Aragón
Suscríbete por 1€

Nuevas protestas en los andenes aragoneses para reivindicar los trenes regionales

Unas 40 localidades acogieron reivindicaciones a pesar de que la DGA dice que sufragará el convenio ferroviario hasta el 30 de junio.

El frente común "Aragón no pierdas tu tren", la campaña de movilizaciones en estaciones y apeaderos de las líneas ferroviarias por las que discurren los convoyes regionales de viajeros, ha vuelto a reeditarse en durante toda la mañana de este domingo. En toda la comunidad autónoma, han sido 41 localidades las que tenían previstas convocatorias para reivindicar la mejora de los servicios de este medio de transporte y agrupadas en torno a seis itinerarios en las tres provincias: la línea a Canfranc, a Gallur, a Arcos de Jalón, a Valencia, a Tarragona y a Lérida. Lo hacen aún tras conocerse el anuncio de la DGA para seguir financiando el convenio con Renfe hasta el 30 de junio

En el caso de la línea del valle del Jalón, en la pedanía bilbilitana de Embid de la Ribera, cerca de una veintena de personas han reivindicado la recuperación de itinerarios y paradas que estaban vigentes antes del estallido de la pandemia del coronavirus, sin amilanarse por la lluvia. "Queremos que se recuperen las paradas que había antes del estado de alarma en pequeñas poblaciones, como Embid y Purroy", explicaba Miguel Ángel Gil, de la asociación la Noguerilla de Embid. Decía tras conseguir que a las 10.19 se detuviera un tren al haber comprado 10 billetes en grupo.

"Uno de los problemas que tenemos es que hay trenes que pasan pero no paran, como es este: nos ha parado pero porque hemos comprado 10 billetes a la misma vez, si no hubiera seguido", detallaba. Un minuto más tarde, la maquina reemprendía la marcha en dirección hacía Calatayud y es este lapso de tiempo uno de los argumentos a los que apela Gil ya que "Renfe no puede alegar que es un gasto, porque ya ves lo que tarda". "En el plan de movilidad nos dan como alternativa ponernos un bus a Sabiñán un día por semana, que comparado con tener tres trenes diarios creemos que no tiene sentido", defiende.

Para Antonio Cuenca, alcalde pedáneo de Huérmeda (también perteneciente a Calatayud), "es justo que se hagan estas reclamaciones, porque es que la vía está aquí ya hecha, otra cosa sería hacerla desde cero, pero es que los trenes pasan", subrayaba. "Hay que reivindicar que sigan estos servicios, porque benefician a toda la zona", insistía. Junto a él, Jesús Ángel Hernández, regidor del barrio rural de Embid, encontraba otra explicación: "Se van adaptar los túneles para que puedan pasar contendedores de mayor carga, por lo que parece que quieren potenciar el transporte de mercancías y no el de personas, cuando los dos son compatibles".

Por ahora, las consecuencias ya las sufren los vecinos, como la joven Sara Raffin, de 17 años, que lo califica como algo "necesario". "Para ir a Calatayud a comprar o para ir al médico, o incluso para poder ir a estudiar, que son 10 minutos. Esta situación es mala para la gente joven o mayor, porque si no tienes un coche propio…", plantea. En el mismo sentido, Carmen Lizaga, asumía que "es un trastorno enorme, porque se necesita, sobre todo, para ir a Calatayud". "Luego quieren que la gente se quede en los pueblos y están quitando servicios esenciales", lamentaba.

Protestas en los andenes aragoneses para reivindicar los trenes regionales
Protestas en los andenes aragoneses para reivindicar los trenes regionales
Patricia Puértolas

En Los Monegros, la lluvia tampoco ha sido impedimento para que muchos de sus vecinos se hayan unido a las concentraciones organizadas en Tardienta, Grañén y Sariñena. Los asistentes han exhibido carteles y pancartas al paso del tren de la línea Zaragoza-Lérida, donde han recordado que este servicio es indispensable para «mantener la vida en los pueblos». Por su histórica relación con el tren, Tardienta ha sido uno de los puntos con mayor respuesta vecinal. Allí, entre otros, ha estado el ferroviario Jesús Valiente, junto a su hija, María, y sus nietas, con el fin de "defender mi puesto de trabajo y el mantenimiento de un servicio esencial, que nos permite vivir aquí y trabajar o estudiar en la ciudad". De su utilidad, también ha dado fe Laura Til, vecina de Tardienta, que usaba este medio de transporte a diario hasta la llegada de la pandemia. "Antes, lo cogía de lunes a viernes para acudir a mi puesto de trabajo en Binéfar y ahora, solo puedo usarlo dos veces por semana, debido a la supresión de frecuencias", ha explicado, recordando que son varios los trenes que se suprimieron con la declaración del Estado de Alarma y de momento, siguen sin recuperarse. 

"El tren es cómodo, rápido y económico y además, uno de los medios más ecológicos y sostenible, lo que hace que me resulte incompresible que se abogue por reducir horarios o por su reemplazo por el autobús cuando tanto se habla de vertebración del territorio y sostenibilidad», ha señalado Til. También la alcaldesa del municipio, Miriam Ponsa, ha participado en la concentración, donde ha insistido en que es fundamental mantener vivas estas reivindicaciones y evitar la supresión de servicios, ya que "el que se pierde ya no se recupera".

Concentración celebrada este domingo por la mañana en la estación de Monzón
Concentración celebrada este domingo por la mañana en la estación de Monzón
José Luis Pano

Mientras, alrededor de un centenar de personas de las localidades de Monzón, Selgua, Binéfar y Barbastro se han concentrado al mediodía a las puertas de la Estación Río Cinca de Monzón para reivindicar el apoyo de las instituciones a los servicios ferroviarios en Aragón. La concentración central ha sido en la localidad montisonense pero previamente se ha desarrollado en cada una de las estaciones de las citadas estaciones. La convocatoria ha reunido a los concejales de Cambiar de Monzón, Barbastro, Binéfar -formación que está capitalizando estas protestas- pero también ha habido representantes de En Común y a título individual.

Es la segunda gran convocatoria que se realiza en todo Aragón por la defensa del ferrocarril en la Comunidad. “Lo que pretendemos es que el Gobierno de España y Renfe devuelvan los trenes que suspendieron por la pandemia y que son fundamentales para el territorio y también les pedimos al presidente de Aragón y al consejero de Vertebración del Territorio que no abandonen el ferrocarril en la Comunidad y que mantenga la inversión. La supresión de cuatro millones de euros que aporta el Gobierno de Aragón equivalen a suprimir más de 4.000 trenes en Aragón y escasamente llega al 0,5 % del presupuesto. No es una cuestión de competencias sobre quién paga, si España o Aragón, deben ponerse de acuerdo para llegar a una solución y no utilizar a la población como rehén”, ha manifestado Vicente Guerrero, portavoz de Cambiar Monzón.

Por otro lado se pide un plan de movilidad que considere al tren como eje vertebrador, completado con los autobuses “que no deben ser sustitutivo”. Las manifestaciones seguirán durante el mes de julio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión