Despliega el menú
Aragón

ANIMALES DOMÉSTICOS

La DGA envía una carta a 11.000 dueños de perros para que legalicen la situación de sus animales

Se trata de perros que en el Registro de Animales de Compañía constan como vivos pero no han recibido la actualización de la vacuna contra la rabia. El Gobierno de Aragón avisa de que antes de finales de año abrirá un procedimiento sancionador a aquellos propietarios que sigan incumpliendo.

En el Registro de Identificación de Animales de Compañía de Aragón hay dadas de alta unas 289.000 mascotas. El 98% de ellas son perros.
En el Registro de Identificación de Animales de Compañía de Aragón hay dadas de alta unas 289.000 mascotas. El 98% de ellas son perros.
EFE

El Gobierno de Aragón quiere regularizar la situación de miles de perros dados de alta en el Registro de Identificación de Animales de Compañía de Aragón (Riaca) que o bien ya han muerto o bien no tienen actualizada la vacuna obligatoria contra la rabia. El Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad ha enviado una carta a 11.000 propietarios de estos animales recordándoles la obligación de darlos de baja cuando fallezcan y de volver a ponerles la vacuna antirrábica cuando esta pierda su efecto.

De momento ha sido una advertencia, pero la DGA avisa de que antes de finales de año abrirá un procedimiento sancionador a aquellos dueños de perros que sigan incumpliendo las obligaciones legales a las que se comprometieron cuando decidieron tener un animal de este tipo.

El Riaca es un registro que el Gobierno de Aragón puso en marcha en marzo de 2006 y que es gestionado por los colegios de veterinarios de Zaragoza, Huesca y Teruel. Permite identificar mediante el correspondiente microchip a cualquier animal de compañía y además proporciona una serie de datos sobre el propietario y sobre la mascota (entre ellos, las vacunas) que pueden ser consultados por las administraciones públicas, por los veterinarios y por los propios dueños

No obstante, la inscripción en el Riaca solo es obligatoria para los perros y para aquellos gatos y hurones que vayan a salir al extranjero, por lo que el 98% de los animales dados de alta a lo largo de los 13 años de vida de este registro son canes (unos 434.000). También se han ido incorporando cerca de 6.500 gatos, alrededor de 500 hurones, 500 caballos y otras mascotas de todo tipo: aves, serpientes, tortugas, lagartos, pequeños (y medianos) mamíferos…

El problema de estos datos es que muchos de los propietarios de los animales incumplen su obligación de darlos de baja en el Riaca cuando fallecen, por lo que en realidad esas cifras están infladas con ejemplares ya muertos.

“Probablemente esto se solucionaría en gran medida si tener una mascota dada de alta en el registro tuviera un pequeño coste anual, aunque fuera simbólico. Sin embargo, como es un servicio totalmente gratuito muchos dueños no comunican el fallecimiento de sus animales”, explica el jefe del servicio de Sanidad Animal y Vegetal del Gobierno de Aragón, José Manuel Corzán, quien pone como ejemplo extremo el de un perro que sigue constando en el Riaca como vivo y que ahora mismo tendría 32 años.

De hecho, entre los cerca de 289.000 animales que están dados de alta actualmente en el Riaca hay 13.000 perros que tienen más de 15 años. “Evidentemente, eso es imposible. Puede haber alguno, pero no 13.000”, destaca Corzán.

Como los dueños de los perros están obligados a comunicar su fallecimiento (igual que un posible cambio de domicilio o en la titularidad de la mascota), el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad decidió intentar poner fin a esa ‘burbuja’ de animales en el Riaca poniéndose en contacto con los propietarios de las mascotas ‘sospechosas’ de estas muertas.

“Como hablamos de cifras elevadas y los medios de los que disponemos son limitados, decidimos priorizar y empezamos enviando una carta a los dueños de aquellos perros que por edad es probable que estén vivos y que sin embargo no han sido vacunados contra la rabia una vez terminado el periodo de validez de la anterior vacuna”, explica Corzán.

Las cartas empezaron a mandarse en primavera y en total han sido enviadas a unos 11.000 propietarios, pero como muchos tienen más de un animal la cifra total de mascotas afectadas es superior. “Esperamos que a raíz de esa notificación esos dueños regularicen la situación de sus perros vacunándolos o comunicando su fallecimiento. Si no es así, antes de finales de año abriremos un expediente informativo a los propietarios que sigan incumpliendo sus obligaciones legales como paso previo al procedimiento sancionador”, avisa Corzán.

Además, el jefe del servicio de Sanidad Animal y Vegetal de la DGA no descarta el envío de nuevas cartas a los propietarios de perros más mayores. “Esta vez la prioridad ha sido que los animales vivos vuelvan a ser vacunados para evitar cualquier riesgo sanitario, pero los que tienen perros ya fallecidos dados de alta en el Riaca también están incumpliendo la normativa”, insiste.

El decreto autonómico que regula la correcta identificación de los animales de compañía considera una falta leve no comunicar los cambios que se produzcan en los datos que los propietarios de los perros deben proporcionar obligatoriamente. Por su parte, la Ley de Protección Animal de Aragón castiga las faltas leves en este ámbito con multas de entre 60 y 600 euros.

El pasado mes de junio, el Colegio de Veterinarios de Zaragoza mostró su preocupación por el "alto grado de incumplimiento" de la legislación sobre identificación de los animales de compañía dentro del sector de la caza y advirtió de que “más de 33.000 perros de caza” incumplen tanto esa normativa como la orden de rabia en Aragón. 

Etiquetas
Comentarios