Despliega el menú
Aragón

JUSTICIA

María José Hernández Vitoria: "La cresta de la ola en pleitos y destrucción de empleo está todavía por llegar"

La presidenta de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Aragón confía en que el compromiso personal de quienes ejercen la Justicia palíe las limitaciones con que afrontarán el próximo año una litigiosidad sin precedentes.

María José Hernández Vitoria, presidenta de la Sala de lo Social del TSJA.
María José Hernández Vitoria, presidenta de la Sala de lo Social del TSJA.
Guillermo Mestre

Presidenta de la sala de lo Social del TSJA. Nacida en Soria, la magistrada María José Hernández Vitoria creció y estudió en Zaragoza, donde también se licenció en Derecho. En septiembre de 2019 se convirtió en la primera mujer en presidir una sala del Tribunal Superior de Justicia de Aragón. Pertenece a la Red de Especialistas de Derecho de la Unión Europea.

María José Hernández Vitoria cree que no hay vacuna que permita paliar las graves secuelas sociales y económicas de una pandemia que ha exhibido las vergüenzas del modelo productivo español.

Concluye un año que marcará nuestras vidas. ¿Nos debemos imponer el optimismo?

Es verdad que 2020 ha marcado nuestras vidas, al enfrentarnos a la «primera pandemia de la era global», una situación de crisis inicialmente sanitaria que luego ha afectado profundamente a todos los ámbitos de la vida, con efectos sociales, económicos y psicológicos. Aunque me gustaría poder decir que cabe ser optimistas de cara al 2021, no puedo hacerlo. La situación sanitaria previsiblemente mejorará con la vacuna, pero la reconstrucción del mundo económico del que a la postre depende la normalidad social y laboral tendrá que esperar.

Y nos creíamos invencibles...

Ha habido muchas epidemias con efectos sociales trágicos, pero los avances técnicos nos habían llevado a pensar que en el mundo occidental las epidemias eran cosa del pasado y de ahí el gran choque con la realidad. Cada sociedad ha respondido en función de los elementos que poco a poco han acabado por caracterizar su cultura social, de acuerdo con los valores que ha ido seleccionando y cultivando; de ahí la importancia de la educación.

Lo mejor y lo peor de esta crisis.

No quiero caer en el tópico, pero sería injusta si no citase entre lo mejor la actuación del personal sanitario; puedo afirmarlo así porque en mi entorno más próximo tengo varias personas de este ámbito y conozco su esfuerzo. Entre lo peor incluiría el oportunismo de quienes han aprovechado la ocasión para mejorar su posición, individual, colectiva o política, menospreciando el orden de prioridades que se imponía por la limitación de recursos.

Los ERTE, los despidos, los conflictos laborales... ¿Ha desbordado también la pandemia a la Justicia?

Los juzgados de lo social sí se han visto muy afectados, tanto por la cantidad de procesos que se suspendieron como por la necesidad de adoptar decisiones sobre ‘la normativa covid’ sin ninguna referencia de jurisprudencia previa. Es el caso de las novedosas medidas legislativas en materia de conciliación familiar y laboral o el de las medidas cautelares en reclamación de equipos de protección sanitaria por parte de los trabajadores.

¿Pero ha pasado el tsunami?

La ola de expansión de pleitos no ha llegado aún al TSJA, ya que los ERTE actúan como dique de contención litigiosa, si bien parece que llegarán a su fin el 31 de enero. Para esa fecha todos los indicadores presentan previsiones de muy alto nivel de destrucción de empleo, con su evidente repercusión en el terreno judicial laboral. Esperamos la cresta de la ola.

¿Se puede ofrecer una buena Justicia en tiempos como estos?

Con doce jueces por cada 100.000 habitantes, España ocupa uno de los últimos puestos de Europa, algo que lógicamente condiciona la calidad de la Justicia. Pero es también indudable que la buena o mala justicia depende en gran medida del compromiso personal de quien la ejerce.

¿Hasta qué punto cree que la economía española está herida?

La crisis ha puesto en evidencia el gran peso del sector servicios en nuestra economía y su gran debilidad frente al escaso desarrollo de sectores como el biológico y de investigación sanitaria, de modo que previsiblemente la crisis dé pie a una reordenación productiva.

(Este es un avance de las 50 entrevistas recogidas en el libro elaborado por la redacción de HERALDO DE ARAGÓN 'Perspectivas 2021' que estará en los quioscos desde el 31 de diciembre. Puede consultar las piezas que contiene el libro en el siguiente enlace: Perspectivas 2021).

Etiquetas