Aragón
Suscríbete

Los bonos turísticos de la DGA generan reservas por más de 3,3 millones hasta julio

Las agencias de viajes prevén que la partida permita atraer hasta 15.000 visitantes este año.

Un grupo de turistas, en la plaza del Pilar de Zaragoza.
Un grupo de turistas, en la plaza del Pilar de Zaragoza.
Guillermo Mestre

Los bonos turísticos lanzados por el Gobierno de Aragón con el respaldo de las diputaciones provinciales han generado reservas por una cuantía superior a los 3,3 millones de euros en la primera fase de la convocatoria, cuya aplicación se alarga hasta finales de este mes. Esta es la estimación de las agencias de viajes de Aragón, que se han encargado de la tramitación en un tiempo récord al haber consumido ya 1 de los 1,5 millones dispuestos para animar las estancias en la Comunidad en el primer tramo del año.

El presidente de la Asociación de Agencias de Viajes, Jorge Moncada, indica que las reservas han rondado, de media, los 500 euros y en el caso de las que ha tramitado en el negocio que regenta, Viajes Área, han oscilado entre los 200 y los 1.100 euros. "La primera tanda se ha contratado de forma muy rápida pese a que muchos de los ciudadanos que se apuntaron en la primera semana no llegaron a canjear y han entrado los que estaban en lista de espera", apunta.

El Gobierno de Aragón recibió una auténtica avalancha de solicitudes nada más abrir el plazo a mediados de junio. En la primera jornada se apuntaron 3.000 personas, fundamentalmente aragoneses, que debían inscribirse para obtener un código con el que hacer la pertinente contratación en las 120 agencias de viajes adheridas al programa en el plazo máximo de una semana para viajes por Aragón.

A finales de junio tenían derecho a hacerlo 5.000 inscritos, de los cuales 786 era residentes fuera de la Comunidad, y había 9.000 en lista de espera, según precisó el Gobierno de Aragón.

Como poco más de los 2.000 apuntados llegaron a contratar la estancia en el periodo establecido, la Dirección General de Turismo remitió la semana pasada un correo electrónico a los 9.000 en lista de espera para comunicarles que tenían la opción de acudir a las agencias de viajes, siempre y cuando fuera para reservar estancias hasta el 31 de julio. Y está por ver si con esta limitación temporal se terminará por agotar los primeros 1,5 millones dispuestos por las administraciones.

Las contrataciones han constatado que los turistas han utilizado los bonos, de forma mayoritaria, para escapadas de fin de semana o estancias muy cortas, independientemente de sus salidas vacacionales de verano. Lo mismo se espera para el segundo periodo de aplicación, en otoño, cuando suponga un verdadero sostén al tratarse de la temporada baja.

El consejero de Industria, Arturo Aliaga, reivindica el acierto en el lanzamiento de los bonos, ya que se ha demostrado en unas semanas que es un instrumento "muy eficaz" para la actividad del sector turístico. No obstante, también trasladaó su preocupación porel impacto de la nueva ola de casos de covid y sus efectos sobre el consumo, por lo que instó a todos a colaborar para rebajar la incidencia.

Las estimaciones

El número final de beneficiarios dependerá del importe de las contrataciones, pero las previsiones apuntan a que serán más de 15.000. Los beneficiarios del primer periodo podrán apuntarse igualmente al segundo. El efecto será, además, multiplicador porque por cada reserva con bono acuden entre tres y cuatro personas que consumen en otro tipo de negocios hosteleros y en el comercio local.

Los bonos turísticos subvencionan con un 40% las estancias de cualquier residente en España cuando contratan al menos dos noches en establecimientos aragoneses (solo están excluidas las viviendas de uso turístico y los balnearios) hasta el próximo 20 de diciembre. Solo se ha excluido el mes de agosto al tratarse de la temporada alta y ser el objetivo incentivar el consumo en los meses con menor demanda turística.

El límite por reserva se ha fijado en 300 euros para maximizar el número de beneficiarios y con ello la facturación para los negocios aragoneses, ya que también se cubren las entradas a parques temáticos y estaciones de esquí y actividades de turismo activo.

Moncada da por hecho que la segunda convocatoria de los bonos turísticos, que se abrirá el 25 de agosto para reservas para el periodo comprendido entre el 1 de septiembre y el 20 de diciembre, se consumirá en cuestión de días a tenor de la acogida inicial. La dotación económica será la misma, 1,5 millones, a la que se añadirá la cuantía que haya podido sobrar, por lo que se prevé que se reproduzca un similar impacto económico para el castigado sector turístico.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión