Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

Sanidad

Miles de aragoneses cambiarán de médico de Familia a partir del próximo 16 de octubre

Casi 300 facultativos que aprobaron la última oposición tomarán posesión de sus plazas en los centros de salud.

Foto de archivo de un facultativo en Zaragoza
Foto de archivo de un facultativo en Zaragoza
Oliver Duch

Miles de aragoneses cambiarán de médico de Familia a partir de la próxima semana. Desde el día 16 y durante un mes, los cerca de 300 facultativos que aprobaron la última oposición y ya han elegido plaza podrán tomar posesión de la misma en el centro de salud seleccionado.

A los cambios generados por esta convocatoria, se sumará a final de mes el movimiento de otros aproximadamente 80 profesionales de Atención Primaria que forman parte del último concurso de traslados convocado (los facultativos solicitan voluntariamente moverse de plaza). Por ello, está previsto que se produzca así un efecto dominó entre las diferentes plazas que provocará que miles de pacientes cambien de facultativo de referencia.

Aunque es imposible conocer el número exacto de ciudadanos, un simple cálculo con unas cifras aproximadas dan una idea de la dimensión de estas convocatorias. Cada facultativo tiene asignadas entre 500 y 2.000 tarjetas sanitarias. Esto supone que solo teniendo en cuenta el mínimo de cartillas, 500, por unos 100 profesionales (sin tener en cuenta los de Atención Continuada) hacen un total de 50.000 personas. Pero todos los sindicatos consultados reconocen que el movimiento en cadena (unos se desplazan y dejan plaza libre y así sucesivamente) hará aumentar estas cifras.

En los últimos años, el Servicio Aragonés de Salud ha multiplicado los procesos selectivos para consolidar el empleo público fijo y reducir el temporal. Hace unos años, alrededor del 30% de los puestos del Salud eran temporales. El objetivo es que tras consolidar cerca de 8.500 plazas en estos últimos años se consiga reducir al 8%.

Además, con la oferta de empleo público y la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores, Sanidad intenta hacer frente a uno de los problemas más graves que padece la Comunidad aragonesa: la cobertura de puestos en centros periféricos (fuera de las capitales). Durante los últimos años, ha habido dificultades para ocupar estas vacantes y muchas de ellas se han quedado vacías, complicando la atención en esas zonas. El compromiso de la Administración es ir alternando cada año concursos de traslados y oposiciones.

Etiquetas
Comentarios