencia, como si hubiera sido arrollado, pero no se pueden aventurar las causas», indicaron fuentes oficiales.

Los diez primeros trenes de alta velocidad que debían salir de Barcelona por la mañana se vieron afectados. Seis de ellos (cuatro AVE y dos Alvia que se dirigían al norte de España) hacían escala en Zaragoza, por lo que cientos de aragoneses sufrieron las consecuencias. Buena parte de los afectados optaron por cambiar sus billetes y subirse al AVE procedente de Huesca, que entró en la terminal de Delicias casi vacío a las nueve de la mañana.

Además, los viajeros de dos trenes directos Barcelona-Madrid y otros dos Avant Lérida-Barcelona también padecieron las consecuencias del incidente.

La compañía ferroviaria dio a los viajeros la posibilidad de reintegrarles los billetes o cambiarlos por otra fecha, aunque no tendrán derecho al compromiso de puntualidad porque la causa del retraso es ajena a la explotación y a la propia infraestructura.

El tráfico se interrumpe en la línea del AVE desde la medianoche hasta casi las seis de la mañana para someterla a revisión y a tareas de mantenimiento. Precisamente los técnicos asignados a estas labores encontraron el cuerpo en una de las dos vías, entre L'arbos y Villafranca de Penedés. «Es la primera vez que se encuentra un cadáver en la línea de alta velocidad», indicaron fuentes oficiales del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF).

La Policía Autonómica ordenó que no se retomara la circulación, como todos los días, a las 5.50 para recabar las pruebas. Así, no pudo salir ningún tren hasta las 7.20, momento en el que se restableció el tráfico por una de las vías y con la velocidad muy limitada. Solo se recuperó la normalidad dos horas y media después, a las 8.30, del primer tren programado del día.

Fuentes oficiales del ADIF señalaron que este sería el cuarto arrollamiento en la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona desde su inauguración en 2003. Uno de ellos se registro en la provincia de Guadalajara y otros tres, en la de Zaragoza.

(Más información en la edición impresa de HERALDO)

Etiquetas