Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ciencia

Nacho López: "Los glaciares avisan del peligro climático"

El científico aragonés acaba de regresar de su nuevo proyecto en el Ártico.

Ciencia
Millones y millones de fotones iluminan a Nacho López.
Oliver Duch

La temperatura del planeta se eleva. En la Antártida, por ejemplo, acaba de desprenderse del continente helado un iceberg más grande que la isla de Mallorca. Hasta el otro polo, hasta el Ártico, se ha desplazado el científico zaragozano Nacho López para estudiar el cambio climático.

Desde la película del Titanic, cada vez que hablan de icebergs, me entra cierta aprensión.

Dicho así... Un glaciar es una enorme masa de hielo en movimiento. Al llegar al mar, se va rompiendo. Ahora, con las temperaturas más altas en la Antártida, se acelera ese proceso.

¿Es cierto que ha subido más la temperatura en el Ártico que en la Antártida?

Sí. La mayor parte del hielo del Ártico es marino, pues se encuentra sobre un océano. Una parte de ese hielo se funde cada año y se congela de nuevo en otoño. Con el aumento de la temperatura, la extensión helada ártica ha disminuido.

Grave problema...

Desde luego. Como el hielo es material reflectante, el 80 o 90 por ciento de la radiación solar es devuelta a la atmósfera. Al disminuir la masa helada, esta radiación solar llega ahora a la tierra o al mar, calentándose la superficie. La Antártida no se encuentra sobre un océano, sino sobre un continente. El área helada antártica ha variado mucho menos.

Usted ha integrado recientemente un proyecto internacional en los aledaños del Ártico.

Así es. Hemos estudiado la nieve y la respuesta hidrológica asociada a zonas polares. Viajamos hasta las islas Svalbard, un protectorado noruego situado a solo mil kilómetros del Polo Norte. Fui con un colega francés, con un investigador polaco y con el científico Esteban Alonso, que, como yo, pertenece al Instituto Pirenaico de Ecología (IPE).

Fueron hasta Longyearbyen.

Exacto. Longyearbyen es la ciudad principal y casi la única de las islas Svalbarb. Hay tanta distancia entre Madrid y Oslo como entre Oslo y Longyearbyen. Es el aeropuerto comercial situado más al norte del mundo.

Buen sitio para una escapadita de unos días…

Sí, pero hay que tener cuidado.

¿Y eso?

La población humana es de apenas 2.000 habitantes, y hay 4.000 osos polares. Le recuerdo que por ley hay que ir con rifle en ese territorio, pues el oso polar es de los pocos animales que consideran al ser humano como alimento. Otros animales lo pueden atacar por territorialidad, miedo o defensa de sus crías; pero no por alimento.

Aseguran que las islas Svalbard son el Arca de Noé vegetal del mundo.

Sí. Al estar alejadas de todo, allí se encuentra uno de los pocos bancos de semillas de todas las especies vegetales. En caso de cataclismo nuclear o de cualquier origen en el planeta, si desaparece la especie, se tienen semillas para replantar.

¿Es cierto que está prohibido morirse en ese recóndito lugar?

También es cierto. Todo el suelo de las islas está congelado. Se llama permafrost. Allí no se puede enterrar porque si alguna persona ha fallecido por un virus, por ejemplo, dicho virus queda preservado y podría reaparecer. Años atrás se detectaron cuerpos enterrados que tenían el virus de la mal llamada gripe española.

Ardo en deseos por conocer las conclusiones de su trabajo.

En el periodo en que estuvimos en Svalbard, en abril y principios de mayo, contactamos con la Agencia Espacial Europea para que enviara a la zona un satélite y así medir el espesor de la nieve desde el espacio. Estamos ahora procesando los datos.

A la espera de esos datos, ¿tanto afecta el cambio climático a la salud de nuestro querido planeta azul?

Sí. Las islas Svalbard es uno de los lugares del mundo en que más ha subido la temperatura. Desde los años 70, cuatro grados la temperatura anual y seis la invernal.

¿Y la de Zaragoza?

Entre un grado y uno y medio desde los años 50. Tenemos que cuidar la Tierra. También la nuestra. Y los glaciares. Y también los nuestros, los del Pirineo. Porque los glaciares avisan del peligro climático.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión