Despliega el menú
Aragón

Opinión

La policía de balcón baja a la calle

Por
  • Esperanza Pamplona
ACTUALIZADA 01/08/2020 A LAS 02:00
USO OBLIGATORIO DE MASCARILLAS EN ARAGON / 12/07/2020 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Uso obligatorio de mascarillas en Aragón.
Oliver Duch

Cuando el virus del sida comenzó a devorar gente, sus contagiados se convirtieron en apestados sociales, en parias que perdían trabajo, relaciones y familia. Se les señalaba por la calle y se huía de ellos.

Algunas enfermedades siempre han producido ese efecto de rechazo en la sociedad. Desde la lepra hasta la peste. Nos hace falta poco para marginar, acusar y etiquetar.

Así que sobra buscar culpables. Nadie contagia la covid-19 de forma intencionada, salvo enfermedad mental. Y no se puede señalar a ningún colectivo porque cuando salgan de trabajar hagan su vida dentro de los límites marcados para toda la población.

El empeño de las autoridades por descargar su responsabilidad en esta pandemia y depositarla sobre la espalda de los ciudadanos nos está conduciendo a una suerte de estado policial popular. Los policías de balcón han bajado a la calle.

Una cosa es recordarle a alguien sus obligaciones de manera correcta, otra condenar, marginar y reprender en público como si todos hubiésemos recibido una descarga de razón absoluta aderezada con poderes del Estado no explícitos.

Esto nos ha pasado a todos, lo sufrimos todos y nadie es mejor que nadie por estar inmunizado, contagiado o a la espera de lo que pase.

Y a los que hace dos meses elevamos a los altares de la heroicidad y aplaudíamos entregados no los podemos arrastrar por el lodo porque hayamos descubierto que también son humanos.

Etiquetas