Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Negocios con red, la clave para sobrevivir en Aragón

La mayor capacidad de adaptación al mercado, el paraguas de operar con la misma marca y el apoyo que supone ser varios y no un solo establecimiento hacen de las franquicias un modelo más resistente ante las crisis.

Negocios y profesionales que crecen en Aragón
Negocios y profesionales que crecen en Aragón
FRANCISCO JIMENEZ

Se empieza a ver la luz al final del túnel. «Casi dos de cada diez españoles dejaron de salir por el miedo a la covid-19 y se espera que ese 20% vuelva a hacerlo partir de la segunda mitad del año». Es la percepción de Javier Floristán, presidente de AFA, la asociación que aglutina a las franquicias más representativas de Aragón y director general del grupo La Mafia, con 57 establecimientos en España y 700 trabajadores. «De cara al verano vamos a abrir seis locales nuevos en Chiclana (Cádiz), dos en Málaga, dos en Madrid y uno en Lisboa. Y en Zaragoza, para celebrar nuestro 20 aniversario, abriremos en Plaza Aragón un local de 600 metros cuadrados con salones privados para hacer bodas, comuniones, etc. y con 80 plazas de terraza. Será además sede del centro de formación que teníamos en Madrid para enseñar a los franquiciados».

Invertir y renovarse son claves, asegura Floristán, para recuperar el terreno perdido por la pandemia. Consejero de la junta directiva de Aecoc, que aglutina a 70 franquicias y 5.000 establecimientos de todo el país, Floristán reconoce que el mercado de la restauración cerró en 2020 con una caída en ventas del 38% en España. «En La Mafia la bajada ha sido del 34%, lo que ha supuesto pasar de una facturación de 47 millones en 2019 a 31 millones en 2020». 

La expectativa, añade, es que «ese cliente que se ha vuelto más casero por la pandemia vuelva a salir y recuperar a más largo plazo, hasta 2023, al turismo internacional». Las restricciones, sobre todo de la noche, han hecho que «los locales en el centro de las capitales más turísticas hayan perdido casi la mitad de las ventas». Ahora toca empezar a levantar eso, confiesa Floristán, y «la agilidad en la recepción de las ayudas es vital». No se puede esperar más, dice. 

Javier Floristán es el presidente de la Asociación de Franquicias de Aragón (AFA).
Javier Floristán es el presidente de la Asociación de Franquicias de Aragón (AFA).
S. E.

«En la Asociación de Franquicias de Aragón la afectación ha sido distinta según el sector. Por ejemplo, en alimentación, grupos como el de Frutos Secos El Rincón y Martín Martín han crecido; otros, como el inmobiliario, se han mantenido y, sin embargo, los que se dedican a eventos han tenido una caída del 100% en ventas». La facturación en general, indica Floristán, ha bajado para la mayoría de los asociados. «En 2020, todos hemos puesto el foco en la supervivencia. En 2021, en el negocio para hacerlo más atractivo y en el 2022 en el consumidor».

Amortiguar el impacto costará. «Se estima que de 300.000 establecimientos de restauración que hay en España entre el 20% y el 25% no pueda volver a abrir», señala el presidente de AFA. «Los que van a cerrar son los individuales, no los que tienen detrás el apoyo de una franquicia». A su juicio, siete claves hacen que este modelo de negocio resista mejor las crisis: «el conocimiento o ‘know how’, son negocios probados; la notoriedad de la marca; la adaptación al mercado porque la franquicia tiene una red detrás; el apoyo a la hora de pedir financiación; la rentabilidad en campañas en marketing y comunicación; la formación continua; la experimentación en nuevos productos y la mayor facilidad en planes de expansión. La red que proporciona la franquicia es un escudo en tiempos de crisis, según el presidente de AFA, que prevé un crecimiento en este sector de un 15% en los dos próximos años.

Para Jesús Arnau, director general de CEOE Aragón, las franquicias «son un sector refugio y representan una oportunidad de autoempleo en tiempos de crisis con más garantías de estabilidad que un negocio que sale de la nada».

«Ser franquiciador te permite tener más información y reducir parte del riesgo financiero», destaca Pablo Sanagustín, consejero delegado de Nodriza Tech.

«Una de las ventajas es operar con una enseña reconocida por los consumidores», destaca Javier Samperiz, director de Franquicias de Alcampo, que en 2020 tuvo 9 aperturas de franquicia, que generaron 100 empleos directos.

Ricardo Albert, delante del establecimiento de estética que tiene en el Actur en Zaragoza.
Ricardo Albert, delante del establecimiento de estética que tiene en el Actur en Zaragoza.
Francisco Jiménez

Nuevos franquiciadores en AFA

«Ser franquicia es garantía de que el modelo de negocio funciona», asegura Ricardo Albert, que puso en marcha hace 20 años una tienda de estética y masajes. Rebautizada como Narah Life&Beauty (felicidad, vida y belleza), cuenta ahora con dos establecimientos en el Actur y en Villanueva de Gállego y da empleo a nueve personas. «Un negocio propio implica meterte de lleno. Es mucho esfuerzo, mío, de mi mujer, Sonia Lahoz, y de todo el equipo», dice. 

«Trabajar sin descanso, con firmas de calidad y el buen trato al cliente» les ha hecho crecer y dar el paso de convertirse en franquicia e integrarse en AFA. «Queremos progresar y estar en la Asociación nos da fuerza». En conversaciones con varios emprendedores, su idea es abrir este año tres o cuatro franquicias. «Nos sorprendió ya el año pasado cómo se recuperó la actividad por la necesidad de mucha gente de concederse un tiempo para cuidarse», afirma, convencido de que «con la crisis se perderá mucho empleo y las franquicias pueden ser una oportunidad».

Integrarse en AFA y aprovechar la capacidad de expansión que representa crear una red de franquiciados es la opción elegida también por la empresa oscense de vending Eboca, que preside Raúl Benito y da trabajo a 55 personas. «Nos dimos cuenta de que teníamos el producto diferenciado –nadie en nuestro sector tiene su propio tostadero de café ecológico– y la tecnología para tener conectadas al 100% en digital nuestras máquinas», reconoce Manuel Torres, director comercial de la firma, que espera lleguen a buen puerto las conversaciones abiertas con interesados en Barcelona, Madrid, Asturias y Pontevedra. «Vamos a ser la primera empresa del sector en crear una franquicia». Innovación, diseño y marca hacen posible, indica Torres, este crecimiento más allá de Zaragoza, Huesca y Lérida, donde actualmente dan servicio.

Manuel Torres, director comercial de Eboca, en el tostadero propio de café ecológico que tiene esta empresa aragonesa de vending.
Manuel Torres, director comercial de Eboca, en el tostadero propio de café ecológico que tiene esta empresa aragonesa de vending.
S. E.

El plan de franquicias, la apuesta del IAF

Aragón no sería lo que es sin grandes empresas como Panishop, Tecalsa, Colchones Aznar, Muebles Rey, el Grupo Flamenco o La Mafia, entre otras, nacidas del modelo de franquicia y con una larga trayectoria de crecimiento a sus espaldas. Aprovechar este bagaje es lo que llevó al Instituto Aragonés de Fomento (IAF) a poner en marcha en 2005 el plan de franquicias para impulsar la creación de este tipo de empresas. 

En colaboración con la Asociación de Franquiciadores de Aragón (AFA), la de jóvenes empresarios de Zaragoza (AJE), la de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza (ECOS) y el centro de innovaciónT-ZIR, el plan sigue vigente tratando de impulsar la expansión del comercio aragonés a través del formato de franquicia. Incluye 35 horas de formación especializada de todos los aspectos de la franquicia y l a realización de cinco sesiones prácticas donde franquiciadores de éxito transmiten a los participantes su experiencia. Todo esto acompañado de sesiones de ‘mentoring’ de AFA a los participantes . 

Copistería Low cost: "Hay 12 tiendas asociadas y este año habrá dos más"

«Se trata de un plan que fue pionero en España en 2005. Supuso una innovación del concepto de comercio tradicional», según Pilar Molinero, directora gerente del IAF, que recordó que «en 2020 se batió un récord de participación con 38 empresas: algunas necesitaron reinventarse y fue un impulso a su actividad». Aragón tiene 57 franquicias que facturan unos 900 millones y generan 7.800 empleos directos.

Carlos Baquedano y Brie Bodgan en la nave que Copistería Low cost tiene en la carretera de Castellón.
Carlos Baquedano y Brie Bodgan en la nave que Copistería Low cost tiene en la carretera de Castellón.
Francisco Jiménez

El afán de reinventarse. El papel tiene futuro y mucho. Lo sabe bien Brie Bodgan, que puso en marcha en 2013 un nuevo negocio, Copistería Low cost, que combina el canal de venta ‘online’ con el físico en tiendas asociadas. Tiene ya doce, tres en Zaragoza y el resto repartidas por distintas ciudades españolas, eso sí, cerca de las universidades, que es donde se encuentra el 80% de sus clientes y el objetivo es abrir dos más este año una en Barcelona y otra en Valencia. 

Un logo común, una hucha con forma de cerdito azul, un mismo sistema informático y similares máquinas de impresión, así como las constantes de buen servicio a bajo precio  –a 2 céntimos el folio y a 8 si es color– dan soporte a estos establecimientos. La red se complementa con una web (www.copisteríalowcost.es) que permite hacer el pedido y solicitar el envío a golpe de click.

Junto con Carlos Baquedano, responsable del negocio ‘online’, han amortizado ya la inversión superior a 1,5 millones para poner en marcha esta red de copisterias ‘low cost’, que cuenta con una nave en la carretera de Castelllón, desde la que realizan las fotocopias y envíos. Ahora se les ha quedado pequeña y en unos meses se trasladarán a una tres veces mayor, de 1.500 metros cuadrados. en el polígono San Valero, donde previsiblemente contraten a 15 personas más que sumarán a los 40 empleados que tienen en la actualidad.

Baquedano explica que ha sido en estos últimos cinco años cuando se ha producido el despegue del negocio y a raíz del confinamiento, el trabajo se les multiplicó por seis. «El primer año hicimos 4.500 envíos y el pasado año 130.000. Este año vamos por los 70.000, pero queremos llegar a 260.000», afirma. «En Zaragoza facturábamos al principio 126.000 euros y ahora estamos en casi 4 millones», añade Bodgan, que apuesta por seguir creciendo no solo en el ámbito nacional sino internacional con más envíos a países como Francia, Italia o Irlanda.  

Goblintrader, juegos de mesa: "Estar en la franquicia nos da acceso a muchas más marcas"
TIENDA GOBLINTRADER EN LA CALLE PASCASIO ESCORIAZA DE ZARAGOZA
TIENDA GOBLINTRADER EN LA CALLE PASCASIO ESCORIAZA DE ZARAGOZA
Francisco Jiménez

Con un oficio que aprendió de su padre, Nacho Luna, que ya a los 21 años estaba trabajando en la tienda Games Workshop de Zaragoza, sintió en 2013 la necesidad de abrir su propio negocio y de la mano de dos socios, Antonio Casanova y Carlos Mejino, creó su propio establecimiento en la calle José Pascasio Escoriaza de Zaragoza. «Me enteré de que Goblintrader en Madrid buscaba franquiciados y en lugar de partir de cero nos unimos a ellos», señala este autónomo, que reconoce que la pandemia, lejos de suponer una bajada en ventas las ha incrementado: «En los meses de confinamiento mucha gente se aficionó a los juegos de mesa que nos encargaban vía móvil y ahora siguen y vienen a la tienda a adquirir novedades».

Entre las ventajas de pertenecer a una franquicia, según Luna, está la de ofrecer muchas más marcas que no podrían tener en sus estantes siendo una tienda individual, así como poder beneficiarse de las campañas de difusión y marketing de la franquicia, que les permite llegar a mucha más gente, así como de la filosofía de Goblintrader de «ofrecer calidad a buenos precios». El único inconveniente, apunta, el canal ‘online’ reservado a la franquicia en Madrid: «Nos envían pedidos, pero solo si se recogen en tienda podemos facturarlos».

Aún con todo, reconoce Luna, «no es lo mismo estar solo contra el mundo que tener un soporte detrás, dígase franquicia o red de tiendas que se unen». Gracias a la fidelización de los clientes, a crear comunidades de juego y dar la posibilidad de jugar en su tienda, Luna mantiene las buenas expectativas para este año. Menos mal, señala, que «hicimos el traslado a estas instalaciones antes de la pandemia, a final de 2019 porque la anterior tienda se nos quedó pequeña para dar cabida a las novedades que llegan cada semana». Goblintrader solo tiene dos franquiciados, en Zaragoza y Palma de Mallorca, y el resto son tiendas propias.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión