Despliega el menú
Aragón

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Alberto Larraz: "Entiendo que el PAR tenga otra opinión en el modelo de financiación autonómica"

Satisfecho por el acuerdo autonómico, dice que Aragón mantiene su posición "privilegiada" en el global

El consejero de Economía de la DGA, Alberto Larraz, en su despacho el pasado viernes.
Alberto Larraz: "Entiendo que el PAR tenga otra opinión en el modelo de financiación autonómica"
J. C

PREGUNTA: ¿Está satisfecho con el acuerdo de financiación para Aragón? ¿Qué destacaría?

RESPUESTA.- Sí. Primero, es un acuerdo dinámico, en el que cada año se modifican parámetros. Nosotros iremos ganando las posiciones que nos dejen, porque en financiación per cápita nos estamos quedando en el 109%, por lo que nos mantenemos en un espacio privilegiado. En segundo lugar, en este modelo es en el que más esfuerzo se hace para pasar impuestos a la Comunidad. De forma que nos van a dejar casi autónomos. Más del 92% de nuestros ingresos los vamos a tener en impuestos que vamos a gestionar nosotros.

 

P.- En este modelo, ¿no cree que se ha primado demasiado la población, que no favorece a la Comunidad, y se han dejado de lado criterios como la superficie o la densidad?

R.- En el Consejo de Política Fiscal y Financiera, el consejero de Economía de Valencia, Gerardo Camps, dijo que se había ponderado muy poco la población y que habían ido el resto de las ponderaciones por encima de lo que debía de hacerse y que había que ajustarlo. Eso dijo el de Valencia.

 

P.- ¿Cómo es posible que para el Gobierno pese más Cataluña que Aragón en la ponderación de la dispersión de la población?

R.- Porque la dispersión se hace con entidades singulares, no por municipios reconocidos. Eso no se hace ahora, sino que lleva varios modelos. Por eso, desde siempre hemos dicho que habría que calcularla de otra manera. Nosotros nos hemos centrado en la baja densidad, que es lo que nos interesa. De hecho, se ha creado un fondo específico a instancias de Aragón. Además, a nosotros nos venía muy bien que un porcentaje de los incrementos de la población tuviera que ver con tramos de edad.

 

Pusieron tres y nosotros dijimos que tenían que ser siete. Al final, han puesto siete. Además, nos hemos combinado con el fondo de baja densidad, que nos viene muy bien para compensar lo que podamos perder en el reparto por población.

 

P.- ¿Por qué Cataluña se vanagloria de haber logrado respetar al máximo su Estatuto, mientras en Aragón llueven críticas por lo contrario?

R.- Eso es una opinión. Yo aseguro que se ha tenido en cuenta en el nuevo modelo todo lo que el Estatuto dice. Pero lo digo con metodología porque conozco en profundidad el modelo. Hay opiniones por ahí que dicen que no se ha tenido en cuenta. Que me digan en qué.

 

P.- Su socio, el PAR, dice que no se ha cumplido.

R.- Entiendo que es otra opinión. Espero que, a lo largo de los días, como estamos teniendo reuniones, hablamos por teléfono, quedamos y estoy haciendo documentos más precisos, terminen de profundizar y entiendan que sí se ha completado todo lo que dice el Estatuto.

 

P.- El PAR exige compensaciones por este modelo, ¿va a pedirlas?

R.- A mí no me han pedido compensaciones. Eso me imagino que lo habrá hablado el vicepresidente con el presidente.

 

P.- El acuerdo se deberá ratificar en la comisión de asuntos económicos, ¿en caso de que el vicepresidente votara en contra, podría haber una ruptura de gobierno?

R.- No lo contemplo. No opino de las frases que empiezan por "si?". Yo de futuro, que no sabemos lo que hay, no opino. Yo, metodología y números. De eso opino, de otras cosas no.

 

P.- ¿Cómo se va a concretar el aumento de ingresos por este modelo en los presupuestos?

R.- En lugar de algo más de 2.000 millones que teníamos con el Estado, vamos a compartir algo más de 3.000. Serán 1.000 millones más, que van a evolucionar con la media de los crecimientos de Aragón en lugar de los del Estado, y nos van a dar un poquito más de movimiento.

 

P.- La crisis obliga a unos presupuestos de contención, ¿qué cifras globales se barajan?

R.- Un poco más ajustadas que el año pasado. Puede haber una reducción del presupuesto, pero fundamentalmente habrá reducción del gasto corriente. Hay unas cifras del Gobierno central, que ya las ha anunciado, que son reducciones del 4,5% del presupuesto. Y en las reuniones que tenemos con el resto de los consejeros, sabemos que todas las Comunidades vamos a reducir los presupuestos en cifras de un dígito, no de dos.

 

P.- En estos presupuestos, ¿tendrá el campo de fútbol una partida?

R.- ¿Por qué me preguntáis todos por el campo de fútbol? Yo no me he sentado aún a negociar con nadie. Todo el mundo me señala a mí como el malo de la película en este asunto. Yo lo que quiero es que los presupuestos salgan lo mejor posible y que los departamentos tengan la mayor cantidad de dinero. Además, la decisión del campo del fútbol no es una decisión del consejero de Economía. Eso lo decide el presidente y el alcalde. Yo no. Yo soy un mandado.

 

P.- ¿Qué fórmulas podría haber?

R.- Se está hablando de hacer un consorcio, de participar en la inversión, sacar dinero de aprovechamientos urbanísticos? Pero todos los proyectos que tienen en sus intenciones ingresos por aprovechamientos urbanísticos, tienen dificultades. Tengo todavía que hablar con el Ayuntamiento.

 

P.- Han mantenido una reunión esta semana con una de las posibles compradoras de GM, ¿cuál de las opciones le parece mejor para la planta de Zaragoza?

R.- Las tres me parece que tienen posibilidades. Una cosa son los modelos teóricos que nos presentan y otra será la práctica. Vamos a esperar. Nuestra función es estar proactivos y estar en cada oferta que hay. En todas hay sacrificios.

 

P.- Iglesias y Biel han anunciado cambios en el Gobierno, ¿se ve haciendo la mudanza?

R.- Eso solo lo sabe el presidente, así que se lo tendrán que preguntar.

 

P.- ¿Tiene alguna preferencia?

R.- Iré dónde me digan. Estoy muy bien donde estoy y el presidente será el que decida lo que hay que hacer. Eso solo está en su cabeza y le aseguro que solo lo sabe él. Los demás no tenemos ni idea, como debe ser.

Etiquetas