Despliega el menú
Aragón

covid-19

Una zaragozana, atrapada en Glasgow por continuar dando positivo después de tres meses

Irene Torres se contagió de covid en octubre y no puede regresar de su Erasmus porque la prueba PCR no da negativo.

Irene Torres, durante la visita al lago Lomond, que se encuentra a media hora de Glasgow, donde está confinada tras seguir dando positivo.
Irene Torres, durante la visita al lago Lomond, que se encuentra a media hora de Glasgow, donde está confinada tras seguir dando positivo.
Carolina Carneiro

Irene Torres lleva varias semanas intentando volver a casa, pero tras tres meses de haber sufrido la covid, continúa dando positivo en las pruebas PCR y no puede volar de regreso a Zaragoza. Esta joven estudiante de Filología Inglesa se marchó en septiembre a Glasgow (Escocia) para hacer un Erasmus durante el primer cuatrimestre del curso universitario. En aquel momento nada hacía presagiar que tendría tantos problemas para volver.

Irene Torres se contagió de covid en octubre y no puede regresar de su Erasmus porque la prueba PCR no da negativo.

"A mediados de octubre, una chica de la residencia en la que vivo dio positivo y, al utilizar las zonas comunes, me contagié", explica. En aquel momento tanto ella como el resto de compañeros que también dieron positivo estuvieron diez días de cuarentena y, a partir de entonces, comenzaron a hacer vida normal. Así hasta que a finales de diciembre volvió a hacerse una PCR para poder volar a España, puesto que se requiere un resultado negativo para entrar en el país por vía aérea. Ante su sorpresa, volvió a dar positivo. "Lo comuniqué en la Universidad y volvieron a hacer pruebas a mis compañeros. Todos dieron negativo", puntualiza. Tras este resultado, solo había una opción: todavía quedaban restos del virus en su organismo.

"Tuve que cancelar el vuelo y me puse en contacto con el consulado para que me indicara qué podía hacer", detalla. Tras una escueta respuesta, las únicas directrices que le dieron desde el Gobierno español es que podría volar aún con PCR positiva si un certificado médico indicaba que el resultado no implicaba una nueva infección. "Ninguno de los laboratorios que hacen pruebas quiere hacer este documento", lamenta.

"El 7 de enero –a los 14 días de la anterior– volví a hacerme una PCR. El resultado nuevamente fue positivo", explica. Estas pruebas no son realizadas por especialistas: "Cuando pides cita para hacerte el test, te mandan un kit y te tomas la muestra en casa. Posteriormente la reenvías para que la puedan analizar. También hay laboratorios que tienen un buzón en el que dejarla. Al día siguiente o a los dos, te dan el resultado".

Ahora, espera a que pasen otros diez días y que en la sanidad pública de Reino Unido le hagan otra prueba, tras las dos que se ha tenido que costear (con un precio de 150 libras, es decir, cerca de 170 euros cada uno). También ha perdido los billetes de avión. Una cuantía que ascendería a 1.000 euros. "Y por suerte, a pesar de que mi estancia en la residencia de la Universidad se acabó el 9 de enero, están permitiendo que me quede sin gastos adicionales", detalla agradecida.

Torres, de 23 años, continúa mientras tanto haciendo los exámenes de la Universidad de Zaragoza, donde está cursando el último curso. "La idea era volver antes de Año Nuevo y desde entonces estar centrada preparando las pruebas, pero sigo aquí buscando cómo volver", recalca. 

Etiquetas
Comentarios