Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

EDUCACIÓN/ ARAGÓN

El curso para ser profesor de Secundaria y FP aumenta su matrícula casi un 55%

La próxima sustitución del Certificado de Actitud Pedagógica(CAP) por un máster hace que las inscripciones pasen de 730 a 1.130. El nuevo título durará un año e incluirá prácticas

El propio Instituto de Ciencias de la Educación (ICE), responsable de formación del curso para poder ser profesor de Secundaria y Formación Profesional, se ha visto desbordado por el incremento de matrícula. De las 730 personas que se inscribieron el año pasado, se ha pasado a 1.130, lo que supone un aumento del 54,7%.

No es que de repente haya aumentado la vocación docente. La razón hay que buscarla en que se trata de la última oportunidad para estudiar el Certificado de Actitud Pedagógica - conocido popularmente como CAP - en su versión actual, con una duración de cinco meses. La reforma de este título para el curso 2009-2010, siempre que se llegue a tiempo de preparar el nuevo plan de estudios, contempla que dure un año e incluya unas 100 horas de prácticas obligatorias en institutos.

El considerable incremento de estudiantes ha ido acompañado de un cambio de su perfil. "Lo habitual es que se trate de recién diplomados o licenciados, pero ahora nos encontramos con personas que ya terminaron su carrera hace un tiempo y que han decidido obtener esta titulación", explica Fernando Blanco, secretario del Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Zaragoza.

Esta subida, aunque responde a un motivo muy particular, viene a romper una tendencia a la baja que se venía registrando en los últimos tiempos. "Hace cuatro años estábamos en torno a los 900 alumnos, y este número ha ido descendido hasta los 730 del año pasado", dice Fernando Blanco.

Lo que sí deja claro el secretario del Instituto de Ciencias de la Educación es que este importante aumento de estudiantes no va a suponer una merma de la docencia que se venía ofreciendo. "No se va a producir ningún menoscabo de la calidad, vamos a mantener los mismos criterios, ni se van a masificar los grupos, si no que vamos a aumentar el número de estos", señala Fernando Blanco. Sí reconoce que esta situación va a significar un "tremendo esfuerzo" para el profesorado, que está en condiciones de "asumirlo".

Las medidas se están valorando a pocos días de iniciar las clases con el vicerrector de la Universidad.

El incremento más espectacular de matriculados se ha producido en las asignaturas de didáctica específica sobre ciencias. Así, la de Física y Química la han solicitado alrededor de 175 personas, frente al centenar del curso pasado. Más llamativo es lo ocurrido en la de Biología, cuyo alumnado se ha duplicado, pasando de 80 a 160 inscripciones. De "muy curioso" califica Fernando Blanco el espectacular aumento de la materia de Dibujo, en la que se han apuntado 50 estudiantes, mientras el curso pasado lo hicieron solo 15.

En el caso de las disciplinas relacionadas con las letras, la tendencia es bastante diferente. Inglés ha crecido de 55 a unos 75 alumnos, Geografía e Historia de 220 a 230 y Lengua Castellana y Literatura de 51 a 60. La excepción es francés, la única asignatura que ha disminuido, para llegar a contar con solo 10 peticiones, mientras el año pasado se registraron 15.

Etiquetas