Despliega el menú
Aragón

terrorismo 

La salida de prisión de Josu Ternera indigna a las familias de las víctimas del atentado de la casa cuartel

La decisión del Tribunal de Apelación de París de sacar al etarra de la cárcel, siembra de dudas su extradición a España para juzgarlo por la acción terrorista en Zaragoza en 1987. 

Combo de imágenes del atentado de la casa cuartel y de Josu Ternera
Combo de imágenes del atentado de la casa cuartel y de Josu Ternera
HA

Pilar Ballarín no olvida. Hasta el número 11 que tiene su teléfono móvil le recuerda a diario la fecha del atentado de la casa cuartel (11 de diciembre de 1987) en el que murió su hermano José y su sobrina Silvia, de seis años, que era su ahijada. Cuando esta semana se enteró de que el Tribunal de Apelación de París dejó en libertad provisional a José Antonio Urruticoechea, más conocido como Josu Ternera, por un motivo de salud, a sus 69 años, lo primero que pensó es que «las cárceles francesas tienen médicos que los pueden tratar».

A todas las víctimas del atentado de la casa cuartel de Zaragoza, donde murieron once personas (seis de ellas menores de edad), se les abrieron los ojos como platos aquel 16 de mayo de 2019 cuando la Guardia Civil y la Gendarmería francesa detuvieron en los Alpes franceses al etarra Josu Ternera que llevaba 17 años fugado cuando lo llamaron a declarar por su participación en el atentado de Zaragoza de 1987.

Pilar Ballarín: ?De algo tan malo como este atentado salió algo buenísimo con unas flores?
Pilar Ballarín: ?De algo tan malo como este atentado salió algo buenísimo con unas flores?

El riesgo de otra fuga

«No se puede aceptar que se fugue otra vez por un motivo jurídico y no vayamos a juzgarlo en España. Ya le dijo Dios a San Pedro, el que a hierro mata a hierro muere», recuerda Pilar Ballarín, una zaragozana de 61 años que trabaja en limpieza del centro de salud de la Bombarda. «Apenas llevaba mi hermano veinte días en la casa cuartel y salía de 48 horas de guardia. Cuando sufres un atentado no tiene nada que ver con nada de lo que pueda sucederte», rememora. Aun así, confía en el equipo jurídico de la Asociación de Víctimas de Terrorismo « muy pendiente del proceso de la extradición».

Carmen Ladrón de Guevara (AVT): "La salida de la cárcel de Ternera con su brazalete telemático no influye en la decisión de su extradición" 

Carmen Ladrón de Guevara, abogada de la AVT, explica que la decisión sobre la salida de la cárcel con su brazalete telemático no influye en la decisión de la extradición ni en el contenido de su procesamiento en España. Agrega que esta decisión ya fue aprobada y la defensa del etarra lo recurrió.

Dos juicios pendientes en Francia 

Aun así, la letrada señala que la lógica lleva a pensar que «Francia tiene que celebrar antes dos juicios contra Urruticoechea para darle su oportunidad de la defensa» ya que no estuvo presente y fue condenado a siete años por pertencer a ETA y ocho años por ser del aparato político de la banda de 2011 a 2013. En otros juicios con otros etarras, los tribunales franceses no modifican los fallos.

Estas vistas orales en el país vecino podrían celebrarse el próximo otoño y de esta manera el etarra quedaría dispuesto para ser extraditado a España por el atentado de la casa cuartel de Zaragoza. Es la única causa judicial para la que el Tribunal de Apelación de París aprobó en enero de este año el proceso, a la espera de la decisión del recurso presentado por su defensa.

«Tenemos que ser prudentes aquí cuando estamos en tiempos convulsos en la Audiencia Nacional para celebrar un juicio como éste», manifestó la letrada Carmen Ladrón de Guevara, quien se encarga de la mayor parte de estas acusaciones de los dirigentes etarras en atentados históricos por resolver. Hace una semana recibió la sentencia condenatoria de la Audiencia Nacional a la histórica dirigente de ETA María Soledad Iparraguirre Guenechea, alias Anboto, a una pena de 122 años por dar la orden y los explosivos para matar al comandante del Ejército de Tierra Luciano Cortizo en León en 1995

Sumario y documentos galos  

El sumario del atentado de la casa cuartel de Zaragoza está pendiente de un informe sobre los 7.000 documentos aportados por Francia al Gobierno español en 2018 para reforzar la acusación respecto a las pruebas sobre su participación desde la dirección de ETA en los peores años. Josu Ternera fue un histórico dirigente de la banda terrorista en la década de 1970 y tras la muerte de Domingo Iturbe Abasolo, ‘Txomin’, en Argel (donde negoció con el Gobierno del PSOE) se convirtió en el número uno de la organización y en 1988 fue elegido diputado de Euskal Herritarrok en el Parlamento Vasco.

Jorge Piedrafita (AEGC): "Pedimos que declare el comando Argala, de Henri Parot, para que acrediten que Ternera ordenó el atentado"  

Primera petición al juez 

La acusación popular ejercida por la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) en el atentado contra la casa cuartel solicitó al juez Ismael Moreno que cite a declarar a los miembros del comando Argala, el grupo de etarras que lo llevaron a cabo. Su abogado, el aragonés Jorge Piedrafita, cree que es crucial que los cuatro declaren de nuevo ante el juez «para que acrediten que fue él (Josu Ternera) quien dio la orden, puesto que en el juicio contra éstos quedó acreditado que fueron los autores materiales y que recibieron órdenes de la cúpula de ETA, pero no apuntaron directamente a un mando».

«Nosotros fuimos al juicio de Henri Parot y el comando Argala porque al primero que hubo no me enteré a tiempo cuando se celebró. Estuvo la hermana de Parot detrás. Me lo dijo Maribel Franco (viuda del coronel José María Martín Posadillo y delegada de la AVT en Aragón) y hubiera querido haber hablado con ella, como con los etarras, pero estaban metidos en aquella jaula», describe Pilar Ballarín la escena del juicio por el atentado de la casa cuartel que recuerda.

Esta víctima de ETA no cree que si Ternera intervino de negociador con el Gobierno para el final de la banda eso deba influir en la justicia en el atentado de la casa cuartel. «No soy capaz de matar una mosca, pero a los terroristas les dedicaría su peor final», concluyó Pilar Ballarín, quien no deja de pasar por el monumento de la plaza de la Esperanza dedicado a las víctimas de la tragedia que marcó a Zaragoza. 

Etiquetas
Comentarios