Aragón
Suscríbete

El ministro Torres recuerda a Azcón el carácter “técnico” de la bilateral: “No estaríamos ni él ni yo”

El dirigente socialista rechaza que la carta enviada al presidente de Aragón y a la de las Cortes, Marta Fernández, sea una “amenaza”.

El ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, este martes durante una rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros
El ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, este martes durante una rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros
Carlos Luján

Ángel Víctor Torres no arroja la toalla. El ministro de Política Territorial y Memoria Democrática mantiene la mano tendida al Gobierno de Aragón para celebrar la comisión bilateral convocada por el Estado para resolver las dudas jurídicas de la derogación de la ley de memoria aprobada por PP y Vox en la Comunidad. El dirigente socialista ha recordado al presidente de la DGA, Jorge Azcón, que dicho encuentro tendría un carácter “técnico y riguroso”, en el que solo participarían los servicios jurídicos.

“No estaríamos ni el presidente Sánchez, ni el ministro Torres, ni el presidente de la Comunidad, ni el consejero homólogo. Los que están son los servicios técnicos y jurídicos que se sientan, ven los textos e intentan caminar en un acuerdo”, ha subrayado este miércoles ante la prensa para tratar de convencer al Ejecutivo aragonés.

La comunicación de la convocatoria de la bilateral, una herramienta prevista en el artículo 33.2 de la ley del Tribunal Constitucional ante conflictos entre administraciones, fue entregada ayer al mediodía a la DGA. Azcón ya advirtió en declaraciones a los medios que no participará en una reunión que tildó de “acto electoral”. Torres, no obstante, esperará a recibir una respuesta oficial o en su defecto, pasados “seis o siete días de cortesía”, activará un recurso ante la Justicia.

“Es exclusivamente técnico y jurídico, la mayoría de las veces no sale ni en los medios. No se entera nadie. Y se llegan a acuerdos”, ha argumentado el ministro, que ha remarcado la importancia del informe de la ONU en contra de las derogaciones de las leyes de memoria emprendidas por los gobiernos autonómicos de PP y Vox. “Yo lo que quiero es que ante la comunicación contundente de los relatores de las Naciones Unidas, quienes han impulsado esas leyes, quienes están tramitándolas en las Cortes, tomen nota. Porque dicen claramente que se vulneran los derechos humanos, que se invisibilizan a las víctimas de la dictadura”, ha apostillado.

Carta a las cortes

La polémica no ha quedado ahí. El ministro trasladó este lunes el informe de la ONU acompañado de una carta informativa a los presidentes de Aragón, Valencia y Castilla y León, los que hasta ahora han emprendido medidas contra las leyes de memoria. Pero también a los presidentes de los respectivos parlamentos autonómicos, incluida a la aragonesa Marta Fernández.

En dicha misiva, Torres advertía que “toda acción legislativa [...] está sujeta al cumplimiento del derecho internacional y de los compromisos adquiridos por España”. El mensaje no sentó nada bien a la presidenta de las Cortes valencianas, Llanos Massó (Vox), que denunció lo que a su juicio es un “chantaje” y una “injerencia”.

El ministro ha rechazado este extremo. Ha defendido la carta como “amable, educada y tendiendo la mano”, y ha defendido que “el chantaje es que se vulneren los derechos humanos y se mire para otro lado”.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión