Aragón
Suscríbete

coronavirus

Una fiesta ilegal en una casa okupada en Tarazona se salda con 25 denuncias  

En la vivienda había 12 adultos y 4 niños de diferentes unidades familiares y no convivientes.

Los asistentes a una fiesta ilegal atacan con piedras a la Guardia Civil al grito de "pandemia de mierda".
Imagen de archivo de una intervención de la Guardia Civil en una fiesta ilegal reciente
Guardia Civil

La Policía Local de Tarazona tuvo que intervenir el pasado sábado para poner fin a una fiesta ilegal que se estaba celebrando en una casa okupada de la población turiasonense. Durante la intervención se levantaron 25 actas de denuncia.

Según informan fuentes  del Ayuntamiento de Tarazona en una nota de prensa,  los agentes acudieron hasta el lugar de los hechos alertados por varios vecinos de la zona que habían comprobado cómo se concentraba personal en una vivienda. 

Así, comprobaron que las personas que ocupaban el domicilio habían organizado una fiesta ilegal, y en la vivienda encontraron en ese momento a 12 adultos y 4 niños de diferentes unidades familiares y no convivientes.

La actuación dio como resultado 25 propuestas de denuncia por diferentes infracciones sanitarias, como la de no llevar mascarilla, incumplimiento del confinamiento perimetral, también dificultar la labor inspectora, y falta de respeto, informan las mismas fuentes.

La Guardia Civil también se personó y está participando en estas actuaciones.

Cabe recordar que las reuniones entre personas que no son convivientes está limitada a  cuatro personas en estos momentos en Aragón. 

En las últimas semanas se han detectado otras celebraciones fuera de la ley en Aragón. Así, en Zaragoza intervino el fin de semana anterior la Policía nacional en dos pisos turísticos en los que se estaban celebrando fiestas ilegales, en los que se tramitaron un total de 20 denuncias administrativas y se detuvo a cuatro personas por delitos de resistencia y lesiones. Una de las fiestas fue en la calle de San Pablo y otra en la de San Blas.  En el primer caso, tres varones ofrecieron resistencia y acabaron provocando pequeñas lesiones a los agentes, por lo que fueron arrestados y pasando el resto de la noche en los calabozos de la comisaría del Actur.  La segunda intervención tuvo lugar en otro apartamento turístico localizado en el número 29 de la calle de San Blas, donde estaban de fiesta nueve jóvenes.  

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión