Aragón
Suscríbete por 1€

empresas

Los huevos en plato se sirven desde Grañén

Corral de Monegros invertirá más de un millón para producir huevos cocidos y trufados precocinados.

[[[HA REDACCION]]] thumbnail_img-2011.jpg
Actual centro de clasificación y embalaje de Corral de Monegros en la localidad oscense de Grañén.
H. A.

La empresa Corral de Monegros, dedicada a la comercialización de huevos camperos, dará el paso hacia la transformación directa de sus productos, con la construcción de una nave industrial dedicada a la elaboración de platos precocinados, básicamente huevos cocidos y trufados. Las nuevas instalaciones estarán ubicadas en la localidad de Grañén, donde tiene su sede, y en total, supondrán una inversión de algo más de un millón de euros.

El terreno en el que se emplazará la infraestructura ya está listo y las obras comenzarán este próximo mes de octubre. Y, si se cumplen los plazos previstos, la nueva factoría entrará en funcionamiento en mayo de 2021, según explica su promotor, Carlos Conte. Habrá una zona de clasificación y envasado y otra dedicada a la transformación, con una sala para el huevo cocido y otra para el huevo trufado. También construirán unas oficinas anexas. En un principio, se crearán cuatro puestos de trabajo directos. No obstante, la idea del empresario monegrino es continuar creciendo, lo que permite el terreno adquirido, que tiene una superficie de casi 10.000 metros cuadrados. Del total, la nueva nave ocupará 1.200. "Hemos elegido un emplazamiento amplío y bien situado, ya que está al pie de la variante de la localidad de Grañén, con el ánimo de poder ir ampliando nuestras instalaciones y mantener nuestro ritmo de crecimiento", indica Conte.

La marca Corral de Monegros nació en 2015 y año tras año, ha visto superadas sus expectativas de crecimiento, alcanzando en la actualidad una producción de 20.000 docenas de huevos semanales y una facturación anual de 3,5 millones de euros. Para ello, ha logrado un hito importante, dar el salto al mercado nacional, colocando sus productos en las estanterías de los supermercados más importantes del país. Hasta 2018, sus ventas se ceñían a las provincias de Huesca y Zaragoza.

Aunque básicamente elaborarán huevos cocidos y trufados, dispondrán de más de una veintena de referencias diferentes, gracias al uso de distintas variedades y a la combinación de ingredientes. Muchos de estos productos ya están en el mercado. Y también otros diferentes. De hecho, bajo su marca y con el apoyo de empresas asociadas, Corral de Moengros sacó a la venta a nivel nacional una línea de tortillas de patata con huevos camperos en el año 2019. Elaboradas con una receta especial y única, están vendiendo 15.000 unidades mensuales, "una cifra que crece día a día de forma importante", señalan desde la empresa. Tienen varios formatos y tres variedades: tortilla de patata, tortilla de patata con cebolla y tortilla de patata con cebolla y calabacín. Hace un año sumaron a todo ello la comercialización de huevos cocidos de gallinas camperas y huevos de codorniz, tanto frescos como cocidos. Las nuevas referencias han tenido una gran aceptación en todo el territorio nacional, lo que les ha animado a llevar a cabo esta nueva inversión y crear unas potentes instalaciones, donde dispondrán de un nuevo centro de clasificación, mayor almacén, cámaras frigoríficas, oficinas, vestuarios, salas de reunión así como la zona destinada a la producción de huevo campero cocido y huevo campero trufado. Con todo, la previsión de la firma es "superar los 5,5 millones de euros de facturación en los siguientes cinco años", señalan.

Nuevas granjas

Para seguir creciendo y poder contar además con suficiente materia prima, la empresa tiene previsto ampliar las explotaciones ganaderas de las que dispone, lo que también generará nuevos puestos de trabajo y permitirá incrementar la actual plantilla, que está compuesta por 15 personas, todas ellas vinculadas al mundo rural y en particular, a la comarca de Los Monegros.

En Grañén, ampliará sus naves, lo que le permitirá pasar de 8.000 a 18.000 gallinas camperas y en Ibieca, creará otra explotación con 15.000. Las obras ya están en marcha y concluirán a finales de este año. A ellas, se unen las naves que tiene en Almuniente, con otras 15.000, así como las que tiene previsto adquirir en la localidad zaragozana de Luna. En este último caso, son cuatro granjas de 1.200 metros cuadrados. Todas son gallinas criadas en libertad, y además, alimentadas con cereales de proximidad, según detalla Conte. Y es que su apuesta empresarial es clara: "recuperar el huevo de corral de toda la vida, con ese sabor de antaño que muchos hemos disfrutado y que es sinónimo de calidad", concluye el empresario.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión