Aragón

gente de la tierra

"Hay cosas que solo podemos entender gracias a la historia"

El autor Luis Gonzalvo presentó en Casa de Ganaderos su último libro, 'Lana y sal', cuyo protagonista, Atho, es miembro de esta empresa centenaria.

Luis Gonzalvo, autor de 'Lana y sal', junto a un ejemplar de su libro.
Luis Gonzalvo, autor de 'Lana y sal', junto a un ejemplar de su libro.
L. G.

Ambientado en la España medieval, el último libro del escritor Luis Gonzalvo, ‘Lana y sal’, tiene como protagonista a Atho, un pastor de Casa de Ganaderos, institución fundada en 1218 por el rey Jaime I de Aragón y considerada la empresa más antigua de España. Vinculado a esta cooperativa desde hace más de 30 años, cuando entró en contacto con ella gracias a su rico archivo documental, Gonzalvo mantiene una estrecha relación de amistad con Armando Serrano, director de la fundación ligada a esta entidad centenaria. Fue él precisamente quien le propuso inspirarse en los primeros miembros de la institución para construir el argumento de su segunda novela -tras ‘Piedra viva’- publicada este año por Editables.es.

"Todas mis novelas son históricas. Yo llevaba idea de escribir una de piratas, pero Armando me convenció", señala el autor. "Se me ocurrió a partir de que, en aquella época, la lana la embarcaban en Vinaroz hacia Flandes y Génova y los pastores se desplazaban desde Zaragoza hasta esa localidad, que pertenecía a la Corona de Aragón, porque era más barato esquilar allí a sus ovejas. De hecho, en Vinaroz llaman ‘borregos’ a los habitantes de la capital aragonesa", explica Gonzalvo, quien ha pasado los últimos años residiendo en este municipio de Castellón. "Entonces el Ebro era navegable, incluso había que pagar peajes al pasar por algunos tramos. Así conseguí que Atho, el protagonista y pastor de Casa de Ganaderos, viajase hasta Vinaroz, donde entra en contacto con piratas, y logré unir las dos tramas", comenta.

Joyero artesano y restaurador de joyería eclesiástica y nazarí de profesión, el autor destaca sobre sí mismo: "Siempre he sido muy curioso. La historia nos hace como somos y hay muchas cosas que solo podemos comprender gracias a ella". "Cuando alguien interesado en este materia comienza una investigación, acaba en el archivo de Casa de Ganaderos", concluye el escritor.

- Ir al suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios