Despliega el menú
Aragón

Informe 'Productividad y Empleo'

«La jornada continua aumenta la productividad un 6,5%»

La aragonesa es la cuarta Comunidad que cuenta con un mayor porcentaje de empleo con jornada continua, según el CESA.

Los trabajadores de Urgencias utilizan ya el nuevo sistema todas las mañanas.
Urgencias del Servet mejora la gestión de los pacientes con un sistema informático
VÍCTOR LAX

Los trabajadores que en Aragón tienen una jornada laboral continua incrementan la productividad de la empresa un 6,5 por ciento más que los trabajadores a jornada partida, lo que supone una diferencia media de 2.500 euros más al año por empleado, según el estudio 'Tipos de Jornada y Productividad en el Trabajo'.

Este estudio, dirigido por el catedrático Antonio Montañés, de la Facultad de Económicas y Empresariales de la Universidad de Zaragoza, ha sido presentado hoy en el marco de unas jornadas organizadas por el Consejo Económico y Social de Aragón (CESA).

Antes de presentar el estudio, Montañés ha explicado a los medios de comunicación que toda la actividad que implique una flexibilización de la tarea de los trabajadores y de los empresarios puede implicar "mejoras sustanciales de la productividad", en porcentajes variables pero que llegan, por ejemplo, al 5 por ciento en el sector industrial y al 9 por ciento en el servicios.

Pero éstas, ha advertido, tienen que venir acompañadas de otras medidas relacionadas con la educación, el uso de las nuevas tecnologías y la creatividad y el ingenio.

La flexibilidad, ha añadido, supone que el trabajador y la empresa estén a gusto con su trabajo, y eso puede ser tan sólo una reorganización de las tareas, que se pueda hacer parte del trabajo en casa o que se contrate a más personal en las temporadas de picos de producción.Dispuestos a un salario menor a cambio de una jornada laboral "ideal"

Montañés ha explicado que el 19 por ciento de los trabajadores estaría dispuesto a aceptar una rebaja salarial por adecuar su jornada laboral real a su jornada laboral "ideal".

Casi el 34 por ciento de los trabajadores aceptarían reducir hasta el 5 por ciento su salario y un 44 por ciento adicional lo reduciría hasta el 10 por ciento.

El estudio se ha realizado con encuestas realizadas a más de mil trabajadores de las tres provincias y a más de cien empresas aragonesas.

Aragón es la cuarta comunidad que tiene un mayor porcentaje de trabajadores con jornada continua, lo que revela que muestra una evolución en cuanto a la implantación de este tipo de jornada mucho más dinámica que la media nacional. El 49,54 por ciento de los empleos en Aragón tienen jornada partida.

También está por encima de la media nacional en el trabajo por turnos, y se trabaja de noche con mayor regularidad que en el resto de España.

En cuanto a los trabajadores aragoneses, más del 90 por ciento prefiere una jornada continua; casi el 30 por ciento de quienes la disfrutan desearía tener menos horas laborales, y casi un 50 por ciento de los trabajadores querría realizar parte de su tarea en casa.

En el lado de las empresas, la mayoría optan por la contratación a tiempo completo y limitan al 30 por ciento de la plantilla un cierto grado de flexibilidad para que los trabajadores adapten su tiempo de trabajo.

En la presentación del estudio ha participado el presidente del Consejo Económico y Social de España (CESE), Marcos Peñas, quien ha asegurado que la conciliación es en este ámbito un "asunto fundamental", entre otras cosas porque si no se aumenta la tasa de ocupación femenina, no aumentará la tasa de empleo y estará en riesgo, por ejemplo, la financiación de las pensiones.

Pero a su juicio, es la propia estructura productiva de la empresa y la organización del trabajo lo que determina que se sea más o menos productivo.

"Ya esta bien de atacar al trabajador porque rinde poco; rinde poco porque no cuenta con una estructura productiva adecuada, y eso no se puede conseguir sin apostar por capital tecnológico, por innovación y por desarrollo", ha añadido.

Además, ha insistido en que en España "se trabaja más o menos como en todos los lados", aunque esa situación tenga sus peculiaridades, como un excesivo presencialismo o absentismos "más o menos injustificados", pero con las "armas" que existen "la solución está en manos de cualquiera y sólo hace falta voluntad".

Etiquetas