Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Opinión

Fascinación marciana

Por
  • Esperanza Pamplona
OPINIÓNACTUALIZADA 27/02/2021 A LAS 02:00
Mars (-), 21/02/2021.- A handout photo made available by NASA shows rocks and soil around NASA's Perseverance Mars rover, on Sol 3, the third Martian day of the mission, 21 February 2021 (issued 25 February 2021). Perseverance's main mission on Mars is astrobiology and the search for signs of ancient microbial life, according to NASA. EFE/EPA/NASA/JPL-Caltech HANDOUT HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES NASA Perseverance Rover images from Mars surface
Imagen de la superficie de Marte enviada por el Perseverance
NASA/JPL-Caltech HANDOUT

Acabo de escuchar el viento en Marte. Es una grabación del ‘Perseverance’, se oye el gemido metálico del robot pero de fondo ruge una galerna marciana seca y rojiza. Siete meses le ha llevado a ese ingenio llegar hasta el planeta rojo. Más de doscientos días y doscientas noches atravesando el espacio hacia lo desconocido. El objetivo de esa misión es buscar restos de vida.

Cuando veo una de esas maravillosas imágenes de desiertos abruptos que oscilan entre el gris y el ocre, siempre imagino que de un momento a otro se colará en la imagen una sombra extraña o un ser alucinante. A veces juego a buscar un indicio discordante, como si fuera a pillar algo que se les ha escapado a los genios de la NASA. Y no.

Supongo que cuando los hombres se lanzaron a cruzar los mares para ver qué había más allá tuvieron que sentir el mismo vértigo. Una mezcla de fascinación por querer encontrar y un terror inmenso a lo que se pudiera hallar. Forma parte de nuestra esencia el querer saber, el buscar más allá, el inconformismo, en definitiva.

Lo paradójico es que cuando más lejos llega el hombre es cuando puede ir a menos sitios. Nuestro horizonte se sitúa ahora mismo a un palmo de nuestras narices y sin embargo puedo escuchar una ventisca en Marte casi en directo.

Es posible que nuestro futuro pase por tener acceso a lugares remotos a través de una pantalla y sin embargo no poder salir de casa ni cruzar la calle para evitar riesgos. Sería un mundo más aséptico pero mucho menos interesante.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión