Aragón
Suscríbete por 1€

Heraldo del Campo

Agronomía

El creciente objetivo de garantizar la seguridad

El Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Aragón, Navarra y País Vasco se ha integrado en la entidad Aessia, que fomenta la seguridad de calidad.

La entidad entrega unas cartas de calidad, un distintivo que otorga ciertos beneficios a los socios.
La entidad entrega unas cartas de calidad, un distintivo que otorga ciertos beneficios a los socios.
Aessia

Bajo la premisa de garantizar la seguridad de sus instalaciones agronómicas, el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Aragón, Navarra y País Vasco se ha convertido recientemente en el socio número 13 de la Asociación de Entidades del Sistema de la Seguridad Industrial de Aragón (Aessia). De esta manera, los ingenieros agrónomos se unen al Colegio de Ingenieros Industriales de Aragón y La Rioja, las asociaciones de empresarios, instaladores y mantenedores y varios Organismos de Control.

"El Gobierno de Aragón quería que hubiera un cambio en la seguridad industrial que permitiera dar un salto de calidad y fomentar esa calidad entre los agentes con el fin de mejorar la seguridad industrial. Que no haya accidentes, que las instalaciones estén bien hechas, que sean fiables...", explica Luis Ángel Carbó, gerente de Aessia. Así pues, nació la asociación, juntando a todas las entidades representativas de los agentes de la seguridad industrial de Aragón para colaborar entre sí y poder tramitar los expedientes. "Por ejemplo, si compras un piso tienes que hacer un boletín eléctrico. Alguien tiene que sellarlo, y esos somos nosotros. Comprobamos que esté todo correcto, y así, se lo mandamos a Industria", resume Ángel, que define a Aessia como "una entidad de fomento de la calidad en la seguridad industrial, además de control de expedientes".

De esta manera, la asociación surgió de la mano de los colegios de ingenieros industriales e ingenieros técnicos industriales, que "copan el 90% de las instalaciones de este tipo", según el gerente; los instaladores de baja tensión y fontanería, que "también cogen el 80%"; y los Organismos de Control que quisieron incorporarse, que, "en Aragón, de unos 10 o 15 que tienen oficina, cuatro decidieron formar parte de la asociación", asevera Ángel.

Ahora, a estas entidades se les suma el Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos de Aragón, País Vasco y Navarra, que va a recibir un impulso en la seguridad de las instalaciones agronómicas. "Los ingenieros agrónomos también hacen instalaciones sujetas a la seguridad industrial. Cuando ellos construyen, por ejemplo, una nave o una granja porcina, y calculan la estructura y todo lo que conlleva hacer este tipo de locales, o cuando hacen la instalación eléctrica", indica Luis Ángel Carbó, quien considera importante que los ingenieros agrónomos formaran parte de Aessia ya que "por todos estos motivos, ellos también son agentes de la seguridad industrial".

Cartas de calidad

Además, en su labor de fomento de la seguridad industrial, la asociación hace entrega a los miembros de unas cartas de calidad, un distintivo que supone que "estas empresas trabajan con un plus de calidad respecto al que no lo tiene".

"Estas cartas son algo parecido a una ISO 9.000 -un conjunto de normas de control de calidad y gestión de calidad-, pero en reducido, para que los agentes tengan la posibilidad de conocer qué es esto y si luego quieren algo más, ya pueden hablar con una empresa de certificación de ISO 9.000 y pasarse", comenta el gerente de Aessia. Asimismo, los organismos que reciben la carta de calidad obtienen unos beneficios en cuanto a tarifas o visibilidad.

548 proyectos en 2021

El Colegio de Ingenieros Agrónomos visó en 2021 un total de 548 proyectos y 346 direcciones de obra relacionadas con el diseño, la construcción de explotaciones ganaderas, regadíos, industrias agroalimentarias, naves agrícolas y otras actividades similares. "Casi la mitad de esos visados afectan a la seguridad industrial. En concreto, se llevaron a cabo 263 actuaciones en Aragón, la mayoría de ellas en industria agroalimentaria, donde los ingenieros agrónomos tienen un amplio campo de actuación", señala Luis Ángel Carbó.

En la Comunidad aragonesa, las explotaciones ganaderas siguen teniendo mucha importancia dentro de la actividad de la ingeniería agronómica. Según Aessia, en 2021 se visaron hasta 309 actuaciones tanto en ganadería intensiva como extensiva, así como de distintas especies: avícolas, porcino, vacuno, caprino, ovino, etcétera.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión