Despliega el menú
Aragón

POR LA DEVOLUCIÓN DE LOS BIENES

Aragón clama por el retorno del arte sacro

HERALDO DE ARAGÓN presenta un manifiesto para reforzar una reivindicación social histórica, que reclama la devolución de las 112 obras religiosas, propiedad de las parroquias aragonesas, retenidas en el Museo de Lérida. Ya lo han apoyado ciento cincuenta personalidades de la Comunidad.

Arqueta.  Procedencia: Buira. Cronología: Siglo XIV. Materiales: Madera, estuco dorado y policromado, hierro forjado. Medidas: 16. x 27,5  x 18
Arqueta de Buira
HERALDO

Ya, sin maniobras de dilación. Aragón al unísono exige la devolución "inmediata" de las 112 obras de arte sacro de las parroquias del Aragón oriental retenidas y algunas expuestas en el Museo Diocesano de Lérida. Ciento cincuenta personalidades de la Comunidad se suman al manifiesto propuesto por HERALDO DE ARAGÓN para reivindicar el retorno de las piezas, cuya propiedad ya reconoció el nuncio Lajos Kada en un decreto en 1998 y así lo confirmó tras varias resoluciones el Tribunal de la Signatura Apostólica en una sentencia de 2007. Estos apoyos son solo los primeros de una iniciativa, abierta a la participación ciudadana, para conseguir desde la legitimidad que retornen las piezas a Aragón.

No se busca la confrontación ni la injerencia en los procesos judiciales abiertos. En estos momentos, se esperan dos sentencias de los juzgados de Lérida y Barbastro, que podrían cambiar el curso del conflicto en las próximas semanas. Además, hay otros dos procedimientos abiertos en distintos tribunales.

HERALDO pretende con este manifiesto reforzar una reivindicación social histórica en respaldo de la demanda que se inició primero desde la diócesis de Barbastro-Monzón, tras su disgregación de Lérida en 1995. Más tarde, y este mes se han cumplido once años, la Generalitat y el Gobierno de Aragón iniciaron acciones en su particular defensa de las piezas.

Quince años después, el litigio sigue sin solución por la cerrazón de Cataluña. Por ello, esta campaña no es tan solo una recogida de firmas sino la expresión del clamor que existe en Aragón ante el agravio de nuestros vecinos. Es, por tanto, algo más que la recopilación de opiniones de firmas conocidas, de religiosos, escritores, músicos, políticos, catedráticos, actores, deportistas, empresarios... Cualquier ciudadano puede sumarse a esta iniciativa a través del correo postal o bien de los cauces habilitados en la edición digital de este diario Heraldo.es. La página web servirá igualmente para recoger las expresiones ciudadanas con el objetivo de que su grito unánime se escuche en el obispado de Lérida y llegue a las autoridades catalanas que se niegan, con diversos argumentos, a devolver las piezas. Al mismo tiempo, Heraldo mantendrá una intensa actividad informativa.

Lo que en principio fue un conflicto que se dirimía en los tribunales eclesiásticos, ha llegado en los últimos años a los civiles. En buena parte, porque no se han ejecutado las sentencias de la Signatura Apostólica que ordenaron la devolución. La prueba es el primer juicio civil que se celebró el pasado 18 de mayo en la Audiencia de Lérida iniciado por la asociación Amics del Museu de Lérida, con el que pretenden demostrar que 87 de las 112 piezas en conflicto pertenecen a la diócesis ilerdense.

Este juicio todavía no está visto para sentencia, después de que en la propia vista oral tanto los Amics como el obispado de Lérida apuntaran que solicitarían un plazo para presentar documentación que supuestamente acredita que el obispo Messeguer pagó o hizo permutas por los bienes. Por otro lado, la defensa del obispado de Barbastro presentó el jueves otro escrito, para que llegara a manos de la titular de Lérida el informe de la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Huesca en el que recoge que España tiene competencias para ejecutar las sentencias del Vaticano.

Este documento forma parte de un proceso distinto, el iniciado por el obispado altoaragonés para que el Juzgado de Barbastro conceda el exequátur, que permitiría que la justicia española pudiera ejecutar el fallo de la Iglesia y ordenar la devolución, incluso con el auxilio de la fuerza pública. En este último caso, el juez ya puede decidir, y se espera en pocos días, si procede el exequátur. En el caso del conflicto civil de Lérida, la jueza decidirá primero si acepta las pruebas de ambas partes antes de emitir la sentencia.

Además, el Gobierno de Aragón planteó el pasado verano en Lérida un contencioso-administrativo contra el Consorcio del Museo por desestimar el requerimiento del Ejecutivo aragonés de devolver los bienes. Por su parte, el abogado aragonés Jorge Español intenta recurrir la resolución Mieras, por la que la Generalitat impide al obispado devolver los bienes. A esta sentencia se aferra Cataluña para impedir el traslado de las piezas. Es el momento de que se haga justicia. Ya.

Etiquetas