Aragón
Suscríbete por 1€

La crisis por falta de microchips amenaza con prolongarse hasta finales de 2022

"Es muy grave que fábricas y proveedores estén parando", advierte Ricardo Mur. Por la escasez, la planta de Opel PSA ha dejado de fabricar cerca de 70.000 coches.

Una trabajadora en la línea de montaje de vehículos de la planta zaragozana de PSA (Grupo Stellantis).
Una trabajadora en la línea de montaje de vehículos de la planta zaragozana de PSA (Grupo Stellantis).
PSA

Un año, por lo menos, incluido todo el segundo semestre de 2022, costará dejar atrás la crisis de falta de suministro de semiconductores que está afectando principalmente a los sectores de la automoción y los electrodomésticos. El desencadenante fue la pandemia. En marzo de 2020 todo se paró y cuando en junio la producción a escala mundial se reactivó, las fabricas de microchips, concentradas en Asia, no dieron abasto. Eso sumado al aumento por el teletrabajo de la demanda de ordenadores (con crecimientos del 40%) o las consolas, provocaron un desequilibrio entre oferta y demanda que comenzó a notarse a finales de 2020. Nueve meses después persiste la escasez de estos componentes que, semana tras semana, están obligando a parar a las fábricas y causando un efecto dominó en el transporte y servicios auxiliares de estas industrias.

"Es muy grave que fábricas y proveedores estén parando, con la afección que eso tiene en el empleo en una comunidad como Aragón, con industrias tan importantes como la de PSA o BSH", manifestó Ricardo Mur, presidente de CEOE Aragón. "Lo peor es que no se ve el final", dijo.

"Algunos de los principales proveedores del sector, como Intel, están empezando a apuntar a 2023 como el año de la salida de esta crisis de aprovisionamiento", señaló César Franco, vicepresidente del Consejo general de colegios oficiales de ingenieros industriales. "Esta falta de aprovisionamiento no va a resolverse en el corto plazo", corroboró Yolanda Bravo, doctora en ingeniería industrial. "Falta capacidad productiva para toda la demanda que hay". "La automoción siempre ha trabajado por minimizar costes y además trabaja en ‘stock plano’, es decir, sin ‘stock’, y con márgenes muy ajustados. Mientras, las compañías tecnológicas, muchas ubicadas en Asia, tienen vínculos más fuertes con los fabricantes de microchips y pagan mejor, con lo que sufren menos la falta de abastecimiento", explicó esta experta.

Una operaria monta el salpicadero de un vehículo en la fábrica de Módulos Ribera Alta (Grupo Cefa).
Una operaria monta el salpicadero de un vehículo en la fábrica de Módulos Ribera Alta (Grupo Cefa).
Guillermo Mestre

"Es la industria que emplea semiconductores de menor coste la más castigada", subrayó el presidente de la patronal aragonesa. Que sufra menos depende de cómo afronte Europa la reindustrialización, recordó, en referencia al problema múltiple que supone la excesiva dependencia de Asia "no solo por la escasez de semiconductores, sino por el alza en las materias primas y en el precio de los contenedores, que se ha multiplicado por cinco".

"Aguantar se aguanta. La industria no va cerrar, pero al final lo repercutirá en precios, porque esta situación puede durar todo 2022", reconoció Javier Ferrer, presidente de la Federación de Empresarios del Metal de Zaragoza y vicepresidente de Cepyme Aragón.

Los más afectados por no tener estas piezas de electrónica para trabajar son los aproximadamente 5.500 trabajadores de la planta de Opel/PSA (grupo Stellantis) en Figueruelas y los aproximadamente 15.000 de la industria auxiliar. Sin haber podido enganchar en el turno de noche, tampoco podrán trabajar mañana ni el martes y está por ver que pasará el miércoles. No son los únicos, también los trabajadores de la planta de Seat Martorell la tendrán parada estos dos días. Asimismo, la factoría de Volkswagen en Landaben (Navarra) ha anulado los tres turnos de trabajo del jueves y el único que tenía previsto para el viernes. Y en la de Renault (Valladolid) aprobaron que se interrumpa el turno de noche desde mañana y durante todo el mes de septiembre. La de Ford Almussafes (Valencia) también cierra la tercera semana de este mes por falta de semiconductores. Y fuera de España, en Alemania Audi ha tenido que aplicar un ERTE y Volkswagen reducir turnos mientras que en Japón, Toyota ha recortado un 40% la producción este mes y General Motors ha parado dos semanas la planta de Illinois (EE. UU.).

Instalaciones de la fábrica de BSH España en La Cartuja (Zaragoza).
Instalaciones de la fábrica de BSH España en La Cartuja (Zaragoza).
Aránzazu Navarro

Un problema global que en la planta zaragozana de Figueruelas (grupo Stellantis) ha supuesto dejar de producir en lo que va de año entre 65.000 y 70.000 coches. "Con las medidas de flexibilidad pactadas y el ERTE acordado nada hace pensar en este momento que fuera necesario un nuevo ERTE en lo que resta de año", indicó la compañía. "La producción se ha visto afectada por la falta de semiconductores", reconocieron, pero cuando hay siguen trabajando a tres turnos en la línea 2 (Opel Corsa y Corsa 100% eléctrico) y a 2 turnos en la línea 1 (Citroën Aircross y Opel Crossland), ya que la demanda de nuestros vehículos sigue siendo importante", dijeron. "En un vehículo se ensamblan más de 2.000 componentes que cada vez incorporan más piezas electrónicas. Cada una es como una caja negra que puede llevar diversidad de componentes electrónicos, unos más sencillos y otros más complejos programables que son los que causan más problemas de suministro", explicaron.

Lo grave de esta crisis es que ha llegado cuando la demanda comenzaba a recuperarse. Para Javier Ferrer, presidente de los empresarios del metal de Zaragoza la solución "complicada" pasa por "acercar la producción a Europa", si bien, apuntó, "detrás de esta falta de suministro hay muchos intereses geopolíticos y una lucha de poder entre China y EE. UU., por el control de la producción y las materias primas en el mundo"

En este contexto, la UE quiere tener en 2030 un 20% de la fabricación de semiconductores localizada en Europa y destinará 800 millones de euros para atraer a proveedores asiáticos o norteamericanos y que instalen nuevas fábricas en el Viejo Continente. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión