Aragón
Suscríbete por 1€

Aragón recurrirá a fondos europeos para avanzar hacia un parque móvil más ‘verde’

Hacienda pone en marcha un sistema de adquisición dinámica para renovar 138 vehículos por un valor estimado de 4,8 millones de euros.

Los puntos de recarga de los coches eléctricos comienzan a aparecer en las ciudades.
Los puntos de recarga de los coches eléctricos comienzan a aparecer en las ciudades.
Pixabay

El Gobierno de Aragón impulsa la transición de un parque móvil integrado por vehículos de combustión a una flota que incorporará híbridos y de cero emisiones o eco, aprovechando para la renovación el alivio presupuestario que ofrecen los fondos europeos para la recuperación. Queda un largo y complejo camino por delante. La DGA tiene 1.639 vehículos, y en esta primera fase se renovarán 138 de distintas categorías, con un coste estimado de 4,89 millones de euros. Las previsión es comenzar, este mismo año, con unos 70 vehículos, de los que quince serán totalmente ‘verdes’.

La Consejería de Hacienda opta por un sistema dinámico de adquisición para racionalizar la compra. Solo los vehículos cero emisiones y los híbridos se cargarán a fondos europeos. La descarbonización, la eficiencia energética, el despliegue de las renovables y la electrificación de la economía figuran entre las prioridades del plan, que destina el 40% a la transición ecológica, y esta compra se beneficia de ello.

Con este tipo de contratación totalmente electrónica se seleccionan empresas a las que se invita después a diferentes contratos para suministrar vehículos de distintas categorías. Al sistema están adheridos, además del Ejecutivo autonómico, los ayuntamientos de Caspe, Castejón de Sos, Gallur, Gargallo, La Muela, La Puebla de Alfindén, Sallent de Gállego y Torres de Berrellén, las comarcas Comunidad de Teruel, Bajo Aragón, Bajo Cinca y Bajo Martín y la Universidad de Zaragoza. El contrato tiene una duración de dos años, prorrogable por dos más.

No es necesario adquirir todos los vehículos al mismo tiempo, pues la compra se realiza en función de las necesidades. La apuesta por vehículos respetuosos con el medio ambiente se alinea con la estrategia Aragonesa Contra el Cambio Climático (EACC 2030), que apuesta por un "modelo de transporte y movilidad de nulas o bajas emisiones y de reducción de consumos".

Aunque se avanza en la incorporación de modelos eficientes y eco, se deberán mantener de forma residual en algunas categorías vehículos de combustión, porque la oferta ‘verde’ resulta escasa en estos momentos. En el primer lote de vehículos a renovar priman, todavía, los que utilizan diésel y gasolina.

El sistema de adquisición dinámica permite que las empresas se vayan incorporado mientras dura el proceso. El hecho de ser admitido da derecho a optar a todas las convocatorias, con todos los vehículos que se ajusten a los requisitos exigidos, pero sin imponer la obligación de que tengan que hacerlo. La directora general de Contratación de la DGA, María Josefa Aguado, sostiene que se garantiza una "eficiente utilización de los recursos públicos". "La compra pública no es un fin en sí misma para la adquisición de productos y servicios, sino un instrumento favorecedor e incentivador de políticas sociales, medioambientales y de innovación, para garantizar los principios de publicidad, transparencia y no discriminación que rigen en esta materia", señala.

El número de unidades puede aumentar de forma notable mientras dure el proceso. Lo dice el contrato, donde se especifica que el número de unidades "podrá variar de forma sustancial por la necesidad sobrevenida de reponer vehículos con averías de difícil reparación o por la sustitución de los modelos menos eficientes para poder cumplir con la normativa medioambiental".

Renovación de unos cien vehículos al año

Cada año es necesario renovar un centenar de vehículos de la flota autonómica. Seis serían turismos de representación, 17 de gama media, 22 de gama baja, 12 combis de cinco o siete plazas, 3 industriales y 41 pick-up o todoterrenos. Hay que tener en cuenta, además, que hay vehículos anteriores al año 2000: 52 camiones, 12 furgonetas, 41 turismos y 32 vehículos industriales.

La diferencia de precios entre los vehículos de combustión y los ‘eco’ son notables. En los turismos de representación se llega, incluso, a duplicar el precio, al pasar de un máximo de 16.875 euros a 33.000. Lo mismo ocurre con los de gama media, que pasan de 12.800 a 27.000; los de gama baja, de 8.100; los combis de 5 y 7 plazas, de 11.900 a 28.000; los de 8 y 9, de 4.438 a 35.000; las furgonetas de 90 Cv de 12.647 a 27.000 y las de 120 Cv de 13.094 a 30.000. También se da en los pick-up, que pasan de 18.990 a 32.000 y en los todoterreno de 90 cv, que pasan de 16.267 a 25.000. Para los todoterreno de 130 cv, los camiones, las retrocargadoras y los polivalentes se fijan precios de base de 31.000, 140.000, 100.000 y 110.000 euros.

A pesar de la antigüedad de la flota de camiones, con 52 que superan los 22 años (el 38%), en el sistema dinámico de compra no se fija una cifra elevada a renovar porque la consejería de Vertebración del Territorio está licitando un procedimiento de adquisición por renting.

En el pliego específico de licitación se podrá indicar de manera expresa el tipo de vehículo a adquirir (eléctrico, híbrido enchufable, gas) y el equipamiento necesario. Una vez adjudicados, las empresas deberán suministrarlos en un plazo inferior a tres meses, aunque se podrá ampliar a seis mientras persista la crisis de semicondutores.

Gestión de recursos públicos

María Josefa Aguado defiende las bonanzas del sistema dinámico de adquisición, una fórmula "llena de ventajas" que dota al proceso de "accesibilidad, transparencia y fiabilidad" y favorece "la concurrencia y participación.

Su implantación ha requerido un importante esfuerzo en la Administración. Se empezó a utilizar durante la pandemia, y desde Hacienda confirman que está dando buenos resultados pues en algún caso ha permitido ahorros de hasta el 60%. Implica, pese a ello, una forma nueva de trabajar. Y "los comienzos son todos difíciles", reconoce Aguado, que explica que "al principio será más complicado para todos por las novedades que se introducen, pero a medida que avancemos por este camino, a buen seguro el resultado será ventajoso para ambas partes". Cuando se formaliza el contrato, se ofrece un código contable para garantizar los derechos de confidencialidad. Y se especifican las medidas que se tienen en cuenta al definir la compra, para que comprendan el procedimiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión