Despliega el menú
Aragón

Tercer Milenio

política

Europa sitúa a Aragón en el puesto 188 de las 268 regiones que conforman la unión

El Informe sobre la Competitividad Regional, que mide más de 70 indicadores, considera a la Comunidad como la séptima que registra mejores valores a nivel nacional

La eurodiputada electa Isabel García, este miércoles, en la sede del PSOE-Aragón.
La eurodiputada Isabel García, en la sede del PSOE-Aragón.
Guillermo Mestre

Aragón ocupa el puesto 188 de 268 del ranquin de competitividad regional de la Unión Europea y es la séptima que mejores valores registra a nivel nacional, superada por Madrid, País Vasco, Navarra o Cataluña. A nivel comunitario, el análisis de 70 parámetros sitúa a la Comunidad en un grupo donde se encuadran La Rioja, Islas Baleares, Malta, el área metropolitana de Lisboa (Portugal), las Highlands escocesas, Leipzig (Alemania), el Piamonte italiano, la Provenza y la Costa Azul (Francia). Aunque ocupe el puesto 188 de la clasificación general, se sitúa en el 99 si se tiene en cuenta el Producto Interior Bruto (PIB) y alcanza un 4 sobre 5 en el estado general de desarrollo. En una escala del 0 al 100, alcanza un 41,79.

El Índice de Competitividad Regional evalúa a cada una de las comunidades europeas en términos de innovación, gobernanza, transporte, infraestructura digital, sanidad, educación y capital humano, entre otros factores. La única europarlamentaria aragonesa, la socialista Isabel García, considera que este ranquin debe servir, "más que para compararnos con regiones vecinas", para conocer mejor "cuáles son las fortalezas" y para diseñar mejor las estrategias de trabajo para rentabilizarlas.

En los motores básicos, donde se analizan la calidad de las instituciones, la estabilidad de la macroeconomía y las infraestructuras, Aragón se sitúa en la quinta posición a nivel nacional, y en Sanidad y Educación básica se encuadra, también, por encima de la media europea.

Algo más retrasada está en educación superior y en eficiencia y tamaño del mercado laboral, donde se sitúa en una posición intermedia.

En lo que a innovación se refiere, Aragón ocuparía el quinto puesto a nivel nacional, aunque con notables diferencias entre la preparación tecnológica, donde la Comunidad destaca, y la sofisticación empresarial, donde se rebaja su posición hasta ser la octava a nivel nacional. Este sería, en opinión de Isabel García, uno de los aspectos a mejorar. "Uno de los retos es invertir en innovación, en tecnología para las empresas", asegura. Una postura que ya defendió en la anterior legislatura como portavoz del PSOE en la Comisión de Innovación e Investigación de las Cortes de Aragón, desde la que se requirió la adopción de medidas para "animar a las empresas a que invirtieran" para mejorar parámetros como la sofisticación empresarial.

Las debilidades

En la eficiencia del mercado laboral, donde Aragón está por debajo de la media, la europarlamentaria socialista apuesta por "adaptar la oferta de formación en grados superiores a las necesidades de perfil profesional que demanda las empresas para facilitar su salida al mercado laboral". Y si para eso se puede contar con fondos europeos, aún mejor. "Hay que aprovechar las oportunidades que nos va a dar la UE, que apuesta por la transición digital y tiene previsto ampliar los fondos esta legislatura", explica García, que insta a optar a financiación específica para investigación e innovación.

Al hablar de un análisis de elementos estructurales, hay parámetros como la calidad democrática en los que es difícil encontrar una gran variación de un año para otro, y hay que analizar a largo plazo cómo ha cambiado la situación.

De los once criterios analizados, Aragón destaca en Sanidad, Infraestructuras y en disponibilidad tecnológica. En calidad de las instituciones se sitúa en la media, y donde más se resiente es en estabilidad macroeconómica, educación superior, eficiencia y tamaño del mercado laboral y sofisticación tecnológica.

La evolución desde 2016

Respecto al Índice de Competitividad Regional de la UE anterior, que corresponde a 2016, Aragón ha perdido posiciones en el ranquin al pasar del puesto 173 de entonces al 188 actual. Mantiene, no obstante, el nivel 4 en el estado de desarrollo. La Rioja, la Provenza francesa y el Piamonte italiano se mantienen como regiones con más coincidencias con Aragón, y es la Sanidad el único parámetro en el que se sitúa por encima de la media europea.

Hace tres años, desde la Unión Europea se alertaba ya de las carencias de Aragón en eficiencia del mercado laboral, tamaño del mercado y sofisticación empresarial, problemas que en los tres últimos años no se han solventado. El único capítulo en el que se experimenta una tímida mejora es en infraestructuras. 

Etiquetas
Comentarios