Aragón

PETICIÓN CATALANA DE AGUA

Biel avisa del "gran error" al plantear el trasvase por la reacción del Levante

zaragoza. El vicepresidente del Gobierno de Aragón y presidente del PAR, José Ángel Biel, se pronunció ayer sobre la petición de la Generalitat de un trasvase a cuatro municipios catalanes y advirtió de que el planteamiento realizado es "un gran error". "La gravedad de la amenaza del trasvase no viene solo por la transferencia, sino por la reacción en otros territorios", recalcó Biel, que avisó de que va a servir de "amplificador" para las reivindicaciones de Comunidades como Murcia y Valencia.

Ayer mismo, la Comunidad valenciana volvió a reclamarlo y recalcó que hacer un trasvase "no es un problema de cantidad sino de concepto", en referencia a los 0,62 hectómetros cúbicos que ha solicitado Cataluña y los 1.050 que reclaman ellos. En este sentido, el líder del PAR recalcó que este no es un asunto "administrativo".

Respecto al informe preceptivo que debe elaborar el Gobierno de Aragón sobre esta transferencia, tal y como recoge el Estatuto, Biel dijo que está pendiente de recibir toda la documentación. Explicó que además de los informes jurídicos, el Instituto Aragonés del Agua deberá elaborar otro (posiblemente será negativo) y el Consejo de Ordenación del Territorio de Aragón (COTA) tendrá que emitir un informe que es determinante -aunque no vinculante- en el plazo de dos meses. Precisamente el Gobierno central recurrió ante el Constitucional el artículo de la ley que regula este dictamen.

El vicepresidente, que habló como portavoz del Gobierno de Aragón y líder del PAR -"no puedo desdoblarme"-, advirtió de que el trasvase a Cataluña es "de gran trascendencia política". Biel estuvo acompañado en su comparecencia tras el Consejo del Gobierno, en el que aseguró que no se había tratado este asunto, por el consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné.

Boné reiteró las declaraciones realizadas tras la Junta de Gobierno de la CHE del pasado lunes e insistió en que falta un estudio de necesidades y de alternativas desde el punto de vista económico, social y de la sostenibilidad. "Sin estos estudios, es difícil justificar el trasvase", sentenció.

El consejero de Medio Ambiente, también del PAR, rechazó un trasvase permanente, y dijo que solo puede ser "provisional y controlado". "Entendemos la casuística de la solidaridad, pero no entendemos que se tenga que resolver mediante un trasvase", matizó Boné, que apeló a la ley de aguas que prevé un sistema de concesiones a precario para estos casos.

Críticas a la CHE y Montilla

Sobre el informe técnico de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) que considera que este trasvase es compatible con el plan hidrológico de la Cuenca y las declaraciones del presidente del organismo, Rafael Romeo, quien no quiso dar su opinión, Boné fue tajante. "Si la CHE la gestionaramos nosotros, probablemente hubiéramos dicho otra cosa", aseguró. "Pero como depende de quien depende...", apostilló.

También tuvo palabras para el presidente de Cataluña, José Montilla, tras negar que su Comunidad hubiera solicitado un trasvase. "Estaba mal informado. La información que le dieron no era suficiente. Es un trasvase, aunque sea pequeño y para agua de boca, eso no es discutible", subrayó.

La Agencia Catalana del Agua, dependiente de la Generalitat, solicitó a finales de octubre al Ministerio de Medio Ambiente un trasvase de 0,62 hectómetros cúbicos para cuatro municipios catalanes que tienen su casco urbano entre la Cuenca del Ebro y las cuencas internas catalanas o fuera de la Cuenca. El Ministerio aseguró que no tomará una decisión hasta conocer la opinión del Gobierno de Aragón sobre el trasvase.

Etiquetas