Aragón
Suscríbete

Empleo y discapacidad: "Fue difícil iniciarme en el mundo laboral, pero me ha hecho mejor"

Atades lanza una campaña de sensibilización por la formación e inserción laboral de personas con discapacidad intelectual, capacidad intelectual límite y autismo.

Antonio Nguema, durante la presentación de la campaña de Atades.
Antonio Nguema, durante la presentación de la campaña de Atades.
Francisco Jiménez

Fue en 2017 cuando Antonio Nguema, que sufre una discapacidad intelectual y también física, le comentó a su madre, con quien residía, su deseo de independizarse. Comenzó, ha recordado, en el proyecto Gardeniers de Atades, donde estuvo seis meses. "Para mi fue difícil iniciarme en el mundo laboral y no pensé que fuera a cuajar en ninguna empresa", ha reconocido este joven de 32 años, quien ahora se muestra encantado con todo lo logrado: "Me ha hecho crecer más, ser mejor y que cada día tenga más ganas de trabajar y de demostrar lo mejor de mí".

Tras pasar por Gardeniers, lo contrataron en una empresa de paquetería. Allí estuvo tres años "repartiendo paquetes por diferentes códigos postales", hasta que se convirtió en recepcionista del Museo del Fuego de los Bomberos de Zaragoza, donde le recibieron con "los brazos abiertos". "Lo que más me gusta es recibir a la gente y luego ver que se van contentos y quieren volver", ha detallado en la presentación de la campaña de Atades que busca sensibilizar sobre la formación e inserción laboral de personas con discapacidad intelectual, capacidad intelectual límite y autismo.  

Todo ello le ha permitido tener una independencia económica y además se ha podido demostrar a sí mismo que es "capaz" de llevar a cabo tareas que hasta ahora le eran impensables. "Me gusta relacionarme con la gente y que vean que una persona con discapacidad pueda hablar con otra de igual a a igual", ha subrayado con satisfacción. En este sentido, ha detallado que parte del éxito en la inserción laboral de las personas con discapacidad se basa en la actitud: "Si vas con positividad y crees en ti mismo, no es tan complicado. Todo depende de uno mismo, de las ganas que se tengan de querer superarse". 

Patricia Auría: "Empezar a trabajar ha sido un reto"

Patricia Aura, en la presentación de la campaña de inserción laboral de Atades.
Patricia Auría, en la presentación de la campaña de inserción laboral de Atades.
Francisco Jiménez

"Muy feliz" y "valorada". Así se siente Patricia Auría, quien trabaja en el centro especial de empleo Logística Social de Atades, donde lleva a cabo tareas de limpieza en residencias y oficinas. "Estoy encantada porque hago mi jornada laboral de ocho horas y me siento muy feliz", ha subrayado esta joven de 31 años que tiene una discapacidad intelectual. 

Para ella, empezar a trabajar ha sido "un reto".  "Durante toda mi vida he luchado y me he esforzado. Y lo sigo haciendo cada día en mi trabajo", ha relatado sin que se le borrara su característica sonrisa de la cara. Esa misma que le acompaña cada día en su trabajo y que además contagia a sus compañeros.  "Si puedo ayudar a alguien que igual esté pasando un mal día...", ha destacado  al tiempo que ha señalado que lo fundamental es creer en uno mismo: "Si tú no crees en ti, nadie lo hará". 

"Cuando llego a mi casa, pienso que he hecho mi jornada laboral y lo he hecho lo mejor que he podido. Todos podemos conseguirlo", ha subrayado. En este sentido, también ha incidido en todo lo que le aporta el tener un trabajo, tanto personal como laboralmente: "He crecido mucho y es de agradecer que confíen en ti". 

Pablo Abad: "Empecé hace casi un año y ojalá me jubile aquí"

Pablo Abad, en la presentación de la campaña de Atades por la inserción laboral.
Pablo Abad, en la presentación de la campaña de Atades por la inserción laboral.
Francisco Jiménez

Pablo Abad, de 27 años y con una discapacidad intelectual, está tan feliz en Dexis Ibérica, donde lleva trabajando casi un año, que ya sueña con jubilarse allí: "Es como si segunda familia. Lo que más me gusta es el ambiente con los compañeros. Nos ayudamos mucho entre todos". Se trata de su primera experiencia en una empresa ordinaria después de haber estado contratado en centros de apoyo. En esta nueva etapa se dedica a tareas de logística relacionadas con la manipulación de guantes, mascarillas... y ahora también lleva a cabo laborales de reciclaje de cartón. 

De su buen hacer y también de su integración ha dado fe la directora de recursos humanos de la compañía, Elena Moreno, quien no ha dudado en asegurar que están aprendiendo más ellos de Pablo que él de la empresa y sus compañeros. "Esta siendo una experiencia muy positiva y hemos conseguido que haya una relación fluida", ha subrayado. Y ha puesto en valor que este empleo ha permitido a Pablo independizarse económicamente. 

Asimismo, ha destacado que los procesos e selección de esta empresa se basan en el talento y no en las etiquetas: "Si visibilizamos las buenas prácticas, también visibilizamos y normalizamos el talento de las personas con capacidades diferentes". 

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión