Despliega el menú
Aragón

coronavirus en aragón

Lambán anuncia incentivos para atraer esquiadores en cuanto puedan abrir las estaciones

El presidente y su número dos, Arturo Aliaga, prometen un plan de rescate pactado con el resto de administraciones y afectados tras reunirse con representantes de las comarcas de la nieve.

Protesta multitudinaria en Huesca
Protesta multitudinaria en Huesca
HERALDO

El presidente aragonés, Javier Lambán, y su vicepresidente, Arturo Aliaga, han garantizado incentivos para atraer esquiadores en cuanto puedan abrir las estaciones y compensar así las actuales restricciones a la movilidad, que tienen parado al sector turístico. Así lo han anunciado a los representantes de los valles pirenaicos y turolenses afectados, con los que se han comprometido este lunes a pactar un plan de rescate con medidas coordinadas con el resto de las administraciones.

Una de las bazas serán los bonos turísticos para estimular la demanda, que cuentan inicialmente con una partida de 500.000 euros en los presupuestos autonómicos para 2021 que se aprobarán este miércoles y cuyo crédito será ampliable. En este sentido, Lambán ha aludido que esta medida podría ser "más útil" para incentivar el comercio, el turismo y la hostelería que las ayudas directas hasta ahora concedidas. "Habrá que hablarlo con los propios interesados", ha dicho en la comparecencia posterior a la reunión con representantes de las comarcas y empresarios de la nieve.

Aliaga ha añadido que una de las posibilidades es estimular directamente la práctica del esquí con descuentos en los forfaits, algo que se pretende hacer también con los hoteles y los balnearios. Para ello, ha planteado la posibilidad de sumar partidas de la DGA y de otras administraciones para ganar en efectividad y estimular aún más el consumo. "Habrá que pactar las peculiaridades con el sector, como hicimos con el primer y segundo plan de choque", ha aseverado.

El presidente Lambán ha manifestado que su "deseo" es  levantar los confinamientos provinciales y autonómico en cuanto sea posible, dado que sería la solución para la "economía de la nieve", pero ha advertido de que todo dependerá de la evolución epidemiológica. "No tengo ninguna fecha en la cabeza, apoyo las decisiones de Sanidad", ha señalado antes de de recordar que tanto Cataluña como Navarra se plantean endurecer las restricciones.

El líder socialista ha admitido que levantar los confinamientos provinciales aliviaría la situación del sector de la nieve en el Pirineo con la llegada de zaragozanos, por lo que ha planteado la apertura de un "corredor con Valencia" que nutra de esquiadores a las estaciones turoleneses. Esta opción, ha adelantado, pretende trasladársela a su homólogo valenciano, Ximo Puig,  aunque ha confesado su "temor" a que no esté dispuesto a levantar las restricciones.

Por su parte, Aliaga ha aludido de nuevo a las líneas de apoyo al sector turístico previstas en las cuentas de 2021 y también ha destacado el plan específico del Gobierno central, del que ha enumerado "medidas trascendentales y muy útiles" para el comercio y el turismo. El vicepresidente ha aludido a los descuentos en los arrendamientos de locales, a la nueva línea del ICO con garantía de hasta el 90%, al aplazamiento de deudas tributarias o en el pago de cotizaciones. 

Ambos políticos han aludido a la importancia que puede tener la aplicación del descuento del 50% en las cotizaciones de los fijos discontinuos en el sector de la nieve, que ya se aplicó el pasado verano en el turismo de sol y playa.

En representación de los territorios afectados, el presidente de la comarca de la Ribagorza, Marcel Iglesias, ha agradecido la "sensibilidad" del Gobierno aragonés a la hora de afrontar la crisis del sector, pero ha advertido que miles de familias de las zonas de la nieve se ven afectadas por "el desasosiego y la incertidumbre" respecto a su futuro por el cierre de las estaciones. "Es como si el sector de la automoción se detuviera en Zaragoza", ha puesto de de ejemplo antes de considerar que lo "ideal" sería levantar las restricciones. "Nos gustaría abrir mañana, pero la situación sanitaria manda", ha señalado.

Iglesias ha evidenciado que la temporada no va ser "plena" aunque se levanten las restricciones a la movilidad y ha estimado que las pérdidas de facturación acumuladas por la imposibilidad de abrir en Navidad y en el puente de la Constitución oscilan entre un 35% y un 40%. Por ello, ha trasladado la voluntad de las comarcas afectadas de colaborar y "aportar todo lo necesario".

Por su parte, el presidente de la Asociación de Empresarios de Teruel, Juan Carlos Escuder, ya ha dado por hecho que se deberá esperar hasta después de la Navidad para levantar las actuales restricciones pese a la "ruina" que supone para las comarcas turolenses que viven de la nieve. 

En su caso, ha lamentado que ni siquiera se podrá beneficiar del fin de los confinamientos provinciales, dado que Gúdar y Javalambre dependen de los esquiadores valencianos

Ha advertido, sin embargo, que el libre tránsito por el interior de la Comunidad no evitará "la ruina" de las sierras turolenses, dependientes en gran medida del turismo valenciano al no haber "masa crítica" de aragoneses. Esto les ha llevado a mantener "reuniones extraoficiales" con Valencia para abrir un corredor, en la línea de lo expresado por Lambán.

Etiquetas
Comentarios