Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

MEDIDAS CONTRA EL DÉFICIT

Cada diputado aragonés perderá al menos 500 euros al mes con el recorte

El Justicia es la única institución que está obligada a la justificación de todos sus gastos.

Las medidas de ajuste del plan de Zapatero van a funcionar como un efecto dominó, afectando no solo a los departamentos y órganos de naturaleza administrativa o a aquellos cuerpos destinados a la prestación de un servicio público que están incluidos en el decreto ley aprobado por el Gobierno. Así lo pidió así el propio presidente Zapatero.

En Aragón, la marea del recorte de gastos se extenderá más allá de la Diputación General y de su presidente, a las otras dos instituciones recogidas en el Estatuto de Autonomía: las Cortes y el Justicia. Es algo asumido por todos, puesto que el esfuerzo de apretarse el cinturón no sería lógico que dejar fuera a ámbitos que también se nutren del dinero público.

Los diputados de los grupos parlamentarios han aceptado, sin dejar de hacer matizaciones, el recorte que se les viene encima. Un recorte que ya afecta al personal del Parlamento, que cuenta con una plantilla propia de 92 funcionarios. Cada diputado aragonés cobra una asignación básica mensual de 3.295,52 euros al mes y los que tiene dedicación exclusiva cobran además una indemnización mínima de 798,06 euros por gastos de alojamiento, manutención y desplazamiento. Si finalmente se aplica la reducción máxima, la asimilada a los altos cargos (15%) sobre el salario base, los parlamentarios con dedicación exclusiva pasarían a cobrar unos 500 euros menos al mes, de 4.093, 38 a 3.599,26 euros.

Los cinco representantes de la Mesa de las Cortes, incluido el presidente, cobran además un complemento de 1.078,56 euros y otro en atención a su actividad que va de los 155,15 euros del secretario segundo a los 441,76 del vicepresidente primero. Por este último concepto, el presidente de la Cámara cobra otros 2.180,96 euros.

Los grupos parlamentarios dan por hecho que sus sueldos se recortarán del mismo modo que el de los altos cargos de la Administración y los organismos y empresas públicas. La razón no es otra que la ejemplaridad de los representantes públicos en un momento de duro ajuste y de dificultades económicas. Otra cosa es que se haya voces, como la del diputado de IU Adolfo Barrena, que destaquen la necesidad de que estas medidas vengan acompañadas de otras generales para que la solidaridad sea real. Barrena apunta la subida del IRPF "y que a nosotros se nos aplique como a los primeros", señala.

Otras Cámaras

Varios Parlamentos autonómicos han anunciado también la reducción de sus salarios e incluso las Cortes de Castilla y León ya han hecho efectiva la rebaja de entre un 8 y un 16% entre sus cargos públicos. El sueldo básico actual de los diputados aragoneses (4.093,38 euros) está en el grupo de cabeza de los de los parlamentarios autonómicos en España. En seis comunidades cobran más sus diputados. Los que más, y con diferencia, son los vascos que se reciben, como mínimo, 5.472 euros todos los meses y los que menos los de Cantabria, con una mensualidad base de 2.131 euros. La mala situación económica ha hecho además que se pusieran en marcha ya otras medidas restrictivas.

El Parlamento de Galicia ha reformado su legislación para que las llamadas indemnizaciones por kilometraje no se cobren de forma automática, como pasa en las Cortes de Aragón con los gastos de representación, sino que sea necesario la justificación de esos gastos, algo que por ejemplo, ya está obligado a hacer el Justicia, único cargo institucional con esta característica. Del presupuesto de las Cortes depende el del Justicia, cuya estructura administrativa, con una treintena de personas, es mínima.

Otros órganos como el Consejo Económico y Social y el Consejo Consultivo de Aragón tienen asignados 308.000 y 133.000 euros de gastos de personal. A partir del año próximo habrá que incluir la Cámara de Cuentas, aunque tiene más de un millón de euros acumulados de presupuestos anteriores.

Etiquetas