Aragón
Suscríbete

perspectivas 2022

Pilar Martín Duque: "Trabajar en tiempos de pandemia ha sido especial, estresante e inolvidable"

La investigadora ha dedicado los últimos meses a desarrollar iniciativas para acabar con la covid, trabajo que ha compaginado con su investigación principal: la lucha contra el cáncer.

La investigadora Pilar Martín ha desarrollado gran parte de su carrera en Aragón.
La investigadora Pilar Martín ha desarrollado gran parte de su carrera en Aragón.
Aránzazu Navarro

El 2021 ha sido un año de cambios para la investigadora Pilar Martín. Madrileña de nacimiento, lleva en Aragón desde 2008, cuando comenzó su trabajo en el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS). Tras un breve periodo compaginando esta labor con la de vicerrectora de la Universidad San Jorge, Martín decidió cambiar el rumbo en julio presentándose a una plaza como profesora titular en la Universidad de Zaragoza, puesto que ocupa actualmente.

Durante la pandemia, ha participado en el desarrollo de una nueva prueba diagnóstica para destapar falsos positivos, ¿cómo ha sido para usted trabajar en estas circunstancias?

Trabajar en tiempos de pandemia ha sido estresante, especial e inolvidable. Creo que nos ha marcado a todos de diferentes formas, no solo a nivel personal, también profesional. Al mismo tiempo, el seguimiento por parte del Ministerio ha sido mucho más intenso que el de cualquier otro proyecto y mucho más participativo. No ha sido tan frío, sino mucho más personalizado. En general, el proyecto ha sido especial, ha habido muchas cosas buenas y muchas cosas malas, pero ha sido, desde luego, inolvidable.

¿Ha puesto de manifiesto la covid la importancia de la investigación?

Como en todo lo que sucede en la vida, la covid ha sacado lo mejor y lo peor de muchas cosas. En general, la mayoría de la gente ha puesto en contexto la ciencia y su importancia, aunque yo creo que ya lo sabían. Al mismo tiempo, la minoría que está buscándole la puntilla a todo también está más enfocada en la ciencia que antes. Ha habido todo tipo de comentarios, pero, afortunadamente, la mayoría de ellos han sido buenos. Creo que los ciudadanos ya estaban concienciados, pero lo importante es que lo hagan los financiadores, aunque hemos dado un pequeño paso en eso también.

¿Cómo se encuentra actualmente este sector en Aragón?

En Aragón no hay nada que envidiar a cómo se está desarrollando la investigación en el resto de España. Tenemos instalaciones punteras, equipos maravillosos y muy innovadores, hay algunos grupos de investigación que están entre los líderes mundiales de su conocimiento... De hecho, hay mucho más aporte que por parte de otras comunidades autónomas. Es cierto que hay equipos que son muy buenos pero son únicos y en otras ciudades más grandes hay varios, de manera que, si no puedes acceder a uno, puedes acceder al de otro centro, y también el contexto divulgativo entre diferentes instituciones o participativo con otros investigadores es más amplio, pero estamos en un nivel muy alto.

¿Cómo afronta esta nueva etapa en la Universidad de Zaragoza?

Hay muchas cosas que por falta de tiempo no había podido realizar. Tenía muchas ideas pero me faltaban fuerzas. En este momento, espero poder abarcar muchas más investigaciones que en los últimos meses.

¿Qué es lo que le falta a la investigación contra el cáncer para avanzar?

El cáncer no es una sola enfermedad, son muchísimas. El problema es enfocarlas todas como si fuera una única. Tenemos avances muy prometedores, de hecho tuvimos una patente durante el confinamiento con el Instituto de Salud Carlos III, pero el problema es el de siempre: faltan fondos. Aunque somos muchos grupos, también hacen falta recursos. No es como una enfermedad infecciosa, que el primer enfoque para eliminarla es una vacuna. En el caso del cáncer hay muchos abordajes diferentes, todos ellos buenos, pero hay que llegar a la diana. Cuando doy charlas, cuento que el primer caso de cáncer se describe en el año 1.500 a. C. en una momia egipcia, y lleva con nosotros todos estos años. Hemos llegado a tener un avance muy grande: la cronicidad. Firmaría por conseguirla en todos los tipos de cáncer.

¿Quién es Pilar Martín Duque?

Tras dos décadas dedicada a la lucha contra el cáncer, la pandemia obligó a Pilar Martín a retomar su vocación universitaria por la virología participando en el desarrollo de una prueba diagnóstica para destapar falsos positivos. Desde 2008 ha trabajado en el IACS y, después de un breve periodo como Vicerrectora de la USJ, ahora ocupa una plaza como profesora en Unizar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión