Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Repollés reconoce que la atención en los centros de salud "no será como antes"

La consejera de Sanidad ha reconocido que la pandemia ha cambiado "estructuras y desarrollado potencialidades", por lo que la atención "será diferente", aunque se recuperará la cercanía.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ayer en las Cortes de Aragón
La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ayer en las Cortes de Aragón
Cortes de Aragón

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha negado este viernes en la sesión de control del Pleno de las Cortes que no se haya consensuado ni contado con los profesionales de Atención Primaria, sociedades científicas, asociaciones de pacientes y sindicatos para la elaboración del plan de mejora de la accesibilidad a los centros de salud.

Ha sido en respuesta a una interpelación formulada por la diputada del PP Ana Marín, donde ha incidido en que es un plan de recuperación de la accesibilidad y "no de la presencialidad que nunca se ha perdido en Atención Primaria", ni en los momentos más duros de la pandemia, y ha apuntado que si "particularmente" algún médico se ha sentido "poco escuchado, que no sin escuchar" es una cuestión "particular".

Repollés ha resaltado la necesidad de recuperar la accesibilidad en los centros de salud, pero ha advertido de que "nunca será como antes" de la pandemia, que ha cambiado "estructuras y desarrollado potencialidades", por lo que "será diferente", aunque se recuperará la cercanía.

Entre las oportunidades de la pandemia, el Departamento de Sanidad se ha propuesto implantar, en este escenario en el que se ha logrado bajar el nivel de alerta y hay más población vacunada, un modelo "mixto" que conjugue la atención telefónica y presencial, que evite desplazamientos innecesarios y agilice los trámites.

Un modelo "consensuado" con asociaciones de pacientes, profesionales y sociedades científicas y del que ya se han implementado algunas acciones como la sustitución del 902 del Salud Informa por tres teléfonos fijos con prefijo provincial o las mejoras para pedir cita, de forma que a partir de enero se puede elegir el profesional sanitario como el modelo de consulta e incluso incluir una breve exposición del motivo de consulta.

La consejera ha apuntado que habrá que implementar más acciones y que aunque se tenga la visión de que los centros de salud se han convertido en "búnkeres", no es cierta, y por ello se realizó este documento para mejorar la accesibilidad con la aspiración de incrementar de forma paulatina las visitas presenciales y la recuperación de la calidez de atención primaria.

Y ha insistido en que los profesionales de atención primaria son "el alma" de la misma y que cualquier propuesta debe contar con ellos porque cada uno de los equipos tiene que gestionar esta mejorar de la accesibilidad y trabaja en un entorno diferente y sabe cómo es el trabajo que realiza y cómo hacerlo mejor.

"Plan estéril"

Marín, por su parte, ha calificado de "estéril e infantil" este plan de mejora de la accesibilidad en atención primaria por no solucionar "nada" y ser "de sentido común" y que solo ha "levantado ampollas" entre los profesionales sanitarios con los que no se ha contado en su elaboración porque el Gobierno de Aragón es "sordo" y no les escucha.

La consejera de Sanidad ha respondido también a otra interpelación formulada por la diputada de Cs Susana Gaspar en relación a la revisión del Plan de Salud de Aragón 2020-2030 que debe realizarse cada dos años y que, según la parlamentaria naranja, también adolece de falta de colaboración y participación del resto de grupos parlamentarios.

Una crítica que también ha rechazado la consejera, que ha recordado que el plan se presentó en 2019 cuando no existía la pandemia de covid, que aún no se han cumplido los dos años para la revisión y que a día de hoy ese plan se ha aplicado a la situación de emergencia sanitaria porque es "transversal" y la apuesta más ambiciosa" del Departamento porque concibe el bienestar "desde un punto de vista global y no meramente asistencial", lo que es "reduccionista"

El plan incorpora aspectos que influyen en el bienestar como la renta, los estilos de vida, la calidad del agua y el aire o la alimentación y por eso se plantea a diez años para poder abarcar todas las esferas de la vida.

Repollés ha señalado que el plan sigue en vigor y se sigue desarrollado, algunos aspectos más que otros, que se revisará cada dos años, que aún no se han cumplido, y que está "abierta" a la colaboración de los grupos parlamentarios y asociaciones y colectivos que quieran realizar sus aportaciones en esa revisión para mejorarlo.

Gaspar, por su parte, ha resaltado la importancia de esas evaluaciones para conocer las áreas de mejora y ha instado a la consejera de "corregir los errores" e incorporar a los grupos parlamentarios en este cometido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión