Despliega el menú
Aragón

perspectivas 2021

Luis Ignacio Lucas: "Con la vacuna se reactivará la economía, pero no tan rápido como nos gustaría”

El director general de Caja Rural de Aragón espera un 2021 con la pandemia más controlada, aunque los efectos positivos en los distintos sectores cree que tardarán en verse.

Luis Ignacio Lucas posa en uno de los salones de la sede central de Caja Rural de Aragón en Zaragoza.
Luis Ignacio Lucas posa en uno de los salones de la sede central de Caja Rural de Aragón en Zaragoza.
Toni Galán

Luis Ignacio Lucas, director general de Caja Rural de Aragón, confía en que la vacuna estimule la reactivación económica, aunque cree que «no será tan rápido» como a todo el mundo le gustaría.

Son la mayor cooperativa de crédito de Aragón. ¿Qué balance hace de este año?

Hemos aprendido que el binomio salud y cuentas de resultados son una pareja de baile que va muy agarrada. Antes lo veíamos como algo posible, pero es real. Las entidades financieras hemos visto cómo todos los indicadores de productividad y de dinamismo comercial empezaron a caer ya a finales de febrero. El consumo interno descendió y la tasa de ahorro de las familias ha aumentado a nivel de datos muy macro. Cuando hay incertidumbre, tal y como estaba y está el panorama empresarial, la gente para.

Están muy implicados en el campo y el medio rural, ¿cómo les ha afectado esta circunstancia?

Por nuestro arraigo al sector agroalimentario y por nuestra específica tipología de clientes hemos acusado el parón en menor medida, ya que esta actividad ha seguido funcionando. El 50% de nuestras operaciones de financiación son con el sector agroalimentario, que ha seguido funcionando, y esto nos ha permitido ver estos meses con otros ojos.

¿Qué ha traído la pandemia para quedarse?

Creo que hemos avanzado al menos diez años en la percepción de los clientes de que la digitalización de la banca no es mala. Hasta ahora no se contemplaba como algo que generara valor y aportara ventajas. Los medios de pago también han tenido una transformación abismal que se va a mantener en el tiempo. La tecnología ha permitido que ciertos pasos que hubieran tenido un escalonamiento futuro se hayan dado ya este año. En todo lo que tiene que ver con la digitalización y el ‘contactless’ se han desterrado ciertos mitos de inseguridad.

Esta digitalización, ¿conllevará el cierre de oficinas en el medio rural?

En el entorno rural el envejecimiento de la población es lo que lleva a cerrar oficinas, más que la tecnología. No sabemos todavía si esta tendencia a volver a las pequeñas poblaciones a teletrabajar puede generar alguna demanda nueva. Nosotros intentamos rentabilizar el aspecto social más que el económico, pero en un tiempo próximo alguna oficina a lo mejor hay que cerrar. Al mismo tiempo habrá que buscar fórmulas para no abandonar el entorno rural y poner en marcha otras fórmulas para seguir atendiendo al colectivo.

Este año tan complicado se han apuntado a Tik Tok para acercarse al público joven. ¿Están satisfechos?

Es una iniciativa que no se monetiza desde el punto de vista económico pero que nos da visibilidad. Le decimos a un chico de 15 años o a un universitaria que somos la caja de su pueblo y que también estamos en la ciudad.

¿Cuál es su visión para 2021? ¿Mejorará la economía?

La vacuna marcará un antes y un después. Cuando llegue se reactivará la economía, pero no tan rápido como nos gustaría y los efectos tardarán un tiempo en verse. Al principio habrá un pico de optimismo, pero luego necesitará un plazo de asentamiento y maduración. La reacción irá también por sectores. Incluso con vacuna, las previsiones de desempleo son elevadas y es uno de los talones de Aquiles de nuestra economía.

¿Cómo lo afrontará Caja Rural?

En el 2021 tenemos que seguir trabajando con cautela y prudencia. Desde Europa se pide al sector que siga reforzando la solvencia.

Etiquetas