Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

INFRAESTRUCTURAS

El Gobierno aragonés pedirá al Ejecutivo central asumir la gestión de los aeropuertos de Huesca y Teruel

El Gobierno de Aragón planteará al Ejecutivo central la posibilidad de asumir la gestión directa de los aeropuertos de Huesca y Teruel, según adelantó el vicepresidente del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel.

Biel anunció que "en una de las próximas reuniones de la Comisión Bilateral con el Estado pondremos sobre la mesa el traspaso de competencias" en materia aeroportuaria, en el caso del Aeropuerto de Huesca y del Aeródromo-Aeropuerto de Caudé (Teruel). Según explicó "está en el Estatuto, la posibilidad de que este tipo de aeropuertos se puedan gestionar por parte de la comunidad autónoma".

En declaraciones a los medios, Biel apuntó que también se planteará al Estado la desclasificación del Aeropuerto de Huesca, lo que permitiría la gestión directa por parte del Gobierno de Aragón, algo que no es necesario en el caso de Caudé porque lo promueve el propio Gobierno aragonés.

Además, el vicepresidente indicó que tampoco habría que descartar esta posibilidad para el aeropuerto de Zaragoza ya que, aunque es de interés general, "en política nada está cerrado y menos en el desarrollo del Estatuto de Autonomía". Así que planteó que quizá sea posible en un futuro porque "lo que no es posible ahora, lo será dentro de unos años".

José Ángel Biel visitó las obras del Aeródromo-Aeropuerto de Caudé, acompañado del consejero de de Obras Públicas del Gobierno de Aragón, Alfonso Vicente, quien explicó que el Ejecutivo no descarta que el Consorcio del aeródromo de Caudé tenga que asumir la gestión de esta infraestructura.

En este sentido, Vicente señaló que al mismo tiempo que se desarrollan las obras que, según subrayó, "avanzan a buen ritmo", el Ejecutivo trabaja en los trámites administrativos para su puesta en funcionamiento y buscando empresas que se instalen en él.

El consejero explicó que "estamos trabajando con varias empresas de Europa y Estados Unidos que están interesadas en ubicarse en Caudé". Según dijo, serían empresas dedicadas al sector del mantenimiento o reciclaje de aviones. Empresas que quedarían instaladas en el área industrial del aeródromo.

Además, Vicente diferenció entre este apartado y la gestión completa del aeródromo. El consejero dijo que "estamos buscando a un posible socio que nos ayude a la gestión del aeródromo porque pensamos que es importante que haya un socio tecnológico". Aun así indicó que "sino lo gestionaremos del propio Consorcio".

Finalmente aseguró que las obras estarán acabadas antes del próximo verano. De momento, se han invertido 15 de los 38 millones de euros que costará en total el aeródromo.

El proyecto del Aeródromo-Aeropuerto de Caudé no forma parte de la red de AENA y está considerado uno de los aeropuertos de nueva generación junto a otras instalaciones de este tipo que están desarrollando otras comunidades autónomas. Con la construcción del aeródromo de Caudé, Aragón mejorará su logística y dispondrá de recintos aeroportuarios en las tres capitales.

Aeropuerto industrial

El aeródromo de Caudé está proyectado como un aeropuerto industrial que preste apoyo logístico a los aviones y se perfila como una pieza esencial de la oferta logística de Aragón que, con una superficie cercana a las 340 hectáreas y junto a las 260 hectáreas de la Plataforma Logístico-Industrial de Teruel (PLATEA), alcanza los 6 millones de metros cuadrados junto a la capital turolense, cercano a la autovía mudéjar, conectadas con el futuro Corredor Ferroviario Cantábrico-Mediterráneo y con acceso a servicios de puerto seco.

Los trabajos de este proyecto logístico fueron adjudicados a la empresa Isolux-Corsan y se centran en estos momentos en la construcción de los edificios del complejo y en el asfaltado de la pista de despegue y aterrizaje de 2.825 metros de longitud y 60 metros de anchura.

La pista de vuelo ya ha recibido las dos primeras capas de asfalto y tan solo falta la capa de rodadura que, según los técnicos, deberá esperar a la próxima primavera debido a que temperaturas por debajo de los 8 grados hacen inviable este tipo de trabajos. La pista dispondrá de plataformas de viraje en cada extremo al objeto de posibilitar el giro de las aeronaves y una calle de rodaje perpendicular que conecta la pista con la plataforma de aeronaves y con la campa.

Además, el proyecto contempla una plataforma de mantenimiento de aeronaves que también cumplirá la función de estacionamiento de los aviones que se encuentren a la espera de ser autorizados para el despegue; una campa destinada al estacionamiento de larga estancia de aeronaves que podrá albergar entre 150 y 200 aparatos; un edificio de servicios generales y sala de control de dos alturas y 860 metros cuadrados útiles.

Asimismo, contará con un edificio para albergar el Servicio de Extinción de Incendios (SEI) dotado de garaje con capacidad para dos vehículos, talleres, gimnasio y zona deportiva, sala de observación, sala de estar y dormitorios y, por último, con una zona industrial de 330.000 metros cuadrados de superficie.

Etiquetas