Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Informe Económico de Aragón

La economía aragonesa continúa "estancada" y crecerá un 0,5% en 2011

El Informe Económico de Aragón de 2010, que analiza la evolución de la economía regional, ha sido presentado por el presidente de la Cámara de Comercio de Zaragoza, Manuel Teruel, el presidente de CAI, Juan María Pemán, y el presidente de Fundear, José María Serrano.

La economía aragonesa continúa en un fase de "estancamiento", ya que solo crecerá un 0,5 por ciento este año y 1 por ciento en 2012, lo que indica "cierta debilidad" respecto al conjunto español, debido al "poco crecimiento" que registran el sector servicios y el de la construcción.

Esta es la previsión para los próximos años que recoge el Informe Económico de Aragón de 2010, que analiza la evolución de la economía regional, y que  ha sido presentado por el presidente de la Cámara de Comercio de Zaragoza, Manuel Teruel, el presidente de CAI, Juan María Pemán, y el presidente de Fundear, José María Serrano.

Durante el 2010, la tasa de crecimiento en Aragón fue "levemente negativa", ya que el PIB descendió un 0,2 por ciento, tras la caída del 4,8 por ciento del 2009, y aunque repuntó en el último trimestre no fue "suficiente" para "una recuperación económica", ha comentado Serrano.

Estos datos, ha señalado, indican que la economía aragonesa, muy ligada al crecimiento del conjunto del país, se encuentra en una fase de "estancamiento", tras la "dura" recesión vivida en 2008 y 2009, y que ha tenido "graves" consecuencias para el mercado de trabajo.

"La crisis ha afectado más gravemente al empleo que a la propia renta. Desde que comenzó la crisis, en Aragón el PIB ha caído en torno al 4,5 % mientras que el empleo un 12 por ciento", ha comentado.

Este "estancamiento" se debe en parte a que el sector servicios y el de la construcción no "acaban de arrancar" y de volver "a las cifras de crecimiento" necesarias para crear empleo y para que la economía se recupere al menos al mismo ritmo que en el conjunto del país, ha apuntado.

Por el contrario, la evolución de la industria, el sector "más dinámico" en Aragón, ha liderado el crecimiento económico en la Comunidad aragonesa, con un aumento del 1, 6 por ciento, junto a las exportaciones que han incrementado un 19,5 por ciento en 2010.

En este sentido, Serrano ha señalado que la tasa de exportación en Aragón se sitúa por encima de la media española, pero ha alertado de que ésta no puede ser la "única solución" a la crisis, ya que tiene "sus limitaciones" y es "insuficiente" para "tirar del resto de la economía".

Ante esta situación, las perspectivas de crecimiento para el 2011 se sitúan en torno al 0,5 por ciento y el 1 por ciento en 2012, unos datos que reflejan "cierta debilidad" respecto al conjunto español, y una salida de la crisis "más lenta" de la esperada en un principio.

A su juicio, la solución a la crisis pasa por reencontrar el equilibrio financiero, "perdido hace trece años", para conseguir que el resto de países confíen en España, una "tarea urgente" que en estos momentos es "responsabilidad" de la Administración Pública, porque las empresas "ya han hecho los deberes" en este sentido.

El presidente de la Cámara de Comercio de Zaragoza y del Consejo Superior de Cámaras, Manuel Teruel, ha explicado que a esta medida hay que añadir un plan de apoyo a las pequeñas y medianas empresas, que sustentan el 80 por ciento del trabajo, y a los emprendedores, que facilite la financiación de sus proyectos.

Desde finales de 2008, se han destruido unas 15.000 empresas en Aragón.

Ha apuntado que España debe mejorar su "competitividad" -ahora se sitúa en el puesto 47 del mundo-, para lo que ha exigido a los líderes de los dos grandes partidos políticos que, después del día de las elecciones generales, se "den la mano" para pactar una "estrategia" que tenga como objetivo hacer al país más competitivo.

Para ello, Teruel, quien ha asegurado que "la crisis se ha terminado" y que ahora toca adaptarse a la situación con "nuevas herramientas", ha afirmado que es imprescindible que los cinco millones de parados que hay en el país encuentren un puesto de trabajo.

Respecto a los logros sociales obtenidos en el ámbito laboral, ha apostado por ajustarlos a la actividad generada, de igual manera que una persona "no puede darse el lujo de ir a un restaurante de 300 euros cuando sólo tiene cien".

"Si generamos poco difícilmente podremos mantener los logros sociales", ha resaltado.

Etiquetas