Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AEROPUERTO DE ZARAGOZA

El PP considera que «se dinamita un motor» de la ciudad y CHA e IU dicen que hay otras prioridades

Todos los grupos de la oposición defienden la continuidad de los vuelos de bajo coste.

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Zaragoza abordaron la supresión de las ayudas municipales a las compañías vuelos de bajo coste desde ópticas distintas, pero con un punto de encuentro: el servicio debe continuar. Pero mientras el PP criticó al gobierno del PSOE por plantear la supresión de la subvención municipal a la sociedad promotora del aeropuerto, tanto CHA como IU defendieron la medida con el argumento de que en tiempos de crisis la prioridad deben ser los servicios públicos y sociales.

El portavoz del PP, Eloy Suárez, fue muy duro con el gobierno socialista. Aseguró que la decisión del PSOE significa «la disolución de facto» de la sociedad promotora y consideró que «se dinamita uno de los principales motores de desarrollo de la ciudad». Lamentó además que esta decisión se tome sin el acuerdo de la DGA. «¿Se imaginan que el Gobierno de Aragón se sale de la sociedad del tranvía y no pone los 15 millones de euros?», afirmó Suárez, aunque aclaró que el Ejecutivo, ahora en manos del PP, no va a tomar semejante medida.

«Si el aeropuerto era un objetivo estratégico hace un mes, lo sigue siendo ahora», declaró Suárez, que consideró que la supresión unilateral de las ayudas es «una irresponsabilidad».

CHA e IU, que apoyan los recortes planteados por el gobierno, tienen una posición distinta. Juan Martín, de CHA, indicó que su grupo pidió expresamente que la reducción de las ayudas fuera «progresiva y no drástica» y subrayó que la decisión se debe tomar de forma coordinada con la DGA. Consideró «importante» el mantenimiento de los vuelos, pero también precisó que el Ejecutivo autonómico «debe asumir la parte del león». «Esto beneficia a todo Aragón. No puede ser que el Ayuntamiento tenga la misma participación que la DGA», afirmó Martín, que recordó que en época de recortes, «la apuesta» es los servicios públicos y sociales.

José Manuel Alonso, de IU, abogó por «relajar» las fórmulas de apoyo a Ryanair y otras compañías sobre todo en función del incremento de pasajeros. «Aun reconociendo la importancia de los vuelos, entrarían en lo prescindible», explicó Alonso, que subrayó que esas subvenciones deben tender a desaparecer. También propuso que las compañías podrían subir ligeramente los precios para compensar el recorte. «No sería un drama», concluyó.

Etiquetas